Mujer y PoderNatalia Vidales

Mujer y Poder

697 Vistas

Lo van a pagar muy caro

*Natalia Vidales Rodríguez
SemMéxico. 17 de junio de 2020.- A las víctimas mortales y convalecientes del Covid- 19; a los trabajadores desempleados y a las empresas quebradas; a los nuevos millones de pobres; a las nuevas víctimas del crimen y del aumento de la violencia en el país, y demás calamidades de la Pandemia, le van a seguir las consecuencias de sus actos a los políticos ( que ciertamente sería lo de menos, si no fuera porque conducen ese camión llamado México en el cual vamos a bordo, ahora al filo del precipicio, todos).
En otras naciones el asunto es variopinto: en los Estados Unidos, por ejemplo, la crisis que trajo el Covid-19, pésimamente manejada por el presidente Trump, está por costarle la reelección. En ese país los ciudadanos no se andan con medias tintas para juzgar al gobernante y se guían por una sola materia: si la economía cae, se lleva entre las patas al presidente y punto (acá en México AMLO pretende que pensemos primero en la felicidad… aunque escasee qué llevarse a la boca).
El demócrata Joe Biden le lleva una delantera en las encuestas a Donald Trump, rumbo a las urnas del próximo Noviembre, muy difícil de revertir y menos hoy con la crisis de derechos civiles en ese país que el presidente alentó con sus discursos de división entre los norteamericanos.
En contraste tenemos a Nueva Zelanda, dirigido por Jacinda Ardern, donde desde el 22 de Mayo no se registra un contagio más por Covid-19 ( salvo dos nuevos casos llegados del extranjero y que ya están bajo control), dándose por terminada la emergencia, y donde el pasado fin de semana se reanudó el deporte nacional -El Rugby- en lo que es el primer evento en el mundo luego de la aparición del virus, con la asistencia de más de 20 mil aficionados en un estadio de entrada sin límite. Ahí la economía sufrió solo un leve deterioro dada la pronta respuesta de apoyo oficial a trabajadores y empresas; y el seguimiento inicial de los contagios con pruebas, pruebas y más pruebas (siguiendo las recomendaciones de la OMS) lográndose contener el mal. Así, Ardern y su partido, el Laborista, tiene asegurados sus triunfos en los próximos comicios.
Acá en México, ya empezó la cuenta regresiva rumbo a las elecciones del 6 de Junio del 2021, y que serán las más grandes de la historia, con 15 gubernaturas, todas las alcaldías y las diputaciones locales de los estados, así como la joya de la corona: la renovación de la Cámara de Diputados que hoy cuenta con amplísima mayoría de MORENA, el partido del presidente López Obrador.
Ciertamente que los partidos de oposición en nuestro país no están –ni de broma– en su mejor forma y momento, pero se espera un voto en contra del gobierno de AMLO para quitarle la mayoría a su favor en la legislatura federal y frenar su autoritarismo, así que de cualquier forma resultarán beneficiados (el regreso del PAN y del PRI se lo deberemos al presidente, así como su gobierno se lo debimos a los malos regímenes de aquellos). Pero, sobre todo, ahora es la ciudadanía la que está presta para ir más allá revocándole directamente su mandado en la consulta popular de marzo del 2022.
Lo hecho –y lo dejado de hacer– por los gobiernos ante la Pandemia en pro o en perjuicio de la población se pagará o se retribuirá en las urnas.
Y tanto en México como en los E.U. (al igual que en otros regímenes populistas en el mundo que resultaron los más nocivos ante la emergencia) todo avista que verán las espaldas de los ciudadanos en la próxima elección.

Comment here

Accesibilidad