COLUMNASMujer y PoderNatalia Vidales

Mujer y Poder| Acción Afirmativa Puede ser la Solución para el Abstencionismo

387 Vistas

Natalia Vidales Rodríguez*

SemMéxico, Hermosillo, Sonora, 18 de abril, 2022.- Algo deberá hacerse para contrarrestar el nocivo abstencionismo electoral, cuyo peor rostro se mostró en la Consulta Popular de Revocación del Mandato Presidencial y cuyas causas, a cuál más de deleznables, estuvieron a la vista el pasado Domingo de Ramos.

El derecho ciudadano de ir a votar dejó de ejercitarse y la obligación constitucional no se cumplió…como frecuentemente ha sucedido en las pasadas elecciones.

A propósito, y como si el Consejero titular  del INE, Lorenzo Córdova,  no estuviera hoy mismo puesto en la picota pública  por el Presidente AMLO,  al indiciarlo como    el saboteador en jefe del ejercicio democrático del pasado fin de semana ( lo cual desde luego es una fake news  más del mandatario en su afán   de apoderarse del Instituto), resulta que, sin querer queriendo también él  –Lorenzo Córdova–  le abona al futuro abstencionismo cuando justificó  la poca afluencia de votantes en la Consulta por el  “derecho de abstenerse de votar” pues, dijo, ¨no quisieron ir y ese derecho debe respetarse¨.    

Probablemente merezca alguna consideración justificar al abstencionismo cuando se haga con algún propósito legítimo, como también podría dársele algún significado el anular el voto tachando la boleta, rompiéndola y demás, o poniéndole mensajes sin “venir al caso”, o para llamar la atención sobre algún tema, como lo hizo el mismo AMLO cuando escribió ¡Viva Zapata! en la papeleta y que, junto con aquellos, pasó a la lista de los sufragios inválidos.

 Pero cuando — como ocurrió en esta ocasión  en  que surgió la nueva modalidad del antivoto y que vino a sumarse, como si hicieran falta más motivos para ausentarse de las urnas, al voto  comprado, al acarreo, al embarazo de urnas, y a tantas acciones antidemocráticas más dentro de la pícara mecánica de la política nacional–   se hace, como se hizo, incluso por partidos políticos ¡de la oposición!, un llamado público a la abstención, entonces, independientemente que ello es un delito –que Lorenzo Córdova debería de consignar ante las autoridades correspondientes–   se trata de un nuevo y gran mal al que habría que ponerle un gran y efectivo remedio.

Antes de dar la receta, aclaremos que la abstención no es ningún derecho, al menos no uno establecido en la ley y que son los que pueden exigirse.   Lo que lo sí lo es, y a la par una obligación de los ciudadanos, establecida en la Constitución, es acudir a votar. Y el hecho de que esa obligación no tenga una sanción correspondiente en caso de no cumplirse -salvo como ocurre en algunos países más civilizados que el nuestro en que es mal visto y reprochable-   lo cierto es que esa impunidad es personal y no una patente para hacerle apología y propaganda al antivoto, lo cual sí es un delito, y grave (porque, así como lo es acarrear votantes a las urnas, también lo es ahuyentarlas de ellas), que por supuesto debería de tener consecuencias.

Se trataría de la acción afirmativa a favor del voto forzado, que consistiría en que la credencial del INE solo se le tuviera como el medio de identificación oficial suficiente, como ya lo es, cuando conste el resello en los recuadros que tiene   para comprobar que se votó en las más recientes elecciones (con ello, además, los jóvenes que lucieron por su ausencia en las urnas del domingo, entenderían que esa credencial no es solo para acceder a los antros).

Las acciones afirmativas –que impone la ley– suelen hacer ordinario lo que no lo era (por ejemplo, la paridad de género en los puestos públicos, la no-discriminación contra los niños y jóvenes, la inclusión social de las minorías y de las personas discapacitadas, etcétera), así que una referente al voto forzado (so pena de los problemas que acarrearía la credencial del INE sin vigencia) no sería excepcional.

Esta propuesta no es nueva, pero ahora sería el mejor antídoto en contra el recién aparecido antivoto. Y para que el INE, de veras, nos una.  

*Fundadora y directora de la revista Mujer y Poder. Periodista y activista sonorense con más de 40 años de ejercicio. Contacto whats 6621441440

Comment here

Accesibilidad