COLUMNASLetra ClaraTeresa Valdés Betancourt

Hechos Horrorosos

369 Vistas

Letra Clara

Teresa Valdés Betancourt

SemMéxico, Colima, Col. 3 de mayo, 2021.- Verdaderamente  pavorosos fueron los sucesos que coincidieron con la celebración en México del 30 de abril, declarado Día Universal del Niño, cuando se conocieron  los testimonio  de un adolescente varón de hechos horrorosos de violación y abuso sexual repetido a varias víctimas, por los cuales se acusa al diputado federal Benjamín Huerta Corona, del partido de Morena, sancionado con la expulsión de las filas militantes y con la exigencia de que también, sea desaforado “de inmediato”, para que la fiscalía pueda proceder en su contra.

Resulta significativo reflexionar sobre estos actos en los cuales los niños temen denunciar la acciones de esos pederastas por los prejuicios que significan para su propia autoestima masculina, en consecuencia, resultan más conocidas las manifestaciones de violencia sexual contra niñas, adolescentes y mujeres.

El Día Universal del Niño, fue creado para conmemorar a las víctimas infantiles que perecieron durante la Primera Guerra Mundial. La Organización de las Naciones Unidas, ONU, eligió el 20 de noviembre  para recordar la fecha, pues coincide con los acuerdos de la Declaración de los Derechos del Niño, en Ginebra el 20 de noviembre de 1959, con la propuesta que cada país, estableciera un día para celebrar a los niños, con actividades que estimulen su mejor desarrollo y desde 1924, en México, se festeja el 30 de abril.

Como curiosidad de las diferencias internacionales, están las fechas de festejos en diversos países: En Argentina se celebra el tercer domingo de agosto; en Paraguay el 31 de mayo; mientras que en China el 1 de junio. Otros países como Cuba, Panamá y Venezuela lo celebran el tercer domingo de julio; en Brasil es el 12 de octubre; mientras que en Bolivia y Haití el 12 de abril. En Estados Unidos ese día se celebra el segundo domingo de junio, en Costa Rica el 9 de septiembre y en Taiwán el 4 de abril.

La Declaración de Ginebra estableció que los niños tienen derecho al «desarrollo material, moral y espiritual; a recibir ayuda especial cuando está hambriento, enfermo, discapacitado o huérfano; a que se le socorra en primer lugar en situaciones graves; a quedar exento de cualquier explotación económica y recibir una educación que le inculque un cierto sentido de responsabilidad social».

El tema del lenguaje atrae también la propuesta de incorporar a la denominación de los festejos el “día de la niña y el niño” pero, en  1995, la Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing, los países adoptaron por  unanimidad la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing para promover los derechos no solo de las mujeres sino también de las niñas.

Esta Declaración de Beijing es la primera en llamar específicamente a los derechos de las niñas. Y se aprobó nombrar  el 11 de octubre como Día Internacional de la Niña, para reconocer sus derechos  humanos.

Se trata de examinar las diferencias especialmente, las que implican  problemáticas de las niñas y niños que viven en condiciones de pobreza, discriminación de razas, etnias, culturas, en el orden social y que, en lo privado, también son víctimas de las violencias, en el seno familiar.

En los horrorosos casos que hoy están en la palestra pública, de violaciones a los niños varones, la denuncia los revictimiza igual que a las niñas pero a ellos, como victimas también les resquebraja en la opinión pública signada por  estrechos patrones patriarcales su condición de hombre y hasta su futura identidad masculina, quizás por eso, el miedo a la denuncia es mayor por parte de la familia.

El 30 de abril para el niño y el 11 de octubre para la niña, fueron y serán festejos que se realicen en conjunto, con las limitaciones que impone la pandemia. Lamentable todavía la lentitud del proceso de desafuero  contra violador diputado federal Benjamín Huerta Corona, de justamente expulsado de las filas del partido de Morena. Niñas y niños merecen lo mejor para su presente y el futuro inmediato de la sociedad, porque la igualdad es social y las diferencias son individuales y humanas.

@Letra Clara

Comment here

Accesibilidad