Mujeres

Histórica inundación en Tula Hidalgo

256 Vistas
  • La Ciudad fundada por Quetzalcóatl, renacerá
  • Los desastres naturales no afectan por igual; invisibles las mujeres

Sergio Olguín J./especial

SemMéxico, Pachuca, Hidalgo, 15 de septiembre 2021.- Angustia, impotencia y tristeza viven habitantes de Tula de Allende en el Estado de Hidalgo, y lo describo en presente porque pasarán días, semanas y meses para la recuperación, y es que el martes 6 de septiembre el lugar que según la historia fue fundado por Quetzalcóatl, vivió una de las peores inundaciones al quedar bajo el agua gran parte del centro de la ciudad y algunas colonias aledañas al río Tula, donde en cuestión de minutos los niveles alcanzaron más de metro y medio de altura.

Los Atlantes fueron testigos de un hecho sin precedentes, que tomó por sorpresa a las autoridades y habitantes que nunca imaginaron una situación como la que se vive y que hasta el jueves 9 de septiembre tenía como saldo 15 personas fallecidas, pacientes que se encontraban en el área COVID del Hospital General de Zona No. 5 del IMSS. Las pérdidas económicas al tratarse de la zona comercial más importante del municipio y la región, aunado a la grave afectación de las viviendas en este momento es incalculable. 

En alerta por posible inundación desde el 3 de septiembre.

Las lluvias en los primeros días del mes de septiembre en la región del Valle de México y la zona occidente del Estado de Hidalgo, pusieron en alerta a los diferentes municipios quienes desde el pasado 3 de septiembre debido a la creciente del río Tula hicieron un llamado a los habitantes que se localizaban en la ribera, ante una posible evacuación ya que según datos de monitoreo de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) el afluente podría superar su capacidad y desbordar.

La información de prevención fue dada a conocer en los municipios de Tula de Allende, Tezontepec y Tlahuelilpan por sus respectivos gobiernos. La alerta además exhortaba a la población evitar acercarse a los márgenes del río y transitar con precaución los puentes que se localizan sobre el afluente.

A pesar de la alerta las autoridades perdieron de vista la situación, no le dieron importancia, ignoraron aplicar las medidas de prevención, y sólo se quedó en un llamado al aire que se diluyó. En un medio nacional se le preguntó al Presidente Municipal de Tula sobre sí el acontecimiento pudo haberse evitado, sobretodo por las vidas que se perdieron en el hospital del IMSS ya que la alerta de CONAGUA se había dado días antes.

La crónica

Durante la tarde del martes 6 de septiembre fuertes lluvias azotaron la Zona Metropolitana de la CDMX y la región de Tula, los niveles del agua del río Tula comenzaron a aumentar considerablemente. A las 21:57 horas a través de su muro en Facebook el periodista Jesús González mostró su preocupación debido a la falta de seguimiento por parte del Gobierno Municipal de Tula escribiendo “… en Tula no hay información sobre cómo se encuentran los ríos que atraviesan diversas colonias y comunidades.

 En el centro de Tula vecinos han mostrado su preocupación por la falta de información en torno a las lluvias…”, ciertamente en los medios oficiales hasta ese momento no había información al respecto, cuando por ejemplo en el municipio vecino de Tepejí del Río el alcalde la estaba haciendo recorridos por los causes para emprender las acciones pertinentes.

Aproximadamente a las 22:48 horas el perfil “Sanitarios Villadonga” hacía un recorrido por la calle Prolongación 5 de mayo hasta llegar al puente que comunica el centro con la Colonia 16 de enero, mostrando que algunas viviendas a esa hora de la noche comenzaban a llenarse de agua; el nivel del río Tula era alarmante y crecía.

A  las 23:23 horas  el Presidente Municipal de Tula,  Manuel Badillo apareció en redes sociales para hacer referencia a la situación a través de su perfil en Facebook  solicitando a la población  de varias colonias en riesgo resguardarse en los albergues que se habían habilitado  “las fuertes lluvias del estado de México y de la Ciudad de México nos tienen con la preocupación ya que los cauces de agua están siendo muy abundantes, ya hay zonas como aquí en la 16 de enero en donde empieza a subir el agua”.

Para esta hora de la noche el desborde del río Tula estaba inundando poco a poco la ciudad, a las 23:27 horas Claudia Castillo a través de su cuenta en facebook transmitía en vivo la fuerza con la que el agua salía de la famosa vecindad de “El Chino” ubicada en la calle Leandro Valle.

A las 23:59 horas algunos medios de comunicación daban a conocer la inundación en el Tianguis Municipal y la famosa “Plaza del Taco”, mientras el caos se generaba en esta parte baja de la Capital Tolteca una ligera lluvia acompañaba la desesperación de los habitantes quienes que se mostraban impotentes ante la fuerza con la que llegaba el agua.  

Pasadas las 12:00 horas del miércoles 7 de septiembre la ciudad de Tula tenía encharcamientos considerables en la Calzada Melchor Ocampo, donde por cierto se ubica el Hospital del IMSS No. 5, así mismo se observa en la avenida 5 de febrero automóviles varados.

A las 00:20 horas los gritos de desesperación de los vecinos de la Calle Leandro Valle se escuchaban y el agua superaba cerca de los 70 centímetros, la corriente se dirigía hacia la calle Cuauhtémoc y la calle Héroes de Chapultepec. En cuestión de minutos estaba casi cubierto por completo un automóvil blanco que desafortunadamente no lograron mover y se comenzaron a escuchar estruendos al romperse por la fuerza del agua los vidrios de las ventanas del antiguo billar. Los habitantes desde el segundo piso de las viviendas aledañas a estas calles, no daban crédito a lo que se observaban.

A la 1:20 minutos por inundación Protección Civil de Tula ordena la evacuación de las Colonias: Rancho Chapultepec, Cruz Azul, El Chamizal, San Marcos, La Malinche, 16 de enero, Zona Centro y el Carmen.

A la 1:41 de la madrugada el caos y la desesperación de los habitantes se hacía presente, fuertes corrientes de agua salían del río Tula y el nivel de la inundación crecía rápidamente.  Casi nadie tuvo la oportunidad de salir de su casa y evacuar la zona.

La reacción de las autoridades fue muy lenta y como en todas las tragedias que han sucedió en nuestro querido México los ciudadanos comenzaron a organizarse, algunos de ellos se trasladaron en el ingreso de la Calzada Melchor Ocampo con motos acuáticas y lanchas para intentar rescatar a los habitantes que estaban en mayor riesgo. Vía redes sociales se hacía la solicitud de apoyar con lanchas de motor, ya que las lanchas de remo eran arrastradas por las fuertes corrientes de agua que seguían inundando a la ciudad.

Para este tiempo enfermeras y personal del Hospital General de Zona No. 5 del IMSS, trataban de poner a salvo a los pacientes, nadie imaginaba los daños de la inundación en el nosocomio hasta que al siguiente día se difundió la cifra de 15 personas fallecidas del área de COVID por fallas en el suministro eléctrico. En vídeos difundidos en redes sociales se pudo observar la desesperante situación, por ello es importante reconocer la labor de todo el personal.

Cerca de las dos de la madrugada el ejercito mexicano llegaba a la zona para hacer frente a lo que sería una de las inundaciones más grandes en la historia de Tula. Para las 2:50 horas la desesperación por ayudar a los Tulenses hizo que una moto acuática de Danubio Villadonga habitante del municipio quien merece todo nuestro reconocimiento por su importante labor y ayuda que desde muy temprano estuvo brindado a la población, remolcó dos lanchas; una amarrada de otra y comenzó así el rescate de algunos habitantes de la Calle Manuel Doblado y Manuel Rojo del Río.

Para esta hora el agua cubría casi por completo el primer piso de las casas. Personal del ejército mexicano y ciudadanos voluntarios vivieron momentos de angustia ya que, al regresar hacia el puente de piedra para poner en un lugar seguro a las personas rescatadas, la segunda lancha que remolcaba la moto acuática se volteó cayendo dos personas quienes fueron arrastradas por la corriente. El rescate de ellos no se pudo dar de manera inmediata ya que se tuvo que poner a salvo a la primera lancha donde viajaba una persona mayor con una máquina de oxigeno.

Después de las tres de la mañana todo fue angustia y desesperación entre la población del centro de la ciudad y los márgenes del río Tula, las autoridades estatales llegaron para analizar la situación y en conjunto los tres niveles de Gobierno afrontar la contingencia, fue la madrugada más larga para todos los Tulenses por un lado para quien estaba padeciendo la tragedia y por otro lado familiares y amigos que debido a las imágenes compartidas en redes sociales y la dimensión de la inundación  estaban preocupados la emergencia ya que no hubo tiempo de evacuar la zona. Gran parte del centro de la ciudad y colonias aledañas se quedaron sin luz eléctrica ni servicios de telefonía internet de Telmex y Telcel, por lo que se perdió la comunicación entre familiares haciendo más desesperante la situación.

La madruga transcurrió entre la llegada de apoyo de otros municipios e incluso estados y el intento por rescatar a la población. Es importante mencionar que en la conferencia de prensa que dio la tarde del 9 de septiembre el Gobernador de Hidalgo Omar Fayad, hizo saber que aún no se había terminado de rescatar a toda la población y la inundación continuaba en algunos puntos de Tula.

Por la mañana comenzaron a llegar vehículos especiales de CONAGUA y se observaron helicópteros rescatando sobretodo a personas de la tercera edad o vulnerables. El presidente de la república Andrés Manuel López Obrador sobrevoló el área afectada, así lo dio a conocer el Gobernador de Hidalgo. También estuvieron presentes funcionarios Federales como el director del IMSS Zoé Robledo, el director de la CONAGUA Germán Arturo Martínez, entre otros; el Gobernador Omar Fayad encabezaba las labores, quien en su recorrido por la zona y el hospital del IMSS terminó en el agua al voltearse la embarcación donde se trasladaba, afortunadamente no pasó a mayores.

Cerca de las cuatro de la tarde del miércoles 7 de septiembre el nivel del agua en las calles de Leandro Valle esquina con Cuauhtémoc, no había bajado y la fuerza de la corriente era de tal magnitud que parecía que colapsaría en cualquier momento las viviendas, afortunadamente nada de esto sucedió.

Dejaré hasta aquí el recuento no sin antes decir que 9 colonias fueron las afectadas en Tula y más de 31 mil habitantes, cerca de 900 elementos de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano ayudaron a las labores de rescate.

La reflexión: los desastres naturales no afectan a todos por igual; se aumenta la vulnerabilidad de las mujeres.

En esta situación de emergencia la falta de presencia de mujeres llama la atención; en la mayoría de las gráficas de las diferentes conferencias de prensa aparecieron hombres: el gobernador de Hidalgo Omar Fayad, el presidente Municipal de Tula, Manuel Badillo, el director de CONAGUA Germán Arturo Ramírez, el director del IMSS Zoé Robledo, el comandante de la 18ª Zona Militar.  No estuvieron presentes en ningún momento las presidentas tanto del DIF estatal y municipal, no fueron parte del contexto de emergencia y esto es de reflexionar. 

Otra situación que llamó la atención fue la llegada con ayuda para Tula de los integrantes de la Asociación de Presidentes Municipales de Hidalgo, mismos que fueron presentados por Omar Fayad. Ninguna mujer fue mencionada, no invitaron a ninguna presidenta municipal salvo que en la respectiva asociación no participé alguna, lo cual sería doblemente grave. Por ello quisiera hacer una reflexión en este espacio, si no sé visibiliza a la mujer, si no existe una voz femenina en un país con tendencia machista y en una contingencia como la que vive Tula o cualquier otro lugar de México, la mujer puede enfrentarse a situaciones muy adversas, más de lo que la propia naturaleza ha causado por la destrucción de sus casas y negocios. Si consideramos que según INEGI en información publicada en el año 2020 ha aumentado el porcentaje de hogares que tiene a una mujer como jefa de familia, es preocupante que, en el escenario político y gubernamental durante esta emergencia no hubo lugar para las mujeres.

Un desastre natural como el que actualmente vive Tula de Allende Hidalgo, afecta de diferente manera a mujeres, niñas, niños y hombres; la desigualdad de género se hace presente aumentando la vulnerabilidad de las mujeres, el acceso a la información y los recursos. En este sentido ONU Mujeres ha propuesto disminuir el riesgo de desastres desde una perspectiva más amplia ya que los roles y relaciones entre mujeres y hombres mismas que se establecen a través de normas culturales y sociales terminan siendo parte de la emergencia y se deben de atender de manera estratégica. Evidentemente esto implica tener presente en todo momento y lugar los derechos de las mujeres, la igualdad de género de manera proactiva y centrada en eliminar las vulnerabilidades a las que la mujer se enfrenta durante los desastres naturales.

Pareciera un tema de poca importancia, pero no lo es, a nivel mundial se ha identificado una doble condición de las mujeres frente a los desastres, por un lado, son las más vulnerables y por el otro tienen gran capacidad para movilizar a la comunidad y enfrentar de mejor manera la emergencia.  Hay que mencionar también que en la mayoría de los casos una vez que sucede un desastre natural, la carga aumenta sobre las mujeres, ya que son las que casi siempre deben de asegurar la alimentación, que la familia tenga ropa y atender a los miembros ante una situación de enfermedad.

En Tula según datos oficiales murieron 15 personas, la muerte de un ser querido trae consigo el aumento de responsabilidades en las mujeres, quienes entre otras cosas deben de atender lo relacionado al sepelio y la situación emocional de los integrantes de la familia. 

Para ello ONU mujeres propone generar políticas, supervisión y valoración de los temas relacionados a los asuntos de género, con la integración de una evaluación de vulnerabilidades, riesgos y capacidades. Se exige empoderar a la mujer en la gestión de los desastres.  En este sentido han trabajado en diferentes países en una relación gobierno-sociedad para visualizar a las mujeres, por ejemplo, en el 2014 en Serbia y en Bosnia ONU Mujeres envió asesoras y asesores en cuestión de género; en Viet Nam en septiembre de 2013 el Gobierno promulgó un decreto que provee que las mujeres pueden tomar decisiones en el Comité de Inundaciones y Tormentas. 

Es importante mencionar que ONU Mujeres cuenta con un documento informativo para reducir el riesgo de desastres sensibles al género, con el objetivo de empoderar a la mujer en escenarios de desastres naturales, buscando generar liderazgo igualitario y considerar datos comparativos entre sexos para las políticas en cuestión de prevención de desastres.

Tula: renacerá


Sin duda, Tula de Allende cuna de la cultura Tolteca, ciudad fundada por Quetzalcóatl “Serpiente emplumada” que durante años ha sido resguardada por los “Atlantes” guerreros toltecas, renacerá entre la tragedia para darle paso a un nuevo capítulo en su historia.

Quizá tuvo que suceder esta contingencia para  hablar de temas como la conciencia de género en desastres naturales y además poner sobre la mesa lo referente al desazolve del río Tula, de la presa Endhó, el proyecto de CONAGUA para revestir y reencausar el río Tula y la importancia de la colaboración con el Gobierno de la Ciudad de México y del Estado de México para compensar el recibimiento de las cargas residuales de la Zona Metropolitana con infraestructura que evite repetir estas escenas de dolor, angustia y desesperación por la pérdida de vidas humanas y el patrimonio de la gente.

Renacerá la gran “Tollan” con el apoyo de los tres niveles de gobierno, de la sociedad civil, pero sobretodo, aprovechando la enorme capacidad que tienen las mujeres para reconstruir la comunidad.

Comment here

Accesibilidad