Mujeres

Mujeres rurales en su día internacional: pobreza, muerte materna, poca tierra propia, sin créditos, sin salud y con creciente violencia feminicida

493 Vistas

Sara Lovera

SemMéxico, Ciudad de México, 15 de octubre, 2022.-El 97 por ciento realiza labores del campo y otras actividades con mínimo ingreso o sin salario

El Gobierno asegura que “las atiende”, Coneval señala profundización de su exclusión: 27 por ciento todavía carga leña y agua para sus hogares

Las mujeres del campo en México, representan la quinta parte de todas las mexicanas. Son las mujeres rurales cuyo día internacional se celebra este 15 de octubre. Se trata de 14 millones de mexicanas, campesinas e indígenas que en más de   la mitad vive en extrema pobreza, el 96.7 por ciento de las que tienen más de 12 años trabajan en el campo, apenas un millón 300 mil es ejidataria, y todavía el 30 por ciento acarrea leña y agua para sus hogares. Y sin embargo son la clave para la seguridad alimentaria, reconocen las autoridades mexicanas, los grandes productores privados y las Naciones Unidas.

Encima viven las violencias genéricas. La mayoría de los homicidios cometidos en medio rural contra las mujeres, ocurren en las zonas de fronteras agrícolas en las que se reúnen los problemas de comunicación, la inexistencia de propiedad reconocida jurídicamente, la falta física de instituciones estatales y también la producción y el tráfico de drogas.

El 13 por ciento de las mujeres rurales no tienen acceso a los servicios de salud; Según la última semana epidemiológica en Muerte Materna las entidades con más defunciones maternas son: Estado de México, Veracruz, Jalisco, Chiapas, Chihuahua y Puebla. En conjunto suman el 41.4 por ciento de las defunciones registradas y desde hace 4 años se ha disminuido el apoyo a las Casas de la Mujer Campesina, que atendían problemas de salud materna y sexual.

Es en el campo dónde las mujeres mueren de parto en 30 por ciento más que en las ciudades.

El último reporte del El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social Coneval, señala que el aumento porcentual anual de la línea de pobreza por ingresos en 2022 fue de 9.7 por ciento en el ámbito rural y 8.4 por ciento en el urbano. Estos incrementos en las líneas de pobreza por ingresos en ambos ámbitos fueron superiores a la inflación general anual (7.3 por ciento).  El incremento en la línea de pobreza por ingresos rural es la más alta desde diciembre de 1999 (11.1 por ciento).  Los y las pobres en México, durante 2022 serán 2 y medio millones más que hace dos años y 6,1 más que al principio del mandato de AMLO.

El 15 de octubre, creado en la ONU en 2007, da lugar a balances, promesas y difusión de datos. Ellas, las mujeres del campo, las indígenas, son las migrantes que van a recoger del sur a Sinaloa, el Jitomate; son las que traspasan la frontera para ir a los campos de California; son las mujeres rurales expulsadas por la pobreza y la marginación, y sólo el 8.2 por ciento va a la escuela.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural Sagarpa sólo un millón 300 mil posé tierra, como ejidataria o comunera. En las zonas rurales sólo un millón 400 mil es mayor de 65 años, y sin embargo todas ellas producen, empacan y distribuyen alimentos.

Según las cifras que difundió en un brochure el Instituto Nacional de las Mujeres INMUJERES, Todas hace una doble o triple jornada laboral, señala que el 96.7 por ciento realiza labores del campo y otras actividades; 3 por ciento solo trabaja en “actividades productivas. En ese sentido la Sagarpa señala que hay reconocidas 951 mil –casi un millón- como parte del sector primerio, de las cuales el 84 por ciento está en la agricultura. Todas las demás como historia hacen labores del campo sin paga, como sin paga es el cuidado del hogar. El 8 por ciento, más de un millón, hace, dice Inmujeres, labores o trabajo comunitario, y el 38.1 por ciento cuida de otros y otras, de la ancianidad y de la niñez.

Los datos indican que 2.3 millones de estas mujeres que producen los alimentos de México, son indígenas.  Sagarpa destaca que por ser un sector clave para avanzar en el camino hacia la seguridad alimentaria del país y la erradicación del hambre, “es necesario alcanzar la equidad y la participación plena de las mujeres en los procesos productivos del sector primario”.

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural, en boletín Sagarpa llamó a unir esfuerzos para superar las desventajas a las que se enfrentan las productoras, campesinas e indígenas que no tienen certidumbre en la tenencia de la tierra, acceso a créditos y suministros agrícolas, y demandó fortalecer su participación en cadenas productivas de alto valor.

Según Sagarpa 951 mil mujeres trabajan en el sector primario, de las cuales, 84.9 por ciento lo hace en la agricultura, 12.5 por ciento en ganadería, 0.9 por ciento en pesca y 1.7 por ciento en otras actividades. Las calificó como pieza importante en la producción agroalimentaria y un motor de cambio en el sector agropecuario.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Banco Mundial (BM), en el mundo las mujeres rurales tienen menos acceso a la tierra que los hombres. En México, del padrón de 4.9 millones de personas que poseen núcleos agrarios, más de 3.6 millones son hombres y sólo 1.3 millones (26 por ciento) son mujeres, señalan datos del Registro Agrario Nacional (RAN).

Las mujeres rurales se enfrentan al incremento mundial del costo de la vida

Conseguir la igualdad de género y empoderar a las mujeres rurales no solo es lo correcto, sino que es un ingrediente fundamental en la lucha contra la pobreza extrema, el hambre y la desnutrición, afirma ONU Mujeres.

Explica que, si las mujeres rurales tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos, la producción agrícola en los países en desarrollo aumentaría entre 2,5 y 4% y el número de personas desnutridas en el mundo disminuiría aproximadamente entre un 12 por ciento y un 17% (FAO).

Sin embargo, las mujeres en entornos rurales se enfrentan a una discriminación significativa en lo que respecta a la propiedad, la remuneración, la capacidad decisoria o el acceso a recursos y mercados.

A estos obstáculos de base se une ahora la guerra en Ucrania, un conflicto que atañe intensamente a las mujeres ucranianas, pero también a las mujeres de todo el mundo y, más aún, a las rurales.

De acuerdo al último informe de ONU Mujeres el actual estancamiento en los mercados alimentario y energético no ha hecho sino intensificar las disparidades de género, provocando tasas de inseguridad alimentaria, desnutrición y pobreza energética.

Las interrupciones mundiales del suministro de petróleo, gas y materias primas, junto con los vertiginosos precios de los alimentos, el combustible y los fertilizantes, han provocado una crisis del costo de vida que amenaza la subsistencia, la salud y el bienestar de las mujeres, especialmente las rurales.

Los aumentos alarmantes de la violencia de género, el sexo transaccional para la alimentación y la supervivencia, el matrimonio infantil (con niñas obligadas a abandonar la escuela) y las cargas de trabajo doméstico y de cuidados no remuneradas de las mujeres y las niñas están poniendo en peligro aún más su salud física y mental.

Las mujeres rurales-una cuarta parte de la población mundial- trabajan como agricultoras, asalariadas y empresarias. Labran la tierra y plantan las semillas que alimentan naciones enteras. Además, garantizan la seguridad alimentaria de sus poblaciones y ayudan a preparar a sus comunidades frente al cambio climático

Este Día Internacional cuya temática es «Las mujeres rurales se enfrentan al incremento mundial del costo de la vida”, entre sus demandas, está el aprecio a su labor en el suministro de alimentos y servicios en zonas menos desarrolladas y debe reivindicarse que necesitan zonas rurales en las que puedan contar con las mismas oportunidades que los hombres.

Acciones

Según Sagarpa, el Gobierno de México, con   instituciones involucradas, lleva a cabo acciones, políticas públicas y programas de apoyo para las mujeres rurales, como el Proyecto de Desarrollo Territorial (Prodeter), que facilita la inclusión en los esquemas de desarrollo territorial de las mujeres emprendedoras que no cuentan con la titularidad de los derechos agrarios y que les permite tener acceso a programas y apoyos gubernamentales.

Producción para el Bienestar (PpB), dice, ha beneficiado a 617 mil 829 mujeres productoras este 2022, según datos hasta el tercer trimestre del año con apoyos directos a productores de pequeña y mediana escala de maíz, frijol, trigo, arroz, otros granos, amaranto, chía, milpa, café, caña de azúcar, cacao y miel de abeja, para brindarles liquidez en sus labores productivas.

Se ha implementado una Estrategia de Acompañamiento Técnico (EAT), que promueve la transición agroecológica en 35 regiones del país, se registra la participación de poco más de 86 mil productores, de los cuales 34 por ciento son mujeres.

También una Estrategia de Fomento al Financiamiento, también del PpB, desde septiembre de 2020 al cierre de septiembre de 2022, se ha apoyado con 35 millones 845 mil 524 pesos a mujeres, ubicadas fundamentalmente en Chiapas (14 millones 018 mil 972 pesos), Oaxaca (13 millones 680 mil pesos) y Guerrero (tres millones 510 mil pesos).

Al cierre de septiembre pasado, el programa Fertilizantes para el Bienestar ha atendido a 717 mil 570 productores de pequeña escala, mediante la entrega del insumo de forma directa, gratuita y oportuna, de esta cifra el 90 por ciento se localiza en los tres estados con mayor grado de marginación y 41 por ciento del padrón de beneficiarios son mujeres.

Inauguran exposición fotográfica “Mujeres Rurales”

Agricultura y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) inauguraron la exposición fotográfica “Mujeres Rurales”, integrada por 29 imágenes que muestran su rostro y actividades cotidianas, como un homenaje a las mujeres del campo mexicano.

Ahí la directora general de Suelo y Agua de Sagarpa Areli Cerón Trejo, resaltó la importancia de abrir estos espacios para dar un rostro al campo mexicano y un reconocimiento a las mujeres rurales que cuidan las semillas y producen los alimentos, con gran esfuerzo y dedicación.

Cerón Trejo resaltó que esta exposición itinerante se podrá apreciar en el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), la Secretaría de Educación Pública (SEP) y en los institutos Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), entre otros. 

La directora general para la Promoción de una Vida Libre de Violencia e Impulso a la Participación Política, Anabel López Sánchez, y la coordinadora de Comunicación e Información del Inmujeres, Nancy Mejía Herrera, dijeron que la muestra fotográfica ayuda a reflexionar y tomar conciencia sobre la participación de las mujeres en el sector rural, la oportunidad de que levanten la voz y tengan mayores oportunidades de desarrollo.

El dato

  • En promedio, las mujeres representan algo más del 40% de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo, pudiendo llegar a más del 50% en determinadas partes de África y Asia. 
  • Menos del 15% de los propietarios de tierras en todo el mundo son mujeres.
  • En algunos países, más del 50% de las niñas de familias rurales pobres se casarán siendo niñas.

14 años de reconocimiento del papel de la mujer rural

El primer Día Internacional de las Mujeres Rurales se celebró el 15 de octubre de 2008. Fue establecido por la Asamblea General en su resolución 62/136, de fecha 18 de diciembre de 2007. En ella reconoce «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

La resolución insta a los Estados Miembros, en colaboración con las organizaciones de Naciones Unidas y la sociedad civil, a poner en marcha medidas que puedan mejorar la vida de las mujeres rurales, incluidas las de las comunidades indígenas y aquellas con discapacidad.

15 de octubre de 2022: – ¿Cómo celebrar el Día Internacional de las Mujeres Rurales?

Lema 2022: las mujeres rurales, clave para un mundo sin hambre ni pobreza

El papel y condición de las mujeres rurales

Destacar que, a pesar de su trabajo y productividad, tiene muy poco o ningún acceso a la tierra, a los materiales agrícolas, créditos, mercados, etc., tal como lo tiene el sector masculino que se dedica a realizar el mismo trabajo.

Además, tampoco cuentan con un acceso equitativo a la educación, capacitación, infraestructuras y servicios como el agua.

Sufren de discriminación en cuanto a participación política dentro de sus comunidades y sus labores no tienen remuneración o son menores a las de sus homólogos. Es decir, se encuentran desasistidas y en peores condiciones que las mujeres urbanas y que los hombres del campo.

Es por ello que se hace necesario apoyarlas y crear políticas destinadas a mejorar su situación en todos los ámbitos.

Comment here

Accesibilidad