Ejecutivo

Jóvenes, solteras y sin acceso a salud, las mujeres más expuestas y asesinadas

211 Vistas
  • Más de 39 por ciento de los feminicidios en 2021 tenían entre 20 y 34 años y no tenían estudios, además  pobres
  • La mayoría de las entidades donde suceden  son gobernadas por Morena y sus aliados donde según la Secretaria de Seguridad este el peso de la responsabilidad

Sara Lovera*

SemMéxico, Ciudad de México, 27 de julio del 2022.- Con el detalle de la información del Instituto Nacional  de Geografía y Estadística, INEGI, se puede identificar quienes son las mujeres en mayor riesgo en este país, las que pierden la vida por la violencia machista, a qué edad  fueron arrancadas de tajo de la buena vida.

Jóvenes de entre 20 y 34 años, desempleadas y sin acceso a la seguridad social, solteras en su mayoría y apenas con la secundaria concluida, son algunas de las características de la mayoría de las 3 mil 991 mujeres que fueron asesinadas en 2021.

Datos preliminares del INEGI dejan ver que los casi 4 mil decesos violentos y dolosos de mujeres contabilizados el año pasado significan la mayor cifra histórica de los últimos 31 años, donde Guanajuato y el Estado de México figuraron como los principales focos rojos, al concentrar más del 23 por ciento del total de homicidios.

El documento que engloba todos los homicidios, deja ver el perfil de las víctimas de feminicidio  que en 2021 cobró la vida de al menos 10 mujeres cada 24 horas, en promedio, destaca que el 57 por ciento  de los casos fue a causa de una agresión por arma de fuego, el 14 por ciento  fue víctima de ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación, y alrededor del 11 por ciento  murió por herida de un objeto cortante.

INEGI desglosa por estados su informe, como lo hace por sexo. Señala que el 40 por ciento de las mujeres  asesinadas tenían entre 20 y 34 años, es decir jóvenes y productivas.

Se puede leer que mayo fue el mes que concentró la mayor cantidad de homicidios, con un total de 379, 10 por ciento  de los cuales (39 casos) ocurrieron en zonas de combate al narcotráfico, como Guanajuato la entidad  o estado que concentró el 12.5% de la incidencia total  de asesinatos contra las mujeres en 2021.

El desglose de los datos muestra que mil 660 de las víctimas, equivalentes al 41.5% del total no contaba con ningún tipo de afiliación a seguridad social, y el 45 por ciento (mil 806) no contaba con un empleo.

Aunque en la mayoría de los casos (94.6%) no se especificó si hubo un antecedente de violencia familiar o de pareja, en 32 de los homicidios se comprobó que el agresor tenía algún tipo de parentesco con la víctima, cuyo perfil advierte que en su mayoría fueron mujeres que de escolaridad tenían la primaria terminada (16.2%), seguida de mujeres con el bachillerato o la preparatoria trunca, y la primaria incompleta con un 9.8 y 8.4%, respectivamente.

Otro rasgo característico resultó el hecho de que la mayoría, con un total de mil 736 (43.4% del total) eran mujeres solteras, 660 más que estaban en unión libre y 574 casadas.

También se informa que entre las víctimas hay 146 mujeres que enviudaron, 90 que estaban divorciadas y la minoría con 58 que estaban separadas.

Un total de 2 mil 110 mujeres, alrededor de 53 por ciento  de los feminicidios no ocurrieron en el trabajo, pero sí unos 171 homicidios; mientras que en 101 eran mujeres que hablaban alguna lengua indígena.

Mujeres responsables de la política de género y prevención de la violencia feminicida ahora sacan a los hombres de su casa y ya las mujeres no van a los refugios.

La responsable de la seguridad ciudadana reconoce que  “Hay un alto grado de impunidad respecto a homicidios” pero no es su responsabilidad, es la de los gobiernos de los estados, dijo.

Grupo Interinstitucional de Estrategia Contra Violencia Hacia las Mujeres y las Niñas

En la a reunión, que se hace cada día 25 de mes, consigna la periodista Diana Juárez, de la Cadera de Eva,  aludiendo a la tarea de disminuir la violencia contra las mujeres, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Ícela Rodríguez Velázquez, aseguró que sí hay un alto nivel de impunidad, pero que no corresponde a la Secretaría que dirige sino a los gobiernos de los  estados. Y puntualizó “son las fiscalías de los estados las que se encargan las órdenes de aprehensión y los elementos para ir por los delincuentes y también el Poder Judicial”, dijo.

La jefa del grupo del Ejecutivo de la seguridad nacional y también de las mujeres  fue cuestionada sobre la impunidad en casos de feminicidios y homicidios dolosos. Ante su respuesta, un reportero le replicó: “es lo que escuchamos todas las mañaneras”. Su respuesta fue lacónica.

Además, aseguró que el número de feminicidios y homicidios han ido a la baja. “Es hasta 2021 y 2022 cuando se comienza a ver una baja de delitos, no podemos hacer un comparativo porque es hasta 2021 que se analizan como feminicidios.”

“Es en 2021 cuando todas las entidades de todos los ministerios públicos comienzan a tener la tipificación de feminicidio. En estos meses, los de 2021 y 2022  se tiene registrada la cadena de delitos de feminicidio y un comparativo, antes ese delito no existía y no se castigaba como feminicidio”, señaló Rosa Ícela Rodríguez.

La tipificación del feminicidio

El tipo penal de feminicidio ingresa al Código Penal para el Distrito Federal (CPDF) en julio de 2011. Posteriormente, en junio de 2012, la figura es incorporada en el artículo 325 del Código Penal Federal (CPF).  Para 2018, según un diagnóstico de las Naciones Unidas,  señala que en 2018 ya estaba legislado en todo el país.

Caso Luz Padilla y Debanhi

Las preguntas sobre el caso de Luz Raquel Padilla, la madre que sufrió ataque con sustancia corrosiva,  en Jalisco, y sobre el caso Debanhi Escobar  en Nuevo León, rondaron en la conferencia de este 25 de julio, por ser día Naranja, un día para actuar, generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas.

“Hemos estado trabajando dialogado y trabajando con la Fiscalía de Jalisco, se tiene que respetar la secrecía, no podemos advertir, pero reiteramos que estamos con todos los sentidos trabajando en este tema”, dijo Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

“300 agresores han sido apartados”

En el caso del Estado de México, la fiscal Central para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género del Estado de México, Dilcya García Espinoza de los Monteros, aseguró que se estaba trabajando en diversos programas para erradicar y prevenir la violencia contra las mujeres.

En la conferencia informó que sacaron a 300 agresores de las casas, siendo que antes se sacaban a las mujeres para resguardarlas.  Sin embargo, se le preguntó cómo  con esa táctica, se aseguran que las mujeres no volverían a  sufrir agresiones.

Dilcya García Espinoza de los Monteros explicó que «esta medida es primaria, cuando se identifica la situación de violencia para poner los derechos y seguridad a la víctima a resguardo y no sean ellas quienes se tengan que mover. Hay muchos caminos que se pueden seguir y todo depende de la investigación”, apuntó.

“Si fueron feminicidios o violaciones, los agresores se van a la cárcel. Cuando son lesiones, no te da para prisión oficiosa, se hacen otras medidas de protección como la advertencia tácita y si acerca, por desobediencia se puede meter a la cárcel”, aseguró.

El registro de denuncias de profesores agresores es una respuesta del ejercicio de sensibilización que se hace en el Estado de México, aseguró la fiscal.

Por su parte, la secretaria de las Mujeres del Estado de México, Martha Hilda González Calderón explicó:

“Por eso es tan importante la transversalización, mecanismo de prevención se ponen todo este tipo de delitos, son más visibles y los niños (y niñas)  están conscientes de cuáles son los límites de su cuerpo. Así como hay maestros, que necesitamos estar boletinando y estar tomando previsiones debe haber una atención psicológica al agresor”.

En cuanto a la temática de los refugios, la comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres de la Secretaría de Gobernación, Fabiola Alanís Sámano, aseguró que se ha trabajado de forma conjunta con los estados quienes han tenido una buena respuesta para otorgar recursos. Sin embargo, la mayoría de los refugios son gestionados por la sociedad civil, apuntó.

2021 en  siete estados se rompió el  récord de homicidios

El informe global de INEGI señala que en 2021 se registraron 35 mil 625 homicidios  en todo el país, se trata de una reducción de alrededor del 3 por ciento respecto a los homicidios de 2020; sin embargo, no fue lo mismo para siete entidades donde se alcanzó la mayor cifra de muertes violentas de las últimas tres décadas. Fue en Baja California, Michoacán, Morelos, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas, la mayoría bajo gobiernos de Morena o partidos aliados.

En esas entidades se concentró  un total de 11 mil 337 homicidios, equivalentes al 32 por ciento  del total nacional; y  rompió el récord con la mayor cantidad de homicidios desde los años 90.

Entre los casos más críticos, tanto por la cantidad de homicidios con los que cerraron el año anterior como por el porcentaje de incremento se ubicaron los estados morenistas de Baja California, Michoacán y Sonora, este último gobernado por el extitular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, donde al comparar la situación actual con los decesos de hace 10 años se reflejan alzas de 301, 214 y 285 por  ciento  respectivamente.

En cuanto a la tasa de homicidios por cada 100 mil personas, los estados con los mayores índices al corte del año fueron Zacatecas, con una tasa 109, es decir más de un 289 por ciento  en comparación con la tasa nacional que en 2021 fue de 28; seguidos de casos como Baja California, Colima, Chihuahua, Guanajuato y Sonora, con tasas de homicidios que van del 86, 82, 73 y 70, respectivamente.

La violencia se mantiene como la principal causa de la mayoría de los homicidios registrados tanto por las fiscalías del país, cuya estadística es actualizada cada mes por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, como por los certificados de defunción que contabiliza el INEGI.

El informe dado a conocer este martes  indica que 24 mil 307 homicidios, equivalentes a más del 68 por ciento  del total, fueron a causa de agresiones por arma de fuego y otras armas «no especificadas», mientras que 3 mil 608, alrededor del 10% se debieron a una “agresión con objeto cortante”.

Pese a ello, para Rosa Ícela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, la reducción de apenas mil 148 homicidios menos que en 2020 es muestra de que “la estrategia nacional de seguridad está dando resultados” y dicha baja significa “un avance importante que refleja el resultado del esfuerzo diario”, refirió en la conferencia del mates por la  mañana.

*Con información de INEGI y de la Cadera de Eva

Comment here

Accesibilidad