Congreso

La política fiscal discriminatoria y violatoria de derechos humanos, sostiene la acción de inconstitucionalidad que fue admitida por la SCJN

672 Vistas
  • Propuesta por 169 diputadas como parte del movimiento #MenstruaciónDignaMéxico
  • La Cámara de Diputados se negó a quitar el IVA  a los productos de gestión menstrual, profundizando la brecha de desigualdad.

Sara Lovera y Lizbeth Álvarez Martínez.

SemMéxico, Cd. de México, 2 de febrero  2021.-. Hoy se conoció que  la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió la acción de inconstitucionalidad, en contra de la tasa del 16 por ciento de IVA a productos de gestión menstrual, presentada por 169 diputadas y diputados el pasado 28 de diciembre.

Esa acción busca garantizar el acceso a la justicia de mujeres, niñas, adolescentes y personas menstruantes, mediante el reconocimiento de que la tasa del IVA es discriminatoria, incrementa la desigualdad entre hombres y mujeres, y está encaminada a obtener recursos a partir de la menstruación de las personas. Este impuesto –que puede ser inconstitucional-afecta a 63 millones de mexicanas.

En conferencia de prensa, que presidió la diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle Martínez, se dijo que una posibilidad de que la Suprema Corte, estudie y decida sobre esta acción de inconstitucionalidad, abriría otras puertas para discutir en el legislativo, cambios a la Ley del Iva y la discusión de una iniciativa que propone la gratuidad de estos productos, en los que millones de mujeres mestruantes gastan hasta el 28 por ciento de sus recursos.

Desde el movimiento #MenstruaciónDignaMéxico, dijo en la Conferencia de Paulina Castaño Acosta, se sostiene  que la gestión menstrual no es un lujo, es una necesidad fisiológica que no debe implicar una tributación diferenciada. Asimismo, urgió  a transformar la política fiscal actual a una con perspectiva de género que abone a la erradicación de las desigualdades sociales.

La acción de inconstitucionalidad es el resultado de la negación, por parte del Legislativo, a la iniciativa de reforma para eliminar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los productos de gestión menstrual durante la negociación del Paquete económico 2021.  Al limitar su acceso con una tasa impositiva del 16 por ciento, la Cámara de la Paridad, -Diputados-  está reafirmando una visión que permite que el género se constituya en un factor que dificulte a las mujeres  ejercer derechos como el trabajo, la educación, el mínimo vital y el derecho a una vida digna.

Las participantes, 5 diputadas, la abogada Luisa Conesa Labastida, quien encabezó la construcción del alegato ahora admitido por la Suprema Corte, celebraron  celebramos esa admisión, que representa un primer paso para alcanzar una justicia de género en México y corregir una de las discriminaciones históricas que han padecido las mujeres, niñas, adolescentes y personas menstruantes.

Apenas el lunes, en  la conferencia matutina, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero Dávila,  cuestionada sobre la iniciativa y la acción de inconstitucionalidad que entró a la Corte el 28 de diciembre, dijo que la iniciativa para eliminar impuestos a los productos de gestión menstrual, conocida como Menstruación Digna, sería importante siempre y cuando sí tenga un impacto en el precio final de estos artículos.

“Efectivamente, este es uno de los grandes temas que tendremos que revisar con toda puntualidad y oportunamente porque, efectivamente, este podría ser un tema que, si bien afectaría las finanzas públicas…por la eliminación del impuesto,  impactaría realmente en el precio de los productos. 

Las diputadas y las integrantes #MenstruaciónDignaMéxico, consideraron bueno que el tema fuera abordado por Sánchez Cordero, un asunto que ahora decidirá la SCJN, y dijo la suplente en la mañanera, que “yo creo que habría que también tener mucho cuidado de que, efectivamente, todas estas empresas tanto que son fabricantes, sobre todo de toallas sanitarias, en fin, como también las distribuidoras y las farmacias en donde se venden y en los súpers” efectivamente impacte sobre el precio último a las mujeres.

Las declarantes de esta mañana, dejaron claro, que están dispuestas a abrir mesas de discusión, avanzar en la discusión del carácter discriminatorio de la Ley de Ingresos y la política fiscal, y otros temas que puedan realmente apoyar a las mujeres, las más pobres; a las estudiantes que pierden clases; hacer campañas de no estigmatización de las mestruantes.

En septiembre de 2020, diputadas de la coalición de Igualdad de Género, de diversos partidos políticos presentaron la  iniciativa que buscaba eliminar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16 por ciento a productos de higiene menstrual. Considerando desde  una perspectiva de derechos humanos e igualdad el tratamiento fiscal es discriminatorio y atenta contra el acceso a la salud, mínimo vital, vida digna, trabajo y educación de mujeres, niñas, adolescentes y personas menstruantes.

No obstante, el 21 de octubre, aunque 169 legisladoras, el 33 por ciento de la asamblea, apoyaron la propuesta, un bloque de legisladores de Morena impidió que avanzara el documento.

Ante esto, el 28 de diciembre de 2020, legisladoras y el colectivo Menstruación Digna presentaron una acción de inconstitucionalidad en busca de la eliminación de impuestos a estos productos.

Algunas consideraciones, que para las diputadas, Mónica Sobrado Rodríguez,  y Pilar Ortega Martínez de Acción Nacional;  Lourdes Erika Sánchez  Martínez del PRI, Verónica Juárez del PRD y Martha Tagle Martínez de Movimiento Ciudadano, señalan que en  México las políticas públicas y tributarias carecen de perspectiva de género y derechos humanos, mientras hombres y mujeres continúen enfrentando realidades socioeconómicas diferentes, los sistemas tributarios -que son neutros al género-, las afectan  manera diferenciada.

Explicaron en la conferencia de prensa que una mujer menstrúa 2 mil 535 días de su vida, aproximadamente, el equivalente a 7 años seguidos, y tiene un gasto  del 28 por ciento  en productos de gestión menstrual.

Según datos del INEGI, más de 63 millones de mujeres, niñas y adolescentes en México -entre 15 y 50 años- menstrúan en la actualidad. De ahí, de acuerdo a la investigación realizada por  Fundar, 4 de cada 10 vive en situación de pobreza multidimensional. Por ello “los impuestos al consumo afectan de manera desproporcionada a las mujeres y personas menstruantes que tienen que hacer un gasto adicional para gestionar su menstruación”, afirmó Paulina Castaño Acosta.

Este grupo de mujeres busca disminuir las desigualdades estructurales que impiden vivir una menstruación digna. Por ello legisladoras de todos los partidos y organizaciones de la sociedad civil presentaron la iniciativa Menstruación Digna México, buscando eliminar el IVA a productos de gestión menstrual. Aseguran que el impuesto a toallas sanitarias, tampones y copas menstruales es discriminatorio.

Ahora el tema lo decidirá la Suprema Corte de Justicia.

Comment here

Accesibilidad