COLUMNASLupita Ramos Ponce

Mirada Violeta| Gaby y Rosario

185 Vistas

Guadalupe Ramos Ponce 

SemMéxico, Guadalajara, Jalisco, 27 de octubre del 2022.- Gaby y Rosario tienen una historia trágica común: las dos fueron víctimas del machismo, las dos fueron víctimas de la violencia, las dos fueron víctimas de feminicidio.

Gabriela Jacqueline Ayala Villarreal, de 19 años fue asesinada el 13 de junio del 2015 a media cuadra del restaurante donde trabajaba; en una calle céntrica de Guadalajara, a plena luz del día, el feminicida le disparó en dos ocasiones en la cabeza luego de que ella le dijera que no quería ser su novia. 

Gaby dijo “no” y eso le basto para ser asesinada, su feminicidio demuestra la violencia machista en toda su magnitud, violencia masculina que mata a las mujeres que toman decisiones, por ejercer su libertad. A 7 años del feminicidio de Gaby, la aprehensión del feminicida por fin demuestra un avance en el acceso a la justicia para Gaby y su familia.  

María del Rosario Martínez Castillo, de 23 años, fue asesinada el 28 de noviembre del 2021 por su expareja.  El feminicidio fue atestiguado por su hija una pequeña de sólo tres años y Rosario estaba embarazada al momento de su asesinato. Ayer 26 de octubre del 2022, después de tres mil 312 días, por fin el feminicida de Rosario fue detenido avanzando así la justicia para Rosario, su menor hija y familia.  

Gaby y Rosario tenían la misma edad, eran jóvenes con proyectos, con sueños, con toda una vida por delante. Gaby fue asesinada desde 2015 ¿Qué han hecho las autoridades desde entonces para detener los asesinatos de mujeres? Poco, muy poco, o nada, casi nada. Si hubiesen realizado acciones preventivas que evitaran las violencias contra las mujeres, seguramente Rosario seguiría con vida. Ese es el gran problema, que se siguen cuantificando los casos de violencia contra las mujeres, mientras el gobierno del estado sale a decir en ruedas de prensa que han bajado los feminicidios, o que las mujeres se autoagreden solas.  

El feminicidio de Gaby en avenida México, a plena luz del día, por un compañero de trabajo que le pidió ser su novia y ella se negó, refleja no solo las consecuencias de la educación machista y misógina con la que crecen y se forman muchos jóvenes en Jalisco, sino la impunidad con la que ocurren esas violencias. El asesino feminicida de Gaby estuvo prófugo 7 años, la investigación tuvo poco avance y apenas hoy su familia y la sociedad tenemos una luz de esperanza porque se alcance justicia.

Desde aquel 13 de julio de 2015 son cientos de mujeres asesinadas en el Estado. Tan solo el 25 de octubre del 2022, fueron encontradas tres mujeres asesinadas en distintos hechos. Es decir, no solo no ha disminuido, sino que se ha acrecentado la problemática de violencia y feminicidios en Jalisco ante la ausencia de políticas públicas de prevención, atención y sanción de esas violencias machistas y feminicidas. Gaby y Rosario como cientos de mujeres en el Estado, estarían vivas si en Jalisco se atacaran las causas estructurales de la violencia feminicida, porque algo que no han entendido es que el machismo mata.

Vicecoordinadora de CLADEM en México

Profesora Investigadora de la UdeG.

medium.com/dra-lupitaramos

@dralupitaramosp

lupitaramosponce@gmail.com

Canal de Youtoube Dra. Lupita Ramos.

https://www.youtube.com/channel/UCQ_bKrt9f4rkb7VST7-sYrg

 www.cladem.org

clademjalsc@gmail.com

Comment here

Accesibilidad