Congreso

Instala senadora Mónica Fernández Balboa Defensoría Jurídica para mujeres en Tabasco

763 Vistas

NOTAS CORTAS: Fin de Semana

  • La CNDH preocupada por denuncias de mujeres por abuso a sus derechos sexuales y reproductivos
  • Comisión manda recomendación a Chiapas por discriminación de mujeres indígenas y pide reparación del daño

Redacción

SemMéxico. Ciudad de México. 10 de octubre 2020.- Este fin de semana varias acciones para atajar la violencia y la discriminación de las mujeres; prevenir la violencia política en razón de género, así lo informaron  una senadora y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ante la multiplicación de crímenes contra las mujeres y la impunidad en la que viven los agresores.

La senadora Mónica Fernández Balboa instaló, este viernes, la Defensoría Jurídica para la Protección de los Derechos Políticos y Electorales de las Mujeres y demás grupos vulnerables del Tribunal Electoral de Tabasco. 

Fernández Balboa, también le tomó la protesta correspondiente a Leidy Gabriela Salvador Hernández, como titular de dicha Defensoría.  

La presidenta de la comisión de gobernación en el Senado dijo que nuestro país cuenta con un sólido marco normativo que pretende erradicar la discriminación política del género femenino en todos los niveles. 

Recordó que se han aprobado reformas a la Constitución y a diversos ordenamientos legales para incorporar la paridad de género como eje rector en la integración de todos los órganos del Estado mexicano. 

Y que a través de resoluciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se ha fortalecido y consolidado la igualdad en el ejercicio de los derechos políticos. Con ello, apuntó, hemos avanzado decididamente, dijo, en construcción de una sociedad más justa y democrática. 

Explicó, no obstante que la Defensoría Jurídica resolverá los conflictos o controversias electorales que atenten contra los derechos políticos de las tabasqueñas y los grupos vulnerables de la entidad, lo que asegurará el ejercicio democrático de tabasqueñas y tabasqueños.  

Atención a los derechos reproductivos y discriminación 

La CNDH informó ayer que investiga posibles violaciones a los derechos humanos de dos mujeres quienes se quejaron de ser objeto de prácticas médicas lesivas cuando estuvieron detenidas en el condado de Irwin, Georgia, Estados Unidos.

Atribuyen éstas prácticas al personal adscrito a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Instituto Nacional de Migración, por no haberles proporcionado ayuda.

Informó que se enteró de este caso por notas publicadas en los medios de comunicación.

Informa que ya estuvo en contacto con organizaciones de la sociedad civil de Estados Unidos y Canadá.

Personal de esta Comisión Nacional logró ubicar a las dos mujeres en México, quienes coincidieron en señalar que fueron detenidas e ingresadas al Centro de Detención del Condado de Irwin, Georgia, donde fueron objeto de procedimientos médicos que consideraron irregulares. Asimismo, detallaron que durante su estancia en ese lugar les proporcionaron los números telefónicos del Consulado de México en Atlanta, Georgia; sin embargo, nunca les contestaron ni fueron entrevistadas por funcionarios de esa representación consular.

Al ser entrevistadas por personal de la CNDH, una de ellas precisó que una vez deportada, arribó a las oficinas del INM, donde le informó al personal del Instituto que tres días antes le habían practicado una cirugía, por lo que necesitaba atención médica, ya que tenía mucho dolor, pero sólo la revisó una enfermera, quien le realizó una curación en las heridas y le dio una receta para que comprara diversos medicamentos. Una vez finalizado su trámite le ordenaron subir a un autobús que la llevaría a su destino.

Ambas mujeres coincidieron en que, a su llegada a México, tuvieron contacto con servidores públicos de la SRE, a quienes informaron del trato recibido en el Centro de Detención estadounidense, indicándoles que posteriormente se comunicarían con ellas, pero hasta el momento de la entrevista con funcionarios de la CNDH, no habían recibido apoyo, ni ayuda, por parte de las autoridades mexicanas.

En razón de los hechos, ambas mujeres presentaron queja ante este Organismo Nacional, el cual dará puntual seguimiento a la investigación y apoyo a las víctimas.

Emite recomendación a las autoridades de Chiapas

Derivada de un Recurso de Impugnación, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la Recomendación 40/2020 a la Fiscalía General, Secretaría General de Gobierno, Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Estado de Chiapas; así como al Ayuntamiento Municipal de San Cristóbal de las Casas y a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Las violaciones denunciadas en 2019 a la Comisión Estatal, que envió una recomendación que no fue escuchada. Por ello la CNDH determinó la insuficiencia de la Recomendación emitida por la Comisión Estatal y, a fin de garantizar la reparación integral del daño, solicita a las autoridades señaladas realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad institucional, a través de una disculpa pública dirigida a las agraviadas e inscribirlas en el Registro Estatal de Víctimas y otorgarles atención médica, psicológica y tanatológica, además de asistencia jurídica.

El 8 de febrero de 2019, dos personas defensoras de derechos humanos presentaron un escrito de queja ante la Comisión de Derechos Humanos local en el que denunciaron la impunidad prevaleciente en el feminicidio de una niña y la criminalización, detención arbitraria y tortura, cometidas en agravio de tres mujeres indígenas, entre ellas una adolescente, por parte servidores públicos de la Fiscalía General del Estado.

La Comisión Estatal acreditó que las mujeres indígenas fueron privadas ilegalmente de su libertad y trasladadas a una casa de seguridad de la Fiscalía General, además de que durante el trayecto sufrieron tortura física, sexual y psicológica para auto inculparse del feminicidio de su familiar.

También constató que la Fiscalía ejerció violencia institucional y de género por las omisiones detectadas en la investigación de los delitos de feminicidio, secuestro y tortura; así como la intimidación y amenazas cometidas en contra de las mujeres indígenas, sus familiares, abogadas y defensoras de derechos humanos.

Al considerar que dicha Recomendación no reparaba adecuadamente las violaciones a derechos humanos denunciadas, las víctimas interpusieron un Recurso de Impugnación ante la CNDH.

Luego de analizar el caso, este Organismo Nacional determinó violaciones a los derechos a la libertad personal, vida privada, privacidad domiciliaria, seguridad e integridad personal, psíquica y moral; a la dignidad, prohibición de la tortura, trato digno, libertad de circulación y residencia; así como al derecho de las personas a no ser desplazadas forzadamente, a la seguridad jurídica, acceso a la justicia y a la verdad, en agravio de las tres mujeres indígenas y sus familiares, así como de las defensoras de derechos humanos.

También se solicitó investigar los delitos de secuestro, detención y retención ilegal, tortura física, psicológica y sexual; diseñar e implementar un programa de atención para las personas desplazadas y coadyuvar con el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

La Recomendación 40/2020, que ya fue debidamente notificada a sus destinatarios y puede ser consultada en la página www.cndh.org.mx.

SEM/sl/IL

Comment here

Accesibilidad