Congreso

La depresión postparto, debe considerarse un tema de salud pública: Sánchez Cordero

755 Vistas
  • Subestimada y mal atendida, la depresión postparto puede generar suicidio
  • Es un padecimiento que afecta al 13 y 15 por ciento de las madres

Micaela Márquez

SemMéxico, Ciudad de México, 13 de julio del 2022.- En el marco de los diálogos parlamentarios “Seguridad social, salud pública y depresión postparto”, que se llevan a cabo en el Senado, la presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero, lamentó que tan solo 64 por ciento de las unidades obstétricas cuenten con cuidados de salud mental, de las cuales, 37 por ciento tienen protocolos para la detección y sólo 40 por ciento, para la debida atención de la depresión postparto.

Sánchez Cordero expresó, que debe considerarse un tema de Salud Pública que merece la atención del Estado Mexicano, porque es un padecimiento que afecta al 13 y 15 por ciento de las madres y al no ser diagnosticado correctamente, puede provocar el suicidio.

También señaló que de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, 56 por ciento de las mujeres sufren este padecimiento hasta cuatro meses después del parto. 

La legisladora Sánchez Cordero, recordó que presentó una iniciativa por la gravedad de la indebida atención que puede generar hasta en suicidio de la madre que padece depresión postparto y que tiene por objeto generar espacios de orientación y la atención psicológica, sobre todo en los casos de embarazos de alto riesgo que provocan altos niveles de estrés.

Hizo mención que en las décadas de los 60 y 70, no estaba detectado este problema sino que fue hasta después de los años 80, cuando se iniciaron las investigaciones y conocimiento de la depresión postparto.

En ese entonces, dijo, “si las mujeres después del parto sentíamos alguna tristeza o algún tipo de, digamos, de falta de autoestima por el aumento de peso o por cualquier otro motivo, no teníamos oportunidad ni siquiera de tener la detección de esta depresión postparto que debe verse como un problema de salud pública.” 

La legisladora consideró que este tema debe analizarse profundamente, porque las madres no se dan cuenta de que están inmersas en la depresión y que es un problema que también está ligado a la violencia obstétrica, que se va a analizar también el Senado, de la cual también tiene una iniciativa. 

Por su parte, Norma Angélica San José Rodríguez, del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, refirió  que la atención psicológica no inicia ni termina con el embarazo, sino que responde a las expectativas de género y supuestos en los que se espera que cada una de ellas atienda acciones específicas para las cuales quizá no estén preparadas. 

Mientras que María Asunción Lara Cantú, del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, subrayó que la depresión posparto es un problema prioritario de salud pública por tres razones: genera un sufrimiento grande a la madre; tiene una alta prevalencia, de aproximadamente un 13 por ciento en el país y por las consecuencias que este trastorno conlleva.  

Especialistas en el tema destacaron la necesidad de darle prioridad a este padecimiento, el cual no debe subestimarse, por lo que es necesario, realizar todos los esfuerzos para detectar la sintomatología y otorgar el tratamiento adecuado, así como sensibilizar y capacitar al personal del área de salud, como señalaron los titulares de la Dirección de Promoción de la Salud y la Dirección de los Servicios de Atención Psiquiátrica, Ricardo Cortés Alcalá y Juan Manuel Quijada Gaytán.  

Aremis Villalobos, del Instituto Nacional de Salud Pública, hizo énfasis en la falta de conocimiento sobre los síntomas y las posibilidades de tratamiento, por lo que pidió que se evalúen y desarrollen los recursos de resiliencia que permitan a las mujeres manejar mejor las demandas de la maternidad.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad