AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

Michoacán, la versión de los victimarios en los foros de Pacificación

1.032 Vistas

Desengáñense: Morena no es un partido de izquierda, lo dijo Muñoz Ledo

¿A qué hora vamos a descansar con tanta consultitis?

Martha Elba Torres

SemMéxico, 10 agosto 2018.- Ya no sé si debemos preocuparnos o no, de la reiteración de Andrés Manuel López Obrador, ya como Presidente electo, de que cumplirá todas sus promesas de campaña.

Estoy de acuerdo con muchas, pero tengo serias dudas sobre algunas. Es el new how del abordaje a los compromisos pactados con sus votantes.

Indiscutiblemente estoy a favor del combate a la corrupción en todos sus niveles y en todos los espacios, desde el encumbrado funcionario, como Gerardo Ruiz Esparza al que Peña le ha pasado todo -los sobornos de la OHL México, los contratos a Higa y la “Casa Blanca” y el socavón del Paso Express-, hasta la mordida del tránsito y el despotismo del burócrata para aceptar un trámite. Pero tampoco creo que la solución sea ponerle tope a las expectativas económicas y profesionales en el sector público.

La opción para los cerebros y talentos en mejorar su status será el sector privado y/o el extranjero.

Las cinco horas que me llevó renovar el pasaporte, me permitió visualizar la desaparición de la delegación de la Secretaría de Relaciones Exteriores en Morelia. Más de 200 personas estábamos por algo en el trámite. Viejos que eran apoyados por un familiar, parejas jóvenes o adultas para el documento por primera vez, de su hijo o hijos.

Son en promedio 11 mil pasaportes que se emiten cada mes en Michoacán.

Si cumple Andrés, ¡qué chinga! Vámonos a la Ciudad de México a sacar la cartilla. Y no nada más michoacanos, sino paisanos de todos los estados en busca el documento. ¡Santo Dios! Ojalá repiense tantito esa absurda idea de desaparecer todas las delegaciones federales y priorizar áreas como esta que generan aglomeración.

¿En qué otra cosa estoy de acuerdo y no está de más?: los foros para la Pacificación y la Reconciliación. Coincido que hay que intentar hacer las cosas de diferente manera a ver si ahora resulta, porque la verdad, algo tenemos que hacer para cambiar para bien nuestra realidad.

En el afán de ser optimista y buena vibra, espero que el primer foro en la emblemática Ciudad Juárez, solo haya sido un mal comienzo porque no generó mayor expectativa que un encuentro catártico para las víctimas de la violencia y criminalidad en este país.

Pero algo chistoso pasó esta semana en Morelia, en relación con el tema, y que vale la pena desmenuzar.

El pasado miércoles 8, el secretario de gobierno, Pascual Sigala y el dirigente estatal de Morena, Roberto Pantoja, citaron a la misma hora a rueda de prensa. El primero, para anunciar el mes del testamento y el segundo no anticipó el motivo de la convocatoria.

Sobre las versiones no confirmadas de los últimos días, de que en Michoacán también se realizará uno de los 17 foros, le pregunté al respecto a Sigala Páez. Sin entrar en detalles de día y condiciones, reveló que el gobierno del estado, en conjunto con organizadores de esos eventos, un encuentro de jóvenes internos en el Cereso de Mil Cumbres.

En su cuartel, Pantoja Azola lanzaba la convocatoria abierta a organizaciones civiles, políticas, académicos y público en general, a participar en el foro del martes 14, en Ciudad Universitaria.

A lo que voy es que resultó para esta columnista una novedad, el foro cerrado –por las condiciones obviamente de ser un penal de mediana seguridad- entre el equipo de AMLO y presuntos delincuentes en el caso que no sean sentenciados.

Este es el arista que los foros de Andrés puede explorar. Escuchar no solo a las víctimas sino también a los victimarios, por eso de la parte de la reconciliación y amnistía, no a delincuentes consumados y sanguinarios, sino a los jóvenes que son enganchados por las bandas criminales y narcotraficantes. En Tierra Caliente era común escuchar el plan de vida de las y los jovencitos: mejor una corta vida a todo lo que da, que una larga muriendo de hambre.

Sigo considerando horrendo por parte de López Obrador, decir a las familias de miles y miles de asesinados, descuartizados o desaparecidos, que perdonen a quienes les destrozaron la vida. ¿Qué madre o padre puede perdonar a quien aventó a una fosa séptica a su hijo hecho cachitos o que violó y mató de la forma más infame y cruel a su adorada princesa? No lo sé.

El próximo Presidente tiene todo el beneficio de la duda de explorar otras estrategias para abatir por lo menos la violencia en México, pero de lo que estoy segura es que con perdones no lo va a lograr.

Tenemos comisiones de atención a víctimas al por mayor. Apoyo psicológico, en tramitación, bla, bla, bla, pero solo operan ante acciones u omisiones de órganos de gobierno y cuando ya existe un fallo judicial.

Pero ¿qué pasa con todas aquellas familias victimizadas por civiles, como son los grupos criminales y sus sicarios? Que reparación del daño ni que nada. ¿Qué pasa con la extinción de dominio? ¿A dónde va a parar o quienes se quedan con las inmensas fortunas y propiedades?

Desde 2014 opera un Fondo de Ayuda a Víctimas, ya sea por violaciones de alguna autoridad y por delitos del fuero federal. El homicidio es un delito del fuero común. Aquí, la madre a la que mantenía el hijo muerto, o la viuda con sus cinco chiquillos, ya comenzaron mal.

Y nada más revisé la tramitología para acceder al Fondo y casi me da el patatús (https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/75447/Cuadro.pdf) Son nada menos que once pasos que salvar, a partir de presentar la solicitud, hasta la entrega del recurso vía transferencia o cheque nominativo. Nada más con eso, la viejita ya se murió de tristeza o la viuda mejor se volvió a casar.

Si realmente López Obrador está con las víctimas, como dijo en Ciudad Juárez, que las riquezas de los victimarios reparen el daño, y no nada más les pida que otorguen el perdón. Porque en todo caso, solo sirve para pacificar almas, no realidades…

                                                                       ***

El pasado fin de semana, a invitación del senador electo Cristóbal Arias Solís, estuvo en Morelia Porfirio Muñoz Ledo.

Dos medios tuvieron la oportunidad de entrevistarlo, pero me quedo con la de Cambio de Michoacán que editó en dos entregas, que en el análisis de sus declaraciones focalizo dos aspectos: que aun cuando no está convencido el viejo político de todos los planteamientos de AMLO, valora y pone en su justa dimensión, el intento de hacer cosas diferentes y dos, Morena no es un partido de izquierda.

El propio Muñoz Ledo no se asumió de izquierda, por eso opta por definirlo como “un partido en movimiento –que yo diría más bien, un movimiento partidizado- y en el espectro geopolítico opta por ubicarlo en el centro izquierda.

Por eso se divierte con las confusiones de muchos observadores del mundo –dijo- “al tratar de interpretar a Morena como un partido político de izquierda, generando críticas adelantadas (…)” y manda señales: “cuando nos va mal nos enojamos, pero cuando nos va bien no lo entendemos, es un gran descubrimiento”.

Al nombramiento de un coordinador o delegado por estado que concentre la gestión de cada una de las áreas en que se divide el Gobierno Federal, no le ve el problema en modificar la ley que rige las relaciones entre el Ejecutivo Federal y los estatales, sino en encontrar los equilibrios entre el excesivo gasto y las distintas naturalezas de cada dependencia y las particularidades de cada entidad.

¿Que Roberto Pantoja, en el caso de Michoacán, pueda hacer todo, solo? No. “Es un propósito muy difícil, pero hay que intentarlo”. Como hay que intentar la mudanza de Secretarías al interior del país, aunque lo ve complicado. “Me doy cuenta de las (ideas) que él tiene para hacer movimientos tácticos y estratégicos que además le salieron muy bien durante el proceso (electoral). Hay que dejarle hacer, lo está haciendo bien”.

Me alivia. No le dejarán hacer las cosas cuando lo haga mal. ¿Quiénes?…

                                                                       ***

La comidilla

La foritis y consultitis que ya se nos vino encima. Apenas comenzamos con el tema de la Pacificación y Reconciliación y la próxima semana comienza la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto; simultáneamente se realiza la de educación, que acaba de anunciar Esteban Moctezuma. Y como López ya tiene el anteproyecto de lo que será la “Constitución Moral”, entonces hay que ser experto de todo o de nada. Lo importante es que el pueblo se sienta que es el importante y es tomado en cuenta en decisiones ya tomadas…

Los rescates que conmocionaron Michoacán esta semana: una pequeña de 8 años y un empresario, secuestrados en Uruapan y Contepec, respectivamente. Vientos favorables corren por el rumbo de la Procuraduría de Justicia del estado. Pero no necesariamente a favor del titular, Martín Godoy Castro, gente de Alfredo Castillo, sino del joven fiscal Rodrigo González Ramírez, que ha hecho de la Unidad Antisecuestros, un ejemplo nacional. En otra cosa que estoy de acuerdo con el Presidente, electo es dar oportunidad a nombres desconocidos para el común de los mortales pero que en sus áreas son chuchas cuereras…(a)

SEM/met

Comment here

Accesibilidad