Rita Imelda Fernández González

La imagen de las mujeres en la campaña electoral 2018

854 Vistas

• Los retrocesos que vienen: las mujeres como madres y esposas

• En las campañas, las mujeres imágenes conservadoras y estereotipadas

Rita Imelda Fernández

SemMéxico, 25 febrero 2018.- El 17 de octubre de 1953, después de décadas de insistencia del movimiento feminista y de mujeres, se publicó en el Diario Oficial el nuevo texto del Artículo 34 Constitucional que reconocía a las mujeres como ciudadanas. A partir de esa fecha todas las mexicanas podríamos votar, pero también ser votadas. En este 2018 por primera vez en la historia se elegirán más de tres mil cargos de representación popular bajo el principio de paridad. 

Pero la inclusión de las mujeres a los espacios de poder no se trata solo de números 50 % y 50 % y es que no solo para México es un reto la incorporación de mujeres a espacio de poder. En el mundo las mujeres son subrepresentadas y su incorporación a la toma de decisiones tiene en los países más adelantados 150 años, contra los milenios de dominación masculina en todos los rincones del mundo. 

Por ello no sorprende que las campañas políticas de mujeres en México 2018 sean abordadas de manera conservadora y estereotipada. Este fenómeno es lo que conocemos como sociedades formalmente igualitarias sin igualdad real, como escribía una chica en Twitter refiriéndose al futbol: “Antes no nos dejaban jugar, ahora jugamos, pero no nos pasan el balón” y justo eso es lo que ahora pasa en la política y si no me creen vean las imágenes donde los ungidos presidenciables se encuentran rodeados principalmente por hombres y entre ellos unas cuantas mujeres salen en la foto. 

En las siguientes semanas las campañas políticas serán más fuertes y visibles y podremos ver más sesgos de género en la puesta en marcha de las campañas. Hoy ya es notorio que la campaña de Alejandra Barrales candidata a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México es apostar por exaltar su maternidad, elemento que no tiene nada que ver con la política, pero que para sus consultores en marketing es un rasgo que debe ser llevado a la arenga. Un error en una ciudad donde las mujeres ya no quieren seguir siendo vistas solo en el rol estereotipado de madres. 

Otro juego que se hace desde las campañas políticas es usar a las esposas de los presidenciables para conectar con la gente, pero nuevamente se hace esto desde el estereotipo de buenas esposas como es el caso de Juana Cuevas (pareja del aspirante por el PRI) quien es tan sencilla que va ella misma al super o la pareja de Obrador –Beatriz Gutiérrez Müller- que es tan inteligente que será la primera dama que tendrá doctorado pero que nunca ha sido una sombra para su esposo. 

En las siguientes semanas compartiré más reflexiones sobre las campañas políticas y la imagen de las mujeres en ellas, porque es claro que para el marketing las mujeres somos objetos al servicio de otros, pero este modelo no podrá ser sostenido la sociedad ya ha evolucionado y lo mismo tendrá que hacer el marketing político para proyectar la fuerza de las mujeres y su llegada a la política. 

SEM/rf/sje

@RitaIFdz

Comment here

Accesibilidad