Mujeres

La violencia digital afecta la dignidad de las personas

1.772 Vistas

Josefina Aguilar Pastor

SemMexico. Chilpancingo, Guerrero, 27 de noviembre de 2019.-La violencia digital, puede afectar a cualquiera, sea hombre o mujer, aunque estas son las más agredidas, perjudica incluso aquellas personas que no tienen redes sociales, señaló Olimpia Coral Melo Cruz, impulsora de la llamada “Ley Olimpia”, quien llamó al Congreso de Guerrero, a realizar la última reforma a la Ley de Acceso de las Mujeres a una vida libre de Violencia, para incorporar la violencia digital como modalidad.

En el marco del segundo día de activismo, por la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, realizado por el Ayuntamiento de Chilpancingo, a través de la Dirección de Atención a la Mujer, en coordinación con la Universidad Autónoma de Guerrero (UAgro); en el auditorio de rectoría, fue presentada la conferencia, “Educación Digital y Violencia Cibernética”, disertada por Olimpia Coral Melo Cruz, impulsora de la llamada “Ley Olimpia”.

Melo Cruz, es fundadora del Frente Nacional para la Sororidad que aglutina alrededor de 30 organización de mujeres, a graves del cual, ha atendido más de 300 casos de mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia digital, creadora de la primera propuesta legislativa en México sobre violencia digital, que ha sido aprobada en Puebla y Zacatecas, y se encuentra en análisis en seis estados más; Premio Juventud 2018, tres veces campeona de oratoria y debate político, premio Mujer de Paz 2019.

La activista, dio a conocer que mujeres jóvenes de entre 18 y 30 años, son las más vulnerables en los espacios digitales, y representan el 87.2 por ciento de las víctimas, de acuerdo al Informe en Línea contra las Mujeres 2017; mientras que la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones, la violencia contra las mujeres, relacionada con la tecnología, señala que la violencia digital causa daño psicológico y emocional, refuerzan los prejuicios , dañan la reputación, causa pérdidas económicas y plantean barreras a la participación de la vida pública y pueden conducir a formas de violencia sexual y otras formas de violencia física.

Refirió que la virtualidad, se ha convertido en una extensión de la vida, se estima que las personas pasan 8 horas diarias conectadas. En el 2012, eran 90 minutos; en el 2019, son 190 minutos conectadas a redes sociales. La violencia digital sostuvo, si pasa y si afecta, daña principalmente la privacidad, la intimidad y la dignidad de las personas en espacios digitales a través de los dispositivos inteligentes o nuevas tecnologías, es un problema con perspectiva de género, recalcó.

Afecta a hombres y mujeres, pero principalmente a estas últimas, debido a que cultural y estructuralmente, se ha establecido al cuerpo de la mujer, como un objeto para el placer sexual, a deferencia del, del hombre. Y no solo a quienes manejan redes sociales, también a aquellos que no, por el solo hecho de tener un teléfono celular, al que quienes saben, pueden acceder, por la falta de conocimiento de la mayoría de la gente, para establecer medidas de seguridad, el solo hecho de mantener el Bluetooth activado, da oportunidad a los extraños a acceder a información personal, indicó.

“La perspectiva de género tiene que ver con lo que no se puede ver y que se ha normalizado, la percepción de los cuerpos entre hombres y mujeres, que no es lo mismo ver el cuerpo desnudo de un hombre que el de una mujer, la percepción desigual, la hiper sexualización de los cuerpos no es igual”, de ahí dijo, que las mujeres sean las principales víctimas, debido a la normalización en el espacio online.

Refirió que en Guerrero, el Congreso del Estado, recientemente aprobó reformar el Código Penal, y estableció, hasta seis años de cárcel, para aquellos que difunda contenido íntimo sin consentimiento. Melo Cruz asintió que el sexting es el derecho de cada persona a ejercer su sexualidad y con ello grabarse si así lo desea, el delito radica en que ese contenido, sea difundido sin la autorización de la o el protagonista.

Llamó a dejar de compartir los “packs”, y demás material fotográfico o video que se comparte en redes, y a través de páginas pornográficas que no son otra cosa que el mercado sexual, porque detrás de cada una de ellas hay una historia, y además de violentarla, se podría estar contribuyendo a su suicidio porque “conocen nuestra cara, conocen nuestro cuerpo pero no conocen nuestra historia”, recalcó.

Comment here

Accesibilidad