Impunidadviolencia

Lizbeth Jiménez Cámara cuatro años sin justicia

401 Vistas
  • El presunto responsable dijo que se había suicidado, su madre no quita el dedo del renglón: fue un suicidio
  • En la fiscalía persiste la promesa de que harán las investigaciones, como lo establece la sentencia Mariana Lima

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 29 de abril, 2022.- Lizbeth Jiménez Cámara, cumple hoy cuatro años de su muerte, una no esclarecida, pasada por suicidio casi a ciegas, sin investigación de fondo, mientras su madre Luz del Carmen Cámara Hernández no quita el dedo del renglón: mi hija fue asesinada.

Hoy a cuatro años de distancia una ventana de esperanza se abre para la familia de Lizbeth y esperan que finalmente el supuesto suicidio se investigue como feminicidio.

Aquel 29 de abril de 2018 era domingo. Lizbeth salió de su casa para ir a la práctica de la charrería, su pasión. Volvió a La Junta una agencia municipal de Huajuapan de León donde vivía con su pareja Guillermo José M.C.

Casi al mismo tiempo en San Juan Bautista Suchitepec, una población ubicada a poco más de una hora de camino, su madre la esperaba, dijo que iría a comer con su familia, no llegó.

La noticia de su muerte llegó horas más tarde, una amiga de Lizbeth se comunicó con su familia y les dijo que ella se había quitado la vida. Durante su angustiante trayecto hacia la casa donde ella vivía, la idea del suicidio de su hija rondó, incrédula, en los pensamientos de Luz del Carmen Cámara.

Cuando llegó, el cuerpo ya había sido trasladado al panteón municipal para la autopsia de ley. Insistió en verla y se lo permitieron. Ahí fue donde ella se dio cuenta de que algo no estaba bien. Su hija tenía huellas de golpes en su cuerpo y quemaduras. Antes que nada, pidió a una médica que hiciera un reconocimiento y que le tomara fotografías.

Fue junto con otra familiar a la casa de su hija y de su concubino, Guillermo José, observó la casa, le dijeron cuál era la marquesina desde la cual, supuestamente, ella se había colgado. De nueva cuenta supo que no era cierto, la distancia no era suficiente para que ella perdiera la vida, el cuerpo de Lizbeth hubiera topado con el piso.

Su dolor la llevó a esclarecer la mente con rapidez y para actuar: José Guillermo no le dio la noticia, no le dio la cara. Los golpes no eran resultado de un suicidio y las quemaduras tampoco, como tampoco coincidía la distancia de la marquesina donde ella, decían, había puesto la rienda de su caballo para colgarse.

Pero las autoridades no la oyeron. Cuatro años después todo sigue igual. El dolor, la angustia, el temor y las complicaciones económicas la asedian, lo que complica el proceso judicial para ella, una que terminó hasta hoy en un caso de suicidio que insiste en no creer frente a lo que vio.

Al momento de su muerte Lizbeth tenía apenas 19 años y su pareja Guillermo José, de ocupación taxista ya tenía casi 50 años de edad y aquel domingo dijo al ministerio púbico que la había encontrado colgada, muerta. A él le dieron el crédito de sus dichos sin realizar ninguna investigación. El expediente 1411/2018 se abrió y ha permanecido como un suicidio.

Luz de esperanza para Luz del Carmen y su hija

Fue hasta hace un par de meses cuando una puerta se entre abrió, explica a SemMéxico el asesor jurídico Roberto Pacifuentes Pacheco, quien ha dado acompañamiento legal a la familia de Lizbeth Jiménez Cámara, como resultado de los cambios de funcionarios en la vice Fiscalía de Huajuapan.

Esto derivado de un dictamen de reclasificación de lesiones elaborado por el Instituto de Estudios Periciales desde febrero del 2020 y que entregaron en agosto de ese año a la Vice Fiscalía y en el que se consideran las lesiones que presentaba el cuerpo de Lizbeth y que antes no habían sido considerados.

En ese dictamen se confirma que la causa de muerte fue asfixia por ahorcamiento, pero no confirma que se trató de un suicidio como lo aceptaron sin investigación los agentes del Ministerio Público que llevaban el caso, lo que abre la posibilidad de nuevas líneas de investigación.

Además, explicó hay otras pruebas que no fueron tomadas en cuenta, de las cuales existe la promesa de las autoridades de investigar, así como la posibilidad de que sea investigado como debió suceder desde el principio, con el protocolo de atención a víctimas de feminicidio.

Pacifuentes Pacheco dijo que también se va a presentar una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca por las omisiones de los agentes investigadores en su actuación inicial de 2018 y la pasividad en que han mantenido el caso.

Denuncia ante el Tribunal Feminista

Al finalizar noviembre de 2021, organizado por Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y Madres contra el Feminicidio y la Impunidad se realizó el Tribunal Feminista contra el Feminicidio en la ciudad de Oaxaca, en aquella ocasión las juezas ciudadanas, todas expertas reconocidas en violencia contra las mujeres, incluso que han llevado exitosamente casos en el ámbito internacional, concluyeron, entre otras cosas:

En la necesidad de reabrir la carpeta de investigación como feminicidio y se agoten todas las diligencias establecidas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el caso Mariana Lima. Para ello, ante la preocupación por la falta de personal especializado que tenga la capacidad y capacitación necesaria, se deberá solicitar colaboración con especialistas y organizaciones de la sociedad civil para que coadyuven en la investigación.

Así como se investigue la actuación de los peritos, policías y fiscales que durante cuatro años no actuaron conforme al Protocolo para la Investigación del Delito de Feminicidio y se realice un plan de investigación que permita la incorporación de la perspectiva de género en las diligencias, peritajes y demás actos de investigación durante la etapa complementaria, a fin de que se acredite el delito de feminicidio y se garantice una reparación integral a las víctimas.

Una historia parecida

El 28 de junio de 2010, Mariana Lina Buendía fue víctima de feminicidio por parte de su esposo, Julio Cesar H. B., quien era comandante de la Policía Judicial en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México. Sin embargo, como en el caso de Lizbeth Jiménez Cámara, se dijo que se trató de un suicidio.

Su madre Irinea Buendía Cortes (como lo hizo Luz del Carmen Cámara, madre de Lizbeth) entendió y comprobó que no se había suicidado sino que se había cometido un feminicidio. Un largo litigio ha enfrentado Irinea Buendía quien con el acompañamiento del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), lograron que en 2015 la sentencia 554/2013 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en la que el tribunal ordenó que el caso -que había sido cerrado calificando la muerte de Mariana Lima como suicidio- se reabriera para que fuera investigado como feminicidio, señala el OCNF.

La sentencia lograda por Irinea Buendía y su familia, así como por su representantes legales, marca un precedente histórico para el caso de Mariana Lima y para las mujeres víctimas de la violencia feminicida en México.

El máximo Tribunal dictó lineamientos específicos para la investigación en los casos de asesinatos de mujeres destacando principalmente tres disposiciones: 

1) Todas las muertes violentas de mujeres deben ser investigadas como feminicidio, con perspectiva de género y con base en los estándares internacionales más altos.

2) En todos los casos es necesario recolectar y salvaguardar la evidencia para determinar si la víctima sufrió de violencia sexual o si ésta vivía en un contexto de violencia.

 3) La inacción y la indiferencia del Estado ante los casos llevan a la re-victimización y discriminación, por lo que los responsables deben ser sancionados.  

Hoy, la familia de Lizbeth Jiménez Cámara esperan que las autoridades vuelvan sus ojos a la sentencia de la SCJN y se investiguen los hechos como feminicidio, a pesar del tiempo transcurrido y se corrija la mala actuación realizada entonces.

Consulta la sentencia Mariana Lima en: 

http://alertadegeneroedomex.com/descargas/documentos/feminicidio/Sentencia%20Caso%20Mariana%20Lima.pdf

Esta madrugada

Guillermo M.C. ex pareja de Lizbeth Jiménez Cámara, taxista del sitió Moctezuma fue asesinado con disparos de arma de fuego en una agencia municipal de Huajuapan de León, informó la agencia Igavec Noticias.

De acuerdo con los primeros datos, los hechos ocurrieron en las primeras horas de este sábado, en la agencia de Santa Maria Xochiltlapilco. Las autoridades iniciaron las investigaciones.

Comment here

Accesibilidad