COLUMNASLupita Ramos Ponce

Mirada Violeta| “Seríamos más, pero no se puede luchar desde la tumba”

599 Vistas

Crisis de seguridad en Colima, afecta a las mujeres

Guadalupe Ramos Ponce

SemMéxico, Guadalajara, Jalisco, 22 de marzo, 2022.- Ese es el título de una pancarta que muestra una de las dos mil mujeres que salieron a marchar el 8 de marzo en Colima. “Hoy lucho, para existir mañana”, se lee en otra pancarta, “Quiero ver a mis amigas Egresadas, no Enterradas”, se lee en otra más. Las exigencias de las mujeres giran en torno a los feminicidios, las desapariciones y en general en contra de la inseguridad, por eso el tema central de la marcha fue “Las calles son nuestras”.

En el pronunciamiento leído al finalizar la movilización, las manifestantes denunciaron que la estrategia emprendida por el Gobierno Federal y Estatal en contra de la inseguridad las ha dejado expuestas a mayor violencia y vulnerabilidad.“Desde años atrás nosotras hemos denunciado la presencia del crimen organizado y la actividad ilícita del narcotráfico, nos hemos expresado en contra de la estrategia fallida de militarización que ha puesto a las mujeres y disidencias en una realidad profundamente sanguinaria: redes de trata de personas, violaciones, desaparición forzada”.

Colima, como en muchos lugares del país, incluyendo Jalisco, se encuentran sumidos en la vorágine de la violencia. En el último mes se agudizaron los enfrentamientos entre cárteles, en dos semanas se acumularon 42 asesinatos, en una sola noche hubo 8 muertos, lo que hace un cruento balance de más de 80 personas asesinadas en las últimas semanas, personas desaparecidas, decenas de lesionados por arma de fuego, narcomensajes, restos humanos abandonados en vías públicas, incendios de autos, viviendas y lotes baldíos, suspensión de clases en instituciones educativas, toque de queda autoimpuesto por la población que tiene miedo a salir a las calles, tomadas por los grupos delincuenciales. Para muestra, este lunes 21 de marzo, ocurrieron varios tiroteos en la ciudad, supuestamente en la persecución de un delincuente, lo que generó inseguridad y riesgo para toda la población.

En este contexto de violencia generalizada, se agudiza la violencia contra las mujeres en Colima que ocupa por índice poblacional, uno de los primeros lugares en feminicidios a nivel nacional. En nueve años fueron asesinadas 481 mujeres en el estado de Colima, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. El año más letal fue el 2020 cuando la autoridad reconoció un total de 98 homicidios de mujeres, pero las organizaciones civiles alertaron que la cifra pudo haber sido mayor.

 Las estadísticas exponen que, desde enero de 2013 a diciembre de 2021, se cometieron 481 asesinatos de mujeres en Colima, en medio de una tendencia creciente, que no ha disminuido a pesar de que la Secretaría de Gobernación emitió el 20 de junio de 2017 la Alerta de Violencia de Género para cinco municipios del estado. De acuerdo a esa información, entre 2013 y 2019 se quintuplicó el número de asesinatos de mujeres en la entidad, ya que 2013 se reportaron 18 casos y en el 2019 el número de víctimas fue de 85. Además, en 2020 el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reconoció 98 asesinatos de mujeres, la cifra más alta de los últimos nueve años; en 2021 se abrieron 64 carpetas de investigación ante la Fiscalía por homicidio doloso de mujeres. La mayoría de los asesinatos de mujeres permanecen en la impunidad, según el reporte de Impunidad Cero, quien documentó que en el 2020, 8 de cada 10 feminicidios quedaban sin castigo.

Traigo a la reflexión esta realidad que se vive en Colima, porque precisamente me encuentro esta semana en esta ciudad para dialogar con feministas, académicas y periodistas sobre la situación de violencia que viven las mujeres en el Estado, el abordaje de las violencias feminicidas desde las narrativas periodísticas y las investigaciones que se realizan en la Fiscalía bajo el protocolo de investigación del feminicidio con perspectiva de género. Desolador el contexto, pero como dice una de las pancartas enarboladas en todo lo alto por una joven feminista este 8 de marzo en Colima: “Luchar hoy, para no morir mañana”.

Dra. Lupita Ramos Ponce

Vicecoordinadora de CLADEM en México

Profesora Investigadora de la UdeG.

medium.com/dra-lupitaramos

@dralupitaramosplupitaramosponce@gmail.com

Comment here

Accesibilidad