CulturaCultura

La Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, analizan lo que aparece en las memorias

355 Vistas
  • ¿Qué pintan las mujeres en el Museo Nacional Reina Sofía?
  • El Museo y su centro cultural lejos de cumplir la Ley de Igualdad de 2007

Redacción

SemMéxico/AmecoPress, Madrid, 25 de mayo, 2022. -La Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, plataforma que agrupa a más de 140 organizaciones de mujeres, ha analizado las memorias anuales y los datos que aparecen en la web del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (en adelante MNCARS) para valorar el grado de cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Bajo la dirección de Manuel Borja-Villel, el Museo está lejos de dar cumplimiento a la Ley de Igualdad y está diluyendo el feminismo en el fomento persistente y desmedido de la ideología transqueer.

La Ley 3/2007 obliga a promover la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, y de forma específica, a que se promocione a las mujeres en la cultura, se combata su discriminación estructural, se incentive económicamente la creación artística de autoría femenina y se promueva la presencia equilibrada de mujeres y hombres en la oferta artística y cultural pública.

Quince años después de su promulgación, ninguna de estas obligaciones se cumple en la política de adquisiciones del MNCARS, como pone de relieve el Informe del ministerio de Cultura de octubre de 2020 sobre la aplicación de esa ley en el MNCARS.

Según ese informe, “en el Plan General de Actuación 2018-2021 del MNCARS, ni tan siquiera aparece la palabra “mujer” en lugar alguno como sujeto fundamental para el desarrollo futuro del museo”.

Un incumplimiento sistemático de la Ley de Igualdad

Si bien es cierto que se ha producido un impacto positivo de la Ley de Igualdad ya que en el promedio de adquisiciones anuales durante el periodo anterior a la promulgación de la Ley (2007) solo se adquiere un 13% de obra de mujeres y con posterioridad a esa fecha el porcentaje se ha doblado hasta el 25%, las cifras están lejos de esa presencia equilibrada a que obliga la Ley.

Es desolador comprobar que durante los primeros diecinueve años del siglo XXI el MNCARS ha adquirido 3.609 obras (no se incluyen las donaciones o daciones hechas al museo) de las que tres cuartas partes (el 75,2%), corresponden a obras producidas por hombres y solo el 16,6% son obras de artistas mujeres (del resto casi un 8% son obras anónimas o que aparecen asignadas a “varios autores” y un reducido 0,5% tienen autoría múltiple, que incluye a hombres y mujeres.

Si nos detenemos en el desglose de obra por número de artistas, el MNCARS ha adquirido obra a un total de 840 artistas, de los que 676 (80,5%) son hombres y 164 (19,5%) son mujeres.

En las adquisiciones de pintura, el desequilibrio entre mujeres y hombres es aún más pronunciado: El 94% de las pinturas que se han comprado son de hombres. Solo 20 pinturas de las 320 que se adquirieron entre 2000 y 2018 pertenecen a artistas mujeres (Informe del ministerio de Cultura)
Son algunos de los datos recogidos en el dossier que ha preparado la Alianza CBM para documentar el incumplimiento de los mandatos de la Ley de Igualdad en el Museo Reina Sofía.

La brecha de sexo en el valor de las obras de las mujeres

El coste medio global de compra de las obras adquiridas entre 2000 y 2018 por el MNCARS fue de 38.257 euros promedio para las obras de artistas masculinos y desciende hasta los 16.405 euros para las obras de artistas mujeres. Lo que quiere decir que a las obras de las mujeres se les asigna un valor económico del -57,1% con respecto al valor medio establecido para las obras de los hombres.

Del análisis de las adquisiciones según tipo de obra, se concluye, como también apunta el informe del Ministerio de Cultura, que es en la compra de pintura –las obras más representativas de los museos de arte– en las que se produce la mayor diferencia. Se compra mucha menos pintura de artistas mujeres y se retribuye un 82,7% menos.

El MNCARS no solo adquiere menos obra de mujeres: la compra a un precio mucho más barato.

Una dirección que impregna el museo con lo trans-queer para desactivar al Feminismo

Una incursión en la programación permite afirmar que, como ya hizo en el MACBA, también en el Centro de Arte Reina Sofía la dirección de Manuel Borja-Villel lleva a cabo la estrategia del ilusionista, o la del trilero, ya que mientras se escatima la obra de las artistas mujeres en adquisiciones y exposiciones, en los departamentos de Actividades y Programas se suplanta al feminismo por el discurso antifeminista trans-queer.

De ese departamento han emanado, por ejemplo, el programa Junt+s y revueltas: Luchas trans-feministas (febrero- septiembre 2021); Voz a los movimientos del deseo: Taller con Serigrafistas Queer; Ley trans: vidas y derechos; ¿Queer vadis? (junio 2021); ¿Archivo queer? (julio 2017); Incitaciones transfeministas (junio 2021); Bio-trans-lab: xenofeminismo (que, al parecer, bebe de influencias del ciberfeminismo, el posthumanismo, el activismo trans*…) o el curso de 150 horas Somateca, (2013) centrado en “los movimientos feministas, antiesclavistas, de descolonización, queer, transexuales, transgénero, de “diversidad funcional” y “crip”…”, dirigido por Paul B. Preciado, activista trans, habitual desde hace años en los programas del MNCARS, donde “enseña” teoría queer en el Programa de Prácticas Críticas del Museo.

El análisis de la Alianza CBM ha documentado las muchas actividades vinculadas a la doctrina transgenerista y queer organizadas en el MNCARS.

Para 2022, el Reina Sofía ha programado un conjunto de actividades englobadas en el título 8EMES que se desarrollará de febrero a junio. La programación incluye un “ciclo de cine, encuentros, conferencias, talleres, exposiciones y miradas hacia la Colección partiendo de un enfoque diverso y transversal”.

Solo un ejemplo: En la sala 103.02., incluida en el programa, se exhiben lemas como “Orgullosamente antiblancx colonialista” o “Sexualidad trans ancestral”. Las denuncias del feminismo o sus vindicaciones, los relatos de la desigualdad o la opresión de las mujeres, ni están ni se les espera.

Una acción de pedagogía y de denuncia

El pasado domingo 22 de mayo, en el contexto de la Semana de los Museos, activistas feministas se citarán en las puertas del Reina Sofía en una acción de información, pedagogía y denuncia para desenmascarar el borrado de las mujeres en el MNCARS, la brecha de desigualdad entre sexos en sus exposiciones, adquisiciones y colecciones y la sustitución que la dirección del museo viene haciendo de las políticas a favor de la igualdad entre mujeres y hombres por doctrinas antifeministas y sexistas.

Foto: archivo AmecoPress.

Comment here

Accesibilidad