Congreso

Intervención de la senadora Beatriz Paredes Rangel, entorno a la reforma electoral

263 Vistas
  • Texto íntegro de su intervención al hablar en contra del dictamen que contiene minuta con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales; de la Ley General de Partidos Políticos y de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y expide la Ley General de Medios de Impugnación en materia electoral. Sesión Ordinaria.

SemMéxico, Ciudad de México, 15 de diciembre del 2022.

Con su permiso, señor presidente.

Honorable Asamblea.

La historia de nuestro país está colmada de paradojas y de contradicciones. Así es la historia de los pueblos milenarios, de las civilizaciones de larga data.

La derrota del Imperio Azteca la condujo un puñado de europeos, pero se pudo concretizar por los miles de indígenas que se rebelaron contra el despotismo que pretendió esclavizarlos.

El levantamiento del cura Hidalgo, que devino en la Independencia, empezó con una defensa del monarca español Fernando Séptimo.

El héroe de la Batalla de Tuxtepec, Porfirio Díaz, empezó como un liberal afín a Benito Juárez y su mutación en el poder lo llevó a ser un dictador que terminó exilado fuera del país.

Ojalá no estén atrapados, compañeros, compañeras, en esas paradojas.

Ahora, dramáticamente en este vaivén en los que se convulsiona la historia patria, quien alegó la falta de democracia en el país desde lejanas elecciones estatales en Tabasco, y después permanentemente en varios momentos exigió que el gobierno sacara las manos de las elecciones demandando autonomía de los órganos electorales, presenta iniciativas que a juicio de muchos, representan una regresión autoritaria. Pero el poder transforma, a veces revela las verdaderas naturalezas.

Mucho me hubiera gustado que aquellos legisladores que se consideran demócratas hubieran propiciado un diálogo, un Parlamento Abierto, una convivencia plural entre mayorías y minorías, escuchar a los expertos, que recordarán a quienes en las filas del progresismo y de la izquierda mexicana fueron empujando la transición democrática.

Sin embargo, se optó por los viejos modos, decisiones unipersonales alimentadas por una cúpula, comportamiento vertical en las instrucciones a las bancadas afines, y cerrazón para la discusión de fondo y para cuidar el procedimiento.

Quiero dejarlo claro: estas reformas tienen vicios de procedimiento. No solo hay una discusión de procedimiento, hay una discusión de fondo y tengo la obligación personal de alertarles sobre un hecho.

Varias de las decisiones de las reformas planteadas pueden poner en riesgo la organización de las elecciones. Que no se diga que no lo advertimos a tiempo. Que no se diga que no encendimos la luz de alerta.

En primer lugar, el corrimiento de las fechas para el inicio del proceso electoral, ponen en riesgo la organización de la elección más grande que se vaya a tener en la historia de México, porque no solo no es la elección federal, sino varias elecciones estatales y municipales.

El que en lugar de iniciar en septiembre se inicia hasta noviembre, evidentemente es una pérdida de tiempo grave.

La fusión de áreas en el Instituto Nacional Electoral sin que se haya escuchado la opinión de quienes cumplen esas responsabilidades, parecería ser una arbitrariedad o una ocurrencia administrativa. Ojalá no nos pase con esa fusión de áreas lo que le pasó al país con el INSABI, porque si eso significó muchas muertes de personas, esto puede significar la muerte de la democracia.

Por eso señaló que estamos atrapados en paradojas, y que es esencial que quienes son demócratas en este Senado de la República, independientemente de su partido político, entiendan que la discusión no es si la 4T tiene derecho o no a impulsar sus proyectos. Claro que tiene derecho.

Lo que no tiene derecho es a ignorar la Constitución y a olvidar la democracia con tal de impulsar sus proyectos.

Que se gane en las urnas, con un órgano autónomo e independiente. Que se gane porque la voluntad popular acompaña. Que se gane para seguir evolucionando democráticamente. Que no se traicionen más de 30 años de los luchadores por la democracia.

Quiero -para concluir- expresar mi inconformidad por el tratamiento a los trabajadores migrantes, a los mexicanos radicados en el exterior, porque esta reforma disminuye sus conquistas, y espero que en las reformas en lo particular se pueda corregir ese gran yerro.

Finalizó citando a Francisco I. Madero, dijo el prócer democrático: “Son raros los que con el poder absoluto conservan la moderación y no dan rienda suelta a sus pasiones”. Ojalá sea la razón y no la pasión lo que motive esta reforma.

Muchas gracias

Comment here

Accesibilidad