Congreso

La omisión y la negligencia mandan un mensaje de permisividad a los agresores

812 Vistas
  • Diputada pide postura clara al Presidente sobre la violencia contra las mujeres
  • Lorena Villavicencio Ayala se pronunció por el respeto al presupuesto para la igualdad
  • Llamó a la cámara, a las mujeres y a las feministas a dar una respuesta contundente a las víctimas directas e indirecta del feminicidio

Sara Lovera

SemMéxico. Cd. de México. 22 de septiembre de 2020.- La diputada morenista Lorena Villavicencio Ayala exigió al presidente de la República un compromiso y una clara postura frente a la violencia contra las mujeres y la igualdad; llamó a que la Cámara de Diputados apoye a las mujeres que han protestado y tomado las instalaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y a todas las mujeres, las feministas y las legisladoras a que defiendan el presupuesto para la igualdad.

En conferencia de prensa y en su calidad de legisladora, exigió que dé una respuesta contundente a las mujeres; se aclare la postura de los órganos del Estado frente a la violencia contra las mujeres, porque con su actitud la acrecientan y advirtió que con su indiferencia están enviando un mensaje de permisividad a los agresores.

Denunció que las mujeres “estamos en completa indefensión”, donde no se hace esperar la violencia institucional; afirmó que ello involucra a los tres poderes, a los tres niveles de gobierno y a los organismos autónomos como la CNDH. 

De cara a los medios de comunicación, dijo vehemente, “no podemos permitir que las políticas incluidas en el anexo 13 que tienen como objetivo garantizar la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres y erradicar la violencia sean afectadas presupuestalmente. Tenemos que ampliar los presupuestos a favor del grupo poblacional mayoritario en este país que somos las mujeres”

También evidenció a la violencia institucional, llamó omiso al sistema de justicia, y reiteró que  actúan como fuentes de promoción de la violencia contra las mujeres; planteó el peligro que significa la militarización del país.

Para Lorena Villavicencio Ayala hay una forma de evitar la toma o desalojos de edificios por parte de feministas y víctimas indirectas del feminicidio: es sencillo “reparando el daño” y realmente garantizar el derecho a una vida libre de violencia que cruza por la prevención, por la atención, por la sanción, la reparación y la   erradicación de la violencia.

Relató que el 3 de septiembre ante la indiferencia de la autoridad, la omisión del sistema de justicia en los diferentes niveles de gobierno y la negligencia o actuaciones deficientes de los organismos de derechos humanos, el movimiento amplio de mujeres y feministas decidieron tomar  simbólicamente estas instituciones que no sólo no han asumido su responsabilidad en la defensa y acceso a la justicia a víctimas de violencia feminicida, y a víctimas indirectas del feminicidio, sino también han violentado y acrecentado la violencia al mandar un mensaje de impunidad a los agresores.

La violencia institucional también promueve la violencia al mandar un mensaje de permisividad a los agresores. Violencia que se recrea también con la militarización del país y con la creciente presencia del crimen organizado, que pactan su fidelidad al interior de estos grupos sobre los cuerpos de las mujeres. 

Explicó que el sentido de apropiación sobre las mujeres, que nos convierten en objetos, y la reproducción de esta cultura que no reconoce en las mujeres su plena autonomía como seres completos, donde nuestros derechos no están siendo garantizados y plenamente reconocidos, refuerzan esta cultura de violencia contra las mujeres.

Dijo contundente: “exijo en mi carácter de representante popular y feminista, que esta Cámara de Diputados se pronuncie claramente apoyando las causas legítimas de las mujeres que están involucradas en estas tomas simbólicas de algunas instituciones.

Luego dijo que la responsabilidad involucra a todos los niveles de gobierno, a los congresos locales, a los sistemas de justicia federal y estatal, y a las comisiones de derechos humanos de todo el país.

Ahí fue cuando señaló: esto cruza también por un mensaje claro al presidente de la República y de la Cámara de Diputados donde nos comprometamos a garantizar estas políticas indispensables para lograr una vida libre de violencia, estén incluidas con suficiencia en el presupuesto que aprobaremos en las próximas semanas.

“No podemos permitir que las políticas incluidas en el anexo 13 que tienen como objetivo garantizar la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres y erradicar la violencia sean afectadas presupuestalmente. Tenemos que ampliar los presupuestos a favor del grupo poblacional mayoritario en este país que somos las mujeres.”

Hizo un llamado para darles respuesta contundente a las mujeres para garantizar una vida libre de violencia y el acceso a la justicia.

Convocó a las mujeres y a las feministas a que apoyemos un presupuesto que coloque nuestras exigencias como prioridad en las políticas públicas de este país.

La estadística sobre los distintos tipos de violencia contra la mujer es reveladora. De acuerdo con la encuesta sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), elaborada por el INEGI, mostró que:

  • De los 46.5 millones de mujeres de 15 años y más que residen en el país, se estima que el 66.1% de ellas (30.7 millones) han padecido al menos un incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o discriminación en los espacios escolar, laboral, comunitario, familiar o en su relación de pareja.
  • En el ámbito de la pareja es donde ocurre con mayor frecuencia la violencia contra las mujeres, ya que el 43.9% de las mujeres que tienen o tuvieron pareja, han sido agredidas por su pareja en algún momento de su vida marital, convivencia o noviazgo.
  • En espacios públicos (la calle, el parque y el transporte, entre otros) donde 38.7% afirmaron que fueron víctimas de actos de violencia por parte de desconocidos.
  • En el ámbito laboral, 26.6% de las mujeres, que trabajan o trabajaron alguna vez, ha vivido algún acto violento, de tipo sexual, discriminación por razones de género o de embarazo.
  • Respecto al abuso sexual en la Infancia, 9.4% (4.4 millones) de las mujeres de 15 años y más, afirmaron haber sufrido este tipo de agresión.
  • El promedio nacional de la violencia en mujeres se ubicó en 66.1%, no obstante, 5 entidades están por encima de la media nacional: Ciudad de México (79.8%), Estado de México (75.3%), Jalisco (74.1%), Aguascalientes (73.3%) y Querétaro (71.2%).
EN VIVO / Conferencia de prensa de la diputada Lorena Villavicencio (Morena)

EN VIVO / Conferencia de prensa de la diputada Lorena Villavicencio (Morena)

Posted by Cámara de Diputados – H. Congreso de la Unión on Tuesday, September 22, 2020

Comment here

Accesibilidad