Mujeres

Llaman a crear redes de apoyo solidario y cuidados, por COVID-19

635 Vistas

* Red Nacional de Refugios advierte sobre posibles casos de violencia en el hogar por confinamiento

* Hace llamados a la sociedad y al gobierno, y demanda se liberen recursos para los refugios

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 19 de marzo 2020.- Ante los 118 casos de COVID-19 confirmados por la Secretaría de Salud y las recomendaciones de aislamiento social más el mes sin actividades escolares, es fundamental prever situaciones de riesgo, siendo prioritario concientizar y crear acciones afirmativas ante el incremento de casos de violencias machistas en los hogares que surgirán como consecuencia, sabemos que a mayor tiempo de convivencia mayor situación de estrés y conflictos. En muchos casos estar en casa representa convivir por más tiempo con la persona agresora.

Así lo señala la Red Nacional de Refugios, quien agrega que datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) reflejan que la violencia de género es más común en entornos de emergencias humanitarias, en estos casos las principales víctimas suelen ser mujeres y adolescentes, cuya vulnerabilidad se agravaba en una crisis. Aunado a ello, miles de mujeres en México no están seguras en sus hogares, 1 de cada 10 mexicanas afirman haber sufrido alguna agresión en su domicilio, mientras el 40 % de los feminicidios ocurren en las casas de las víctimas (INEGI).

Si bien, aún no se decreta en México el confinamiento o cuarentena, es urgente implementar acciones que prevengan situaciones de riesgo para las mujeres y reconocer que el aislamiento social es un privilegio, muchas mexicanas tienen empleos informales, si no trabajan no hay ingresos. Y si agregamos que niñas y niños no irán a la escuela, el no acceso a un sistema de cuidados, ni a recursos para contratar particulares o tener sustento ante esta contingencia, todo ello incrementa la situación de vulnerabilidad de las mujeres y en muchos casos, de sus hijas e hijos.

Ante este escenario, desde la RNR consideramos apremiante crear redes de apoyo solidario y de cuidados, conformadas por las personas que dan cuidado y las que lo reciben, instancias de los tres órdenes de gobierno, los marcos normativos, los medios de comunicación, la comunidad y demás actores, a fin de proteger los derechos humanos de todas las mexicanas, por lo que hacemos, un llamado urgente a la sociedad:

1) El que una mujer esté en aislamiento con su agresor lleva a que muy probablemente no pueda hacer una llamada o contactar alguna instancia, por lo que es fundamental que, si alguien escucha gritos, insultos o golpes en la vivienda vecina, llamen a la policía y den seguimiento al reporte, asumamos que todas las personas podemos participar para prevenir las violencias entre ellas, el feminicidio.

2) Si eres de las mujeres privilegiadas que pueden estar en aislamiento social y no estás en un entorno violento, ofrece a tus amigas o familiares que deben continuar con sus actividades diarias, cuidar a sus hijas e hijos. Puedes crear estrategias de economía del cuidado con un grupo de mujeres, en donde se apoyen mutuamente definiendo turnos y roles.

3) Si conoces a alguna mujer que está en una relación de violencias, compártele nuestros datos o el de alguna otra instancia, hazle saber que no está sola y que hay opciones para ella.

Llamado urgente al Gobierno mexicano:

Es inaplazable que implemente acciones intersectoriales, integrales y coordinadas entre las diversas secretarias e instancias de procuración de justicia, el aislamiento social, dificulta también el acceso que las mujeres pueden tener a las instancias que deben de defender sus derechos, si el acceder a la justicia y a los servicios especializados es ya difícil en nuestro país, en esta contingencia será mucho más complicado, por ello instamos a que,

1) El Estado mexicano garantice el derecho a una vida libre de violencias a todas las mujeres y ofrezca servicios públicos de calidad, con perspectiva de género, derechos humanos e interculturalidad como una política de estado.

2) Establezca un plan de actuación para mujeres víctimas de violencias, reconociendo que la situación de aislamiento social por el COVID19 puede generar un incremento en las violencias debido a perfiles violentos o adicciones, cuyo plan contemple mínimamente:

a) Implementar una línea de atención telefónica a mujeres víctimas de violencias que se conecte directamente con servicios de emergencia y policiales, a fin de enviar una ambulancia o patrulla cuando el caso lo requiera.

b) Implementar un sistema de alerta instantánea, para que las mujeres que se encuentren en una situación de riesgo domiciliario puedan enviar un mensaje de alerta por mensajería instantánea con geolocalización que recibirá las instancias de seguridad del estado o municipio.

c) Mantener abiertas (con las medidas de seguridad e higiene necesarias) las instituciones, fiscalías, Ministerios Públicos, Secretarias e Institutos de las Mujeres, Centros de Justicia para las Mujeres (CJM) y demás instancias.

d) Poner en operatividad todas las casas o espacios de emergencia que por decreto todos los CJM deben contar.

e) Garantizar la presencia de personal suficiente y especializado para atender a las mujeres en situación de violencias y emitir de inmediato las órdenes de protección o medidas cautelares que correspondan.

3) Que se libere inmediatamente el presupuesto destinado en el PEF2020 para Refugios y sus Centros de Atención Externa, ya que hasta la fecha los refugios siguen operando al 100 % y sin presupuesto. Su operación no puede suspenderse, por ello, ante la contingencia del coronavirus en los Refugios de la RNR hemos implementado un Plan de Actuación en apego a la OMS, UNICEF y la Secretaria de Salud para seguir brindando la atención e ingresos.

Garantizar su funcionamiento y operatividad es apremiante, no sólo ante el incremento de casos de violencias como consecuencia de las medidas de aislamiento social, sino también por la crisis de derechos humanos del país.

Instamos a crear redes de apoyo solidario y de cuidados, así como un plan intersectorial de contingencia para prevenir, controlar y minimizar estos riesgos desde un enfoque de derechos humanos, perspectiva de género e interculturalidad.

Resulta preocupante que instancias como la Secretaría de Trabajo y el sistema de justicia no informen cómo se garantizará la seguridad y bienestar de las mujeres que permanecerán en casa con su agresor, o que no se haya pensado en algún programa de bienestar y apoyo económico para aquellas mujeres que a través de empleos informales son la fuente de ingreso de sus familias.

México está presenciando una situación grave, no sólo en materia de salud, sino en las violencias machistas que se han convertido en una pandemia, afectando a más del 50% de la población. Atender el coronavirus no debe significar dejar de visibilizar las múltiples violencias de las que cientos de mujeres son víctimas en nuestro país.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad