Mujeres

Huelga Mundial de Mujeres 2021, si paran las mujeres se para el mundo

254 Vistas
  • El pronunciamiento internacional plantea cómo la pandemia evidenció y ensancho las desigualdades
  • ONU considera que la pandemia dejará en pobreza a 47 millones de mujeres y niñas

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 10 de marzo, 2021.- Hoy más que nunca, reafirmamos que, si paran las mujeres, se para el mundo.

En el comunicado por la Huelga Mundial de Mujeres 2021 se destaca el papel que las mujeres han jugado en la historia, como agentes de cambio, que han estado al frente de las luchas sociales y por los derechos humanos.

Han vuelto visible lo invisible, tomado riegos para avanzar en pos de los derechos de todos y todas, por ello deben ser oídas y no reducidas a la mera posición de beneficiarias pasivas de políticas públicas, las mujeres deben contribuir en la formación de esas políticas.

El pronunciamiento en ocasión del Día Internacional de las Mujeres, plantea cómo la Covid 19 intensificó las desigualdades y cómo las respuestas de los gobiernos, suelen estar capturados por intereses empresariales y élites políticas, de ahí que las mujeres de todo el mundo exijan alternativas económicas que se centren en la integridad de las personas y el planeta, que aseguren la justicia de género y avancen un nuevo pacto social sobre el cuidado.

La pandemia de COVID-19 debe servir como un catalizador para repensar nuestras políticas públicas de acuerdo con los derechos humanos. Queremos un cambio de sistema ¡y lo queremos ya! Plantean.

Recuerdan que en 2020, miles de mujeres participaron en huelgas y manifestaciones locales en decenas de países durante la Huelga Mundial de Mujeres y más de 200 organizaciones apoyaron su declaración política, amplificando las luchas de la mujer por la justicia en el desarrollo, la soberanía alimentaria, el trabajo y el salario digno.

En esa declaración exigieron poner fin a los abusos de las empresas, ser escuchadas, atendidas y creación de mecanismos eficaces para la protección de los derechos de las mujeres y la erradicación de la violencia con razón de género.

“Ya es hora de que los Estados desarrollen políticas amplias y holísticas que aseguren la plena participación de la mujer y el goce de sus derechos y libertades fundamentales”.

Se refieren a la crisis que provocó la Covid 19, exacerbando las denuncias de las mujeres que desde hace décadas han planteado: las violaciones interseccionales y la profundización de las crisis intrínsecas de un sistema patriarcal, racista y capitalista que ha relegado el bienestar de las mujeres y sus comunidades dando prioridad a la búsqueda perpetua de ganancias y beneficios de corto plazo. La pandemia nos recordó el papel central del trabajo de cuidado y la injusta carga de trabajo que enfrentan mujeres y niñas. El contexto de profundización de las desigualdades agudizó las discriminaciones que interseccionan en género, raza, clase e identidad.

Las mujeres y las niñas siguen llevando más de tres o cuatro trabajos de cuidado no remunerado y en muchas economías en vías de desarrollo la economía informal afecta a las mujeres de manera desproporcionada, dejándolas sin protección social y económica adecuada: no tienen licencia por enfermedad paga, ni beneficios por desempleo o no hay aportes a la seguridad social.

El pronunciamiento de la Huelga Mundial de Mujeres 2021 expone que la pandemia demostró una vez más que los sistemas económicos dependen y prosperan a costa de millones de mujeres que están relegadas a situaciones vulnerables o marginadas: trabajadoras, migrantes, campesinas sin tierra y mujeres indígenas.

“La pandemia puso de relieve que las mujeres movemos el mundo y que para que el sistema de producción se sostenga es necesaria la organización familiar, que depende mayormente de la mujer”, por ello abogan por una nueva normalidad nueva y más justa, lo que requiere de un nuevo pacto social transformador de las pautas de cuidado y solo puede llevarse a cabo con la voluntad política de quienes gobiernan.

“Ya es hora de que los Estados adopten medidas para asegurar condiciones de trabajo decentes y salarios dignos para las mujeres”.

Salud precaria

La pandemia ha dejado en evidencia sistemas de salud pública debilitados por décadas de privatización y mercantilización. La respuesta del Estado ha sido salvar la economía y no asegurar los derechos humanos, el trabajo y la protección ambiental. Según ONU Mujeres, la pandemia llevará a la pobreza a más de 47 millones de mujeres y niñas.

“Ya es hora de que los Estados aseguren el acceso universal a servicios de atención médica, incluyendo vacunas, y establezcan mecanismos sólidos contra la captura corporativa. Tenemos que frenar las reglas de comercio que impiden la capacidad del Estado de abordar la crisis”.

Violencia contra mujeres

La pandemia también significa un aumento en la violencia que enfrentan las mujeres, ya sea por respuestas militarizadas a la crisis, mayor vigilancia y represión de las defensoras de los derechos humanos o por la violencia de género, siendo que las medidas de confinamiento tienen innumerables consecuencias sobre la seguridad de las mujeres y la falta de acceso a medidas de protección.

Ya es hora de que los Estados aborden el problema de la violencia de género, integrando los efectos de la pandemia sobre la seguridad de la mujer, incluyendo sobre la situación de las defensoras de los derechos humanos.

Comment here

Accesibilidad