Ejecutivo

La versión de las autoridades es que Miryana tomó un lazo en la casa de su madre y se dirigió al puente, donde se ahorcó.

911 Vistas

Redacción

Itzel Grajales

SemMéxico. Tuxtla Gutiérrez, Chis.- La Fiscalía General del Estado (FGE) reculó. Araceli, la adolescente que hallaron muerta en una calle del barrio de Fátima, en San Cristóbal de Las Casas, no murió porque se broncoaspiró al consumir un alimento; la asesinaron tres hombres, después de drogarla y violarla: fue feminicidio, dictaminaron este martes.

El 17 de febrero, solo un día después del hallazgo, la FGE informó a través de un comunicado que, tras realizar al cadáver la necropsia de ley, determinó que la causa de muerte fue la obstrucción accidental de las vías respiratorias con comida.

Además, la dependencia a cargo de Jorge Luis Llaven Abarca mencionó que el cuerpo despedía olor etílico y afirmó que no encontraron en él signos de violencia.

Lo que no mencionó en esa ocasión fue lo que reportaron algunos medios de comunicación locales: la chica fue encontrada sin zapatos, con la blusa a la altura de los senos, y con la pantaleta al revés.

Esta versión oficial causó la indignación de grupos feministas de la entidad que acusaron al gobierno del estado de realizar pruebas periciales al vapor; y de explicar los hechos con base en prejuicios que culpabilizan a las víctimas.

Sin embargo, este martes, la Fiscalía se contradijo. En un nuevo comunicado, aseguró que Araceli fue drogada, violada y asesinada por tres hombres: Franco Leonel “N”, Lenin Bulmaro “N” y un menor de 17 años.

“Como seguimiento de las diligencias periciales, entre ellas las pruebas ginecológicas y toxicológicas, esta Fiscalía logró acreditar que la víctima fue violada y obligada a consumir alcohol y droga por sus victimarios.

Los detenidos obligaron a ingerir bebidas embriagantes y droga a la hoy occisa, luego abusar sexualmente de ella y de su acompañante, para después envolver el cadáver en una sábana y abandonarlo en la vía pública, donde fue localizado”, apuntó.

Con la misma celeridad, un día después de encontrar su cuerpo sin vida debajo de un puente de la ciudad de Tonalá, el 05 de febrero de este año la FGE aseveró que la maestra Miryana Ivette Saldaña Castillo se suicidó.

En este caso, la versión de las autoridades es que Miryana tomó un lazo en la casa de su madre y se dirigió al puente, donde se ahorcó. Sin embargo, sus familiares y amigos se manifestaron en al menos dos ocasiones para exigir justicia porque consideran que se trata de un feminicidio.

Comment here

Accesibilidad