Congreso

Había sido incluida la perspectiva de género, después la quitaron.

702 Vistas

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 18 febrero 2019.- Las comisiones del Senado de la República elaboraron un nuevo proyecto de dictamen de la Guardia Nacional que elimina varias disposiciones y condiciones que se habían contemplado en la minuta aprobada por la diputación en enero pasado. Entre ellas se encuentran: la colaboración explícita de las fuerzas armadas y eliminar la perspectiva de género.

La diputación había aprobado en el artículo 21 esta condición: “(los elementos de la Guardia) se regirán por una doctrina policial fundada en la disciplina, el acatamiento de las órdenes superiores, el respeto a los derechos humanos y la perspectiva de género en el ejercicio de sus funciones”.

En el proyecto se suprime la parte de perspectiva de género, por lo que el párrafo finaliza en el enunciado “el respeto a los derechos humanos”.

La presencia de soldados mexicanos en las calles ha dado como resultado graves violaciones de derechos humanos. Desde 2007, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha recibido más de 10 mil quejas por violaciones de derechos humanos cometidas por miembros del Ejército.

Entre 2007 y junio de 2017, la CNDH emitió 148 recomendaciones dirigidas a las fuerzas armadas de México por violaciones graves a los derechos humanos, incluidos casos documentados de tortura, tortura sexual, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales y uso ilegal de la fuerza, entre otros.

Datos de Amnistía Internacional revelan que, de cien casos documentados de mujeres presas, 72 afirmaron haber sufrido actos de violencia sexual al ser detenidas o en las horas siguientes y 33 denunciaron haber sido violadas.

Aquí un recuento de algunos casos

El 4 de junio de 1994 militares violan a tres tzetzales. En julio la SEDENA «rechaza enérgicamente las falsas imputaciones» en un boletín. A 12 años de los acontecimientos cerca de Altamirano, Chiapas, las entonces jóvenes de 12, 15 y 17 años de edad, siguen en espera de respuesta por parte de las autoridades judiciales civiles, dice la abogada Figueroa.

El 3 de diciembre de 1997, Delfina Flores Aguilar, de 28 años, y Aurelia Méndez Ramírez, de 31, indígenas tlapanecas, de Zopilotepec, Atlixtac de Álvarez, Guerrero, denunciaron haber sido violadas por cinco soldados.

En 1997, la LIMEDDH Oaxaca recibió la denuncia de 12 mujeres que habían sido violadas por soldados del Ejército Mexicano en la zona Loxicha, el caso no prosperó por intimidación de la CEDH, quien advirtió que tendrían que demostrar los hechos o de lo contrario irían a la cárcel.

El 21 de abril de 1999, Victoriana Vázquez Sánchez, de 50 años, y Francisca Santos Pablo, de 33, de Barrio Nuevo San José, Tlacoachixtlahuaca, Guerrero, fueron interceptadas y violadas en casas abandonadas.

El 16 de febrero de 2002, Valentina Rosendo Cantú también fue agredida sexualmente por ocho soldados del 41 Batallón de Infantería, en Barranca Bejuco, Acatepec, Guerrero.

El 22 de marzo de 2002, en Barranca Tecuani, Ayutla de los Libres, Guerrero, Inés Fernández Ortega, de 27 años, fue violada en su casa por 11 soldados.

El 11 de julio de 2006, más de 20 soldados asaltaron la zona de tolerancia del municipio de Castaños, Coahuila, violaron a 14 mujeres. Como en todos los casos denunciados, la justicia militar será quien juzgue a los soldados-delincuentes.

SemMéxico publicó el Recuento histórico de la presencia militar y los cuerpos de las mujeres que puede consultar en http://www.semmexico.com/gallery-post.php?id=6852

SEM/gr/sj

Comment here

Accesibilidad