Mujeres

La violencia contra las mujeres en el trabajo sigue vigente, señala el IMCO

222 Vistas
  • Propone acciones como permisos de paternidad extendidos y corresponsabilidad en los cuidados.
  • 3 de cada 10 mujeres han enfrentado violencia laboral a lo largo de su vida.

Elda Montiel

SemMéxico, Ciudad de México, 8 de septiembre del 2022.- En el análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2021 dada a conocer el pasado 30 de agosto por el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía, se destaca que la violencia de género limita la participación de las mexicanas en el mercado laboral.

Siendo la discriminación, la principal, al tener menos oportunidades para ascender y menos sueldo que los hombres, el 73 por ciento de las mujeres desconocen la existencia de algún protocolo en su trabajo a pesar de la NOM-035 que entró en vigencia en 2019, y la proporción de mujeres que denuncian o piden apoyo fue del 8 por ciento, para no darle importancia o por miedo a represalias.

La violencia hacia las mujeres en los centros de trabajo representa una barrera para que permanezcan dentro de la economía, ya que tres de cada 10 de ellas han enfrentado violencia laboral a lo largo de su vida, y dos de cada 10 reporta vivirla en el último año. Esta proporción se redujo 1.7 puntos porcentuales entre 2016 y 2021.

De acuerdo con el ENDIREH, el 18 por ciento de las trabajadoras han enfrentado al menos un acto de discriminación a lo largo de vida, y este porcentaje aumenta hasta el 24 por ciento entre las mujeres de 25 a 34 años.

Hoy las mujeres son más propensas a trabajar que hace cinco años, ya que la proporción de mujeres que reporta no haber trabajado entre 2016 y 2021 cayó de 28.9% a 20.7 %.

A nivel nacional, se presenta una gran disparidad de violencia laboral, al interior del país oscila entre 17.1 % como en Chiapas, y el 37.8% como en Coahuila.

Los estados donde más mujeres apoyan la corresponsabilidad económica del hogar tienden a una mayor participación en el mercado laboral. Ejemplo de esto son Baja California Sur con 83 por ciento, Colima con 82 por ciento y la Ciudad de México con 75 por ciento, donde la mayoría de las mujeres creen en la corresponsabilidad económica del hogar y cuentan con altas tasas de participación económica de las mujeres, de 57, 55 y 50 por ciento, respectivamente.

Una menor proporción de mujeres en las generaciones jóvenes tiende a considerar que la responsabilidad del sustento económico del hogar debe recaer en el hombre.Mientras que 17 por ciento de las jóvenes entre 15 y 24 años de edad así lo consideran, este porcentaje aumenta a 41 por ciento entre las mujeres mayores de 64 años. 

Existen cambios generacionales sobre la opinión de roles femeninos y masculinos, aunque por los roles tradicionales, las mujeres destinan 2.6 veces más tiempo a tareas del hogar y de cuidado. Lo que limita el tiempo que tienen disponible para dedicarlo a actividades económicas.

  • 91 por ciento de las mujeres opina que, mujeres y hombres deben ser los responsables del cuidado de las hijas y/o de los hijos, personas enfermas y adultos mayores. 
  • 86 por ciento de las mujeres consideran que, mujeres y hombres deben ser responsables de las tareas de la casa.
  • 76 por ciento de las mexicanas consideran que, la responsabilidad de llevar dinero a casa corresponde tanto a mujeres como a hombres, mientras que el 23 por ciento y el 0.8% opina que es responsabilidad exclusiva del hombre o de la mujer, respectivamente.

De acuerdo al IMCO, a pesar de los avances para sumar a más mujeres a la economía, los cambios han sido lentos, y ellas, enfrentan condiciones poco equitativas en el mercado laboral, situación que frena el potencial económico del país.  

En México solo cuatro de cada 10 mujeres tienen o están en búsqueda de un empleo remunerado. Esta participación laboral de las mujeres, está por debajo del promedio mundial, un 48.5% y de la región latinoamericana, un 49.3%.

Por lo que se proponen 10 acciones para el acceso a mejores oportunidades y fortalecimiento del desarrollo profesional de las trabajadoras, entre las que destacan, los permisos de paternidad extendidos, obligatorios e intransferibles que fomenten la corresponsabilidad de cuidados entre mujeres y hombres.

Las 10 acciones son las siguientes: 

  1. Avanzar a un sistema nacional de cuidados.
  2. Fomentar la corresponsabilidad en los hogares.
  3. Promover alternativas de educación flexible para mujeres.
  4. Generar información con perspectiva de género.
  5. Medir y visibilizar las brechas de género de las instituciones federales.
  6. Transparentar datos con perspectiva de género.
  7. Realizar autodiagnósticos para medir brechas de género.
  8. Impulsar políticas de integración vida-trabajo.
  9. Ampliar los permisos de paternidad.
  10. Promover la participación de igualdad laboral.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad