Natalia VidalesUncategorized

Miles de funcionarios juran la Constitución

707 Vistas

Protestan solemnemente guardar y hacer guardar la Constitución

Sería que al menos a los policías y no solo a los jefes y a los comisarios se les tomara ese juramento de sus funciones.

Natalia Vidales

SemMéxico. Sonora. 24 de septiembre de 2018.- En la elección más grande de nuestra historia participaron casi 18 mil candidatos y candidatas , a todo lo largo y ancho de la República,  quienes protestaron solemnemente, durante el presente mes de septiembre, guardar y hacer guardar la Constitución.

Han venido protestando cumplir la ley otros miles de nuevos funcionarios  y funcionarias nombradas por las nuevas autoridades: titulares de secretarías estatales y municipales, subsecretarías, direcciones,  y demás, habiéndose convertido el presente mes en el de las juramentaciones. Y falta diciembre en que AMLO lo hará apoteóticamente  ante el Congreso de la Unión, y luego lo propio con quienes integran el gabinete, los cuales a su vez lo harán con sus subalternos.

En su artículo 157 de la Constitución de Sonora (en un texto similar al de la Carta Magna federal) señala  las palabras textuales con las que  antes de tomar el cargo habrá de protestarse, y por ello vemos que quien toma la protesta lee  la oración,  a menos que se la sepa de memoria, para no equivocarse (de manera similar a como los sacerdotes leen las palabras exactas de la eucaristía).

Así, la autoridad que deba recibir la protesta dirá: “¿Protestáis guardar y hacer guardar la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución del Estado, las leyes que de ella emanen, y cumplir leal y patrióticamente el cargo de…que el pueblo (o la autoridad que lo confiere) os ha conferido, mirando en todo por el bien  y prosperidad de la Nación y del Estado?”. La o el interpelado contestará “Sí protesto”. Acto continuo dirá la persona ante quien se otorga la protesta: “Si no lo hiciereis así,  la Nación y el Estado os lo demanden”.

Tanto la Constitución Federal como la nuestra establecen que esa protesta deberán hacerla no solo las y los funcionarios, sino también las y los empleados públicos sin distinguir el rango, pero… ¿se imagina Usted toda esa solemnidad al contratar por ejemplo a los recolectores de basura, a los afanadores de las oficinas, a los choferes y demás trabajadores?

Ese exceso se generó enseguida de la expedición de la Constitución de 1857, mediante el decreto del 17 de marzo de ese año,  con la finalidad de que todos los burócratas se sujetaran a sus dictados (so pena de cesarlos)  en  que se separaba el poder civil del eclesiástico y se establecía la libertad de cultos, para  el disgusto de los conservadores y, desde luego, de la  Iglesia de la época.  Y, por lo visto, se ha mantenido hasta nuestros días inercialmente.

También a partir de esa fecha se cambió la expresión  de jurar la Constitución por el de protestarla, con la finalidad de marcar la diferencia que en ese entonces significaba jurar (poner como testigo de algo a Dios) con la novedad  laica y que, también,  ha trascendido inútilmente. Porque jurar  significa ofrecer el cumplimiento cabal de un cometido, según la lengua española, sin que necesariamente se involucre a Dios (la mayoría de los gobiernos del mundo son laicos, y algunos con historias similares a la nuestra, pero utilizan sin prejuicios el término juramentar  sin mayores atavismos). Por cierto: jurar la Bandera sigue en boga. 

Como sea, bueno sería que al menos a los policías y no solo a los jefes y a los comisarios se les tomara ese juramento de sus funciones. Precisamente porque son quienes están más cerca de la ciudadanía en materia del respeto a sus garantías constitucionales. Habría que verlos.     

Comment here

Accesibilidad