Internacional

Me siento gay, discapacitado… como mujer: Infantino sale en defensa de Qatar 2022

281 Vistas

Gianni Infantino defendió la sede mundialista ante las críticas a nivel mundial / Foto: Reuters

El presidente de la FIFA comentó que «Europa no puede dar lecciones de moral»

Luis García Olivo / Enviado

SemMéxico/El Sol de México, Doha, 19 de noviembre, 2022.- En la víspera del arranque de la Copa del Mundo y en un discurso de defensa sobre QatarGianni Infantino, cuál romano, tomó escudo y lanza para defender a dicho país en la organización de la Copa, toda vez que le han llovido críticas sobre temas de construcción, migración, discriminación, el consumo de cerveza, leyes y tradiciones árabes, y hasta el tema de género.

El dirigente de la FIFA defendió al país por las acusaciones que llegan desde Europa, en donde las naciones del viejo continente enjuiciaron a Qatar por discriminar a la sociedad, el mal trato hacia los obreros y las comunidades LGBT, así como también un largo etcétera que nubla el contexto del Mundial por primera vez en tierras árabes, pero Infantino fue claro.

«Hoy me siento qatarí, hoy me siento árabe, hoy me siento africano, hoy me siento gayhoy me siento discapacitado, hoy me siento un trabajador migrante», dijo el ítalo-suizo al principio de su discurso, que duró una hora exacta, en el que también denunció las lecciones de «doble moral» recibidas en las últimas semanas.

Añadió: “Por supuesto que no soy qatarí, no soy árabe, no soy africano, no soy gay, no estoy discapacitado. Pero tengo ganas, porque sé lo que significa ser discriminado, ser intimidado, como extranjero en un país extranjero.

Europa debería disculparse durante los próximos 3.000 años antes de dar lecciones de moral”, lanzó desde el centro de medios internacional y recordó que las decisiones sobre Qatar 2022 las toma junto al gobierno local.

“Crucifíquenme a mí. Nosotros defendemos los derechos humanos, a nuestra manera”, explicó el máximo mandatario de la FIFA / Foto: Reuters

Sin olvidar lo difícil que fue la realización de cada uno de los estadios, explico también el tema de las muertes de los trabajadores durante los complejos deportivos en Qatar, tema que desaprobado la misma Europa.

“¿Cuántas empresas europeas ganan dinero aquí o en otros países de la zona y se han preocupado de los trabajadores?”, además, “Qatar ha ofrecido a muchos migrantes ganar diez veces más que en su país”, relató brevemente.

Bajo ese mismo mensaje y en forma de advertencia, solicitó hablar de lo meramente deportivo, de los temas que cada cuatro años paralizan al mundo, por lo que pidió dejar atrás temas que están fuera del rectángulo verde.

“Crucifíquenme a mí. Nosotros defendemos los derechos humanos, a nuestra manera”, explicó para también solicitar dejar en paz al comité organizador local que ha hecho todos los esfuerzos para realizar la primera Copa del Mundo en tierras árabes.

El país qatarí “ha progresado y hablaremos de ello, como también espero que hablemos de futbol, si no están cansados. La FIFA está orgullosa de estar aquí. Me cansa leer comentarios sobre gente y decisiones de hace doce años. Va a ser el mejor Mundial”.

Más tarde se señaló que en su monólogo de apertura, se había perdido la mitad de la población mundial. “¡Yo también me siento mujer!” agregó Infantino.

Se puede sobrevivir sin cerveza

El viernes las autoridades el emirato anunciaron que la venta de cerveza estará prohibida en las inmediaciones de los estadios, a diferencia de lo que se había afirmado hace dos meses.

«Pienso personalmente que se puede sobrevivir sin beber cerveza durante tres horas, lo que ya ocurre en Francia, España y en Escocia», afirmó el ítalo-suizo.

La cerveza seguirá estando disponible en los palcos VIP de los estadios, en las ‘Fan Zones’ (lugares para reunirse y seguir los partidos) y en algunos bares de hoteles y restaurantes.

«No dividan, el mundo ya está suficientemente dividido. Organizamos una Copa del Mundo, no una guerra», concluyó Infantino, pidiendo «disfrutar» a la afición.

.

Con información de AFP

Comment here

Accesibilidad