COLUMNASJuego de PalabrasYaneth Tamayo Ávalos

Juego de Palabras| El servilismo de la CNDH.

224 Vistas

Yaneth Tamayo Ávalos

SemMéxico, Querétaro, Qro., 2 de noviembre, 2022.- El proyecto denominado 4t de Andrés Manuel López Obrador, se ha caracterizado por un clientelismo político que atenta contra la verdadera democracia y la representación política. *

El uso discrecional de poder y el servilismo de instituciones y partidos políticos ponen en riesgo la democracia, al dejar de lado la voluntad de la ciudadanía y ejercer a forma de dominación política la imposición reformas que solo benefician los intereses de un gobierno en turno.

La insistencia de eliminar los contrapesos que evitan el abuso de poder y la intromisión en los procesos democráticos, valiéndose del uso de instituciones para amedrentar a dirigentes de partidos y obtener el apoyo en las Cámaras del Congreso, es el reflejo de un gobierno que camina hacia un régimen autoritario.

Por ello, resulta reprobable que ahora se utilice a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para pronunciarse sobre un tema en el cual no tiene competencia, resultando absurdo que el propio órgano autónomo se preste a emitir una supuesta “recomendación” que carece de relevancia. **

Si bien, la CNDH reconoce que en el pasado la falta de limitación al poder de partidos políticos y el manejo faccioso de instituciones en los procesos electorales trajo consigo la creciente deslegitimación de las instituciones y de la política en general.

A la titular, se le olvidó que los órganos constitucionales autónomos fueron creados para fungir como contrapesos ante la falta de esa limitación. Y que estos órganos técnicos de control, no se pueden guiar por intereses partidistas o coyunturales, pues su funcionamiento no solo debe ser independiente de los poderes tradicionales, sino de los partidos o de otros grupos o factores reales de poder.

Función que claramente no está llevando a cabo, ya que su posicionamiento como titular de la CNDH se ve inclinado al actual sistema político obradorista, por lo que resulta incongruente.

De ahí que, tales acciones pongan en evidencia la intolerancia y la desbordante convicción personal con la que dichos políticos y funcionarios ejercen su labor legislativa e institucional, sometiendo a una constante tensión lo amparado por la constitución, al provocar una contradicción que afecta a los derechos fundamentales tutelados.

Si bien, el cambio en los modelos políticos, económicos y democráticos en los gobiernos, atienden a una forma de legitimar su ideología política y el poder, estos deben estar fijados por límites para que sus fines u objetivos políticos no trastoquen la democracia y soberanía.

Las actuales reformas constitucionales y la errática ejecución de políticas públicas solo devalúan los derechos de las y los ciudadanos, sometiéndolos a las reglas de su mercado político.

El ejercicio del poder político otorgado a los representantes en la toma de decisiones no debe ser absoluto ni permanente, las democracias representativas precisamente se caracterizan por la división del poder.

Depositar un poder limitado en el gobernante y establecer vigilantes, ayudará a resolver el conflicto que existe entre la necesidad de dotar de poder a un individuo para la toma de decisiones y la posibilidad de que este sobreponga sus intereses a los de la mayoría.

* El término de clientelismo se refiere al reparto de favores, bienes materiales, utilización de recursos públicos o dinero a cambio de votos o apoyo político.

** Artículo 102 constitucional. Los organismos de protección de los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano, conocerán de quejas en contra de actos u omisiones de naturaleza administrativa provenientes de cualquier autoridad o servidor público, que violen estos derechos. Estos organismos no serán competentes tratándose de asuntos electorales y jurisdiccionales.

Comment here

Accesibilidad