Martha BarragánUncategorized

Las elecciones no se pierden en las urnas, se pierden por el clientelismo político y electoral

1.323 Vistas

¿Quiénes aparecen en las boletas?

Cada partido tiene “sus reglas” para poder aspirar a algún cargo de elección popular

Martha Barragán

SemMéxico, 14 de Abril de 2018.-Parece una burla pagar unos de los procesos electorales más caros del mundo para tener elecciones “democráticas”. Y la burla viene porque el trabajo político, la cercanía comunitaria, la labor con la ciudadanía la hacen hombres y sobre todo mujeres políticas que NO llegan a las boletas electorales. 
De tal forma que los y las votantes no ven rostros conocidos en las boletas porque las fotos que aparecen en ellas son personas que no han visto.
¿Quiénes aparecen en las boletas? Llegan los primos, compadres, amigos y claro para “cumplir con la paridad política” pues la comadre, la esposa, las hijas, amantes, etc. 
El gasto en publicidad política en realidad es para “conocer” a hombres y mujeres parientes y amigos/as de los dirigentes de los partidos políticos. 
Cada partido tiene “sus reglas” para poder aspirar a algún cargo de elección popular y desde luego para las mujeres es “misión imposible”, les exigen mucha preparación académica, política, capital político, trabajo de campo, lo más preciado es llevar “convertidos/as” a sus partidos para que puedan aparecer en la tan anhelada boleta electoral. Pero ¡lo hacen!, cumplen con todas esas exigencias y NO entran en la boleta electoral con cualquier argumento del “padrino político” que es una especie de gurú político al servicio de los intereses del líder o la líder del su partido o de intereses desconocidos. 
Estas prácticas se tornan en VIOLENCIA POLÍTICA CONTRA LAS MUJERES porque además de la simulación de la paridad, les dan distritos peligrosos, amenazados por el narco, casos que ya han cobrado vidas, o también les dan candidaturas bajo amenazas de violaciones a las candidatas o sus hijas, amenazas de muerte con la perversa esperanza de que desistan a la candidatura. Es tan grave esta situación que se creó el hashtag #NoesElCosto, porque la vida no es el costo para que mujeres compartan el poder político con los hombres. Pero este será un tema que trataré en otra entrega.
Querida comunidad cuando salimos a votar no lo hacemos por las mejores opciones ya que no todas aparecen en la boletas electorales, no elegimos, solo escogemos lo menos peor que nos ofrecen los abusadores del poder, los que se niegan a un verdadero cambio democrático. 
Hay que visibilizar las malas prácticas y señalar como el clientelismo político, como uno de los verdaderos enemigos de la democracia. Trabajemos para que la meritocracia sea un valor importante en la democracia además del respeto, la honorabilidad, la congruencia y la integridad. Con valores así realmente podemos pensar en un verdadero cambio democrático. 
¿Tú qué opinas?… enriquece el debate, comparte tus ideas.

Comment here

Accesibilidad