Internacional

India elige presidenta por segunda vez desde su independencia

244 Vistas

Paco Audije

SemMéxico/Periodistas en español, Ciudad de México. 25 de julio del 2022.- El próximo 15 de agosto (2022), cuando la India celebre el 75 aniversario de su independencia, una mujer presidirá el gran desfile tradicional que lo conmemora en Nueva Delhi.

Draupadi Murmu

Se llama Draupadi Murmu, tiene 64 años y es la segunda mujer que accede a ese puesto, en realidad con más impacto ceremonial y simbólico que poder efectivo. El gobierno seguirá encabezado por el conservador hindú Narendra Modi, como ella del Bharatiya Janata Party (BJP, Partido Popular Indio).

De modo que el poder ejecutivo seguirá en manos de Modi, aunque la nueva presidenta tenga la capacidad de rechazar proyectos de ley, obligar al parlamento a rediscutirlos o participar en la gestión y formación de los sucesivos gobiernos.

Droupadi Murmu proviene de una de las poblaciones conocidas por el término adivasi, grupos tribales que se consideran como los pobladores originarios del subcontinente, anteriores a las invasiones indoarias.

En términos históricos, lingüísticos y antropológicos, los adivasi (tribals, según el término anglófono habitualmente utilizado en la India) se distinguen, por un lado, de la mayoría que tiene lenguas maternas derivadas del sánscrito (en los estados del centro y norte); así como de la mayoría distinta de los estados del sur, donde predominan las lenguas de origen dravídico (tamil, telegu, etcétera).

Murmu es una de las personas descritas sociológicamente como tribales, que incluso no se estiman incluidas en otros grupos fuera del sistema de castas (scheduled castes, sin casta asignada, según la concepción tradicional hindú).

En el caso de los adivasi, el término habitual más utilizado es sencillamente tribal o, en términos constitucionales, procedente de las scheduled tribes. Se trata de un término paralelo pero que no designa exactamente a los mismos grupos que los scheduled castes, conocidos como intocables o dalits (término preferente) o harijans (concepto utilizado por Gandhi que provoca rechazo social en la actualidad).

Un editorial del diario The Hindu lo analiza de este modo:

-La elección de Droupadi Murmu como el 15º Presidente está llena de simbolismo. En el 75 aniversario de la independencia, la señora Murmu es la segunda mujer que ocupa la Rashtrapati Bhavan (sede de la presidencia) y el primer miembro de una comunidad tribal que lo consigue. Pertenece a la tribu Santhal y ha escalado los distintos niveles del BJP, tras demostrar su personalidad y apertura de carácter cuando ejerció el cargo de gobernadora del Estado de Jharkhand (noreste de la India).

The Hindu recuerda algunas figuras con parecidos orígenes en las poblaciones más pobres y apartadas del país que impactaron en la política india, desde que hace 101 años ya hubiera dos casos de cargos electos durante el período colonial británico.

La legalidad constitucional india declara proteger a estos grupos, normalmente apartados del flujo social y político dominante. En la delimitación federal de la República de la India se han formado también nuevos estados para precisar mejor esa protección (Jharkhand es uno de ellos). Varias leyes tratan de amparar sus culturas y sus entornos medioambientales (concesión de derechos forestales, por ejemplo).

En todo caso, esta elección presidencial, en la que sólo participan los parlamentarios de las dos cámaras federales, los de los 28 parlamentos de los estados, así como los de los ocho territorios considerados union territories (Delhi, Goa, etc), demuestra la habilidad maquiavélica de Narendra Modi, quien promueve una política de hinduismo conservador a ultranza (hindutva), que incluye esporádicos y graves episodios de acoso a las minorías, sobre todo a los musulmanes, mientras consigue que una adivasi suceda a un dalit (el presidente saliente, Ram Nath Kovind, es de origen intocable).

Queda por ver ahora si la elección de Murmu tiene algún impacto significativo. Los más pobres de los pobres recuerdan el caso del intocable B.R. Ambedkar, coetáneo de Gandhi, y redactor principal de la constitución india. El imaginario real y colectivo sobre las castas es más reducido que en el tiempo de Gandhi y Ambedkar, pero sigue teniendo un peso enorme en la sociedad y en la política indias.

Debe anotarse, sin embargo, que en aquel país de 1300 millones de habitantes, las clases sociales y las castas no son lo mismo.

No coinciden, ni se corresponden en muchos casos. Pero la diferenciación por los orígenes personales y familiares sigue pesando en el estatus personal, en el porvenir y en el reconocimiento social de cientos de millones de individuos, sobre todo en las zonas rurales. 

Draupadi Murmu ha sido elegida con el apoyo del BJP y de algunos partidos de la oposición. En el discurso oficial de Modi, «representa el rayo de esperanza de todos los ciudadanos, especialmente de los pobres, los marginados y los oprimidos».

Veremos en qué queda todo eso.

Su rival principal en la elección presidencial ha sido Yashwant Sinha, exministro de exteriores y también exministro de hacienda, a quien apoyaba la mayor parte de la oposición.

Murmu es la segunda presidenta de la India, tras Pratibha Patil (quien ejerció como presidenta en el período 2007-2012).

La nueva presidenta india ha sido maestra antes de lanzarse a la lucha política en Jharkhand (aunque ella es originaria de otro estado indio).

Draupadi Murmu tomará posesión de la presidencia a finales de esta semana. Se trata de una mujer, de la persona más joven en acceder a la presidencia de la India y de la primera que ha nacido después de que su país se convirtiera en una república independiente.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad