Natalia VidalesUncategorized

Mujer y Poder

468 Vistas

• Por fin liberan a Guillermo Padrés

Así es la política, estás arriba te aplauden…

Natalia Vidales

SemMéxico, 4 febrero 2019.- Tras más de dos años preso, con una blanquecina barba hasta el pecho, con una coleta de cabello y el pelo un tanto ralo, finalmente liberaron al ex gobernador Guillermo Padrés Elías. Así, luce como si fuera otra persona y de alguna manera lo es porque su vida –del edén político a la ignominia– cambió radicalmente.

El momento de su excarcelación recordó a Fernández de Ceballos (de los pocos que continuaron cerca de Padrés en su infortunio) luego de ser liberado de su secuestro el 2010, y no sería exagerado presumir que aquel le haya dado el consejo para lucir precisamente como alguien que abandona un cautiverio injusto (y que hace recordar también al Conde de Montecristo).

El acuerdo judicial de libertad bajo fianza a su favor ya tenía varios meses, pero no se ejecutaba por argucias de la fiscalía y lenidad del Juez, y entonces en enero pasado Padrés le dirigió una carta a López Obrador para que lo ayudara al respecto (recordemos que el Fiscal General de la República es “carnal” del Presidente), lo que todo indica que sucedió, y el ex gobernador ya está de regreso en su casa (de la CDMX y de cual tendría que pedir permiso para ausentarse por el alcance del dispositivo de localización que le fue colocado; y porque tiene que presentarse cada semana en el Juzgado de Distrito de Toluca y firmar en la lista de procesados).

Las reacciones a nivel nacional y local no se han hecho esperar y así hay quienes manifiestan su alegría y quienes continúan con la crítica y con el afán de venganza. No les parece suficiente el encarcelamiento de dos años… ni que no haya sido declarado culpable y se le haya tratado como si lo fuera.

La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, desde luego, mostró su contrariedad por el rumbo que, otra vez, tomaron las cosas en la PGR, y se ciñe a su reclamo de justicia para quienes, como Padrés “traicionaron la confianza de la ciudadanía” (lo cual se aleja de la ley y se acerca a la política, llamando a que, aunque logre su exoneración federal por los delitos que se le imputaron, acá en el Estado deberá de tenérsele para siempre por un sonorense malnacido).

Así es la política. Cuando estás arriba te aplauden y cuando caes… se da la bulla.

Comment here

Accesibilidad