Hombres

Llama Florencio Salazar a los guerrerenses a participar responsablemente en la próxima elección

444 Vistas

*EL Secretario General de Gobierno de Guerrero participó en una conferencia a distancia  para la Universidad Americana de Acapulco.

Redacción

SemMéxico. Guerrero. 26 de febrero de 2021.- Guerrero no puede seguir en la ruta política de caudillos y caciques, debe recupera  las instituciones y evitar la anarquía; contener la violencia y fomentar la ciudadanía con empleos y desarrollo económico. Sobre todo no rendirse. Así dijo esta tarde Florencio Salazar Adame, Secretario General de Gobierno en una conferencia a distancia  para la Universidad Americana de Acapulco.

Pidió a las y los guerrerenses votar con la cabeza y no con el estómago, porque se trata de acceder a un mejor futuro. 

Pidió  mirar ese futuro, desde el presente. Propuso que pensar en qué conviene para el próximo gobierno;  en  qué va a pasar con  los guerrerenses, miles de 15 a 35 años, que necesitan acceder a una actividad lícita y no a la delincuencia.

Urge  pensar en la paz, el desarrollo y la estabilidad. Cerrar el paso a la violencia, dando a los jóvenes alternativas de empleo y desarrollo y al mismo tiempo  reconvertirse aprovechando sus vocaciones, para incorporarse a la economía nacional.

También dijo que es necesario reconocer que  esta entidad,   ya no tiene oportunidad de incorporarse a la  inteligencia artificial, pero sí a una nueva sociedad de servicios. Esta entidad, es además, agregó, estratégica para la seguridad nacional, siempre lo ha sido, desde la independencia hasta la República a nuestros días. Propuso privilegiar a la educación de calidad, como  la principal palanca del desarrollo, pero como una educación de calidad acorde a los recursos y experiencia de los guerrerenses. No soñar, con obras imposibles.

Desarrolló una charla directa y sencilla, y luego de explicar brevemente cómo se formó este estado, insistió en que hay que ver a Guerrero  como una entidad clave para la  seguridad nacional, por ello, quienes votarán el 6 de junio, o participarán en partidos y campañas, tienen que asumir su atraso histórico, su geografía, sus rezagos y su gente, hombres y mujeres.

Vislumbrar la posibilidad de su desarrollo, tras un largo olvido. Dijo varias veces, un  desarrollo fundado en el empleo y alternativas económicas viables, con un proyecto que recupere su vocación económica real; de servicios y creatividad, porque ya no podrá incorporarse a la inteligencia artificial.    

Pensar en quienes los van a gobernar, propuso,  conocer qué proponen las y los candidatos; qué ofrecen para hacer avanzar a Guerrero, porque se trata del tercer estado  más atrasado del país. Pensar en quienes realmente  ofrezcan mejorar la economía, fomentar la ciudadanía como algo fundamental, donde desaparezca esa costumbre de que todo lo tiene que solucionar el gobierno.. Es decir analizar qué partido elegir; cómo participar, pensar qué tipo de gobierno se necesita, en esta entidad con tanta historia y enormes  capacidades, no reconocidas. 

Llamó a los guerrerenses a participar responsablemente en la próxima  elección. En futuros gobernantes que garanticen mejorar los problemas fundamentales como   contener la violencia, disminuir la pobreza  y la desigualdad y cómo  incorporarse al desarrollo. 

Pidió no olvidar su historia de  guerrillas y  violencia  que lo han marcado desde su fundación hasta nuestros días. Por ello hay que preguntarse a fondo qué se ofrecerá a más de un millón de jóvenes. Mirar o pensar en programas de gobierno que planeen con lo que se tiene, y ahí describió cómo las y los guerrerenses son reconocidos en todo el mundo por su calidad y conocimientos turísticos; sus artesanías reconocidas en internacionalmente, como las de Olinalá que se exportan, poner en el centro la calidad de la educación, ya no como un mecanismo de ascenso social, sino en concordancia con las necesidades de empresas y las del campo.

 Explicó cómo, en un Estado Centralista, – como fue por mucho tiempo el nuestro-  no se aprovechó su cercanía con la capital; no se aprovecharon sus productos y su historia. Propuso mirar a la entidad, de poco más de 3 millones 600 mil habitantes, 52 por ciento mujeres y 48 por ciento hombres, para sacarlos de esa eterna  pobreza y desigualdad. Pensar cuáles son los mercados futuros, modernizando lo que si tiene guerrero  y qué hacer para que prospere.

Llamó a reflexionar las decisiones electorales, porque se trata de una entidad con recursos, reales, por lo que será necesario rescatar la riqueza maderera,  por ejemplo  en producir muebles de diseño que ganan concursos internacionales; olvidarse  de la robótica “ahí ya llegamos tarde”, es urgente además un plan turístico, parecido a los desarrollados en las zonas históricas de Europa.

 Crear rutas turísticas,  con museos de sitio, promover la gastronomía, identificar lo que se heredó de lo que fue el Acapulco de Oro;  hacer rutas turísticas/históricas, lo que permitiría mejorar ciudades, limpias, atractivas.  Pensar desde esa realidad. La recuperación de  sitios turísticos, junto a la explotación de la minería con profesionales o técnicos propios, que deberá formar la universidad. Lo mismo es el caso de la riqueza forestal.

 Diagnosticó que Guerrero es el tercer estado más atrasado de la República, con una frágil institucionalidad, inseguridad y violencia, que urge revertir en los próximos años, entre otras cosas fomentando la verdadera ciudadanía. Una responsable de su vida diaria y hábitos distintos. Crear actividades  y servicios, en una época de grandes cambios. La mayor parte de las actividades  se harán, eso ya no se puede evitar, a través del  teletrabajo y las redes. Eso tiene también una oportunidad.

Ejemplificó y dijo que Guerrero tiene como  uno de  desafíos sustantivos, la atención a la juventud,  requerirá dotar  más de un millón empleos en los próximo 3 o 4 años,  evitar así que los jóvenes  se vayan a la delincuencia organizada, hacerlo  no con dádivas y becas, sino con herramientas para su ocupación y desarrollo,  hacer coincidir los planes de la Educación Superior, con esas vocaciones.

Empezó por analizar la historia impactante de  Guerrero en las zagas de México y sin embargo, siempre, por su complicada geografía, le impidió su desarrollo y los guerrerenses no encontraron las rutas del desarrollo: recordó su inestabilidad, desde la Revolución, señaló que  los gobernadores  actuaron en situaciones de inestabilidad, dijo que desde la Revolución los gobierno duraron  2 años y medio; reflexionar ese pasado, puede dar un camino para lo que sigue. Y no se puede pensar en seguir por la ruta del cacicazgo y el caudillismo, lo  que se combate con la palanca de la educación, una educación de calidad. Es necesario pensar cómo armonizar los intereses de la sociedad. La formación ciudadana, es fundamental, que deben participar en su vida comunitaria, de manera responsable  y olvidarse que es el gobierno el que tiene que ocuparse de todo. Cada persona tiene que recuperar hábitos, que no son nostálgicos, sino necesarios.

Invitó a pensar en futuros gobernantes o gobernantas que reconozcan esta situación, lo que es Guerrero, lo que tiene, lo que se  puede desarrollar, y cómo fomentar la organización ciudadana, no es asunto menor, construir ciudadanía, disciplinada y cooperante, que  no sólo  crea que es el gobierno el que debe resolver todo sólo.

Fomentar, por ejemplo, la solidaridad. El gobierno debe atender la seguridad, la salud, la educación y desarrollo, pero la vida comunitaria, la solidaridad, la empatía, está en manos de una ciudadanía responsable. Evitar la dependencia. Le preocupa sí la pobreza, pero principalmente la desigualdad. Contener la pobreza y la desigualdad al mismo tiempo. Como ruta a una sociedad que avance. Propuso no “quedarse en el pasado”; insistió en aprovechar las vocaciones económicas, para generar un desarrollo con empleos remunerados, mecanismos  que pueden dar idea de cómo elegir a las y los futuros gobernantes, de las alcaldías, el Congreso y la gubernatura, de esta forma, se puede pensar que Guerrero superará su atraso económico y  social, como  la pobreza y la  desigualdad. La charla se llamó  Guerrero los Desafíos del Futuro.

Comment here

Accesibilidad