CulturaCultura

Obra teatral cubana recrea transgresora historia de Enriqueta Favez

478 Vistas
  • En 60 minutos un monólogo relata sucesos en la vida de la mujer suiza que vestida de hombre escandalizó a Cuba en el siglo XIX.

SemMéxico/IPS, La Habana, 1º. de diciembre, 2021.- La vida de la suiza Enriqueta Favez, primera mujer en ejercer la medicina en Cuba hace 200 años, trascendió su época y aún suscita reflexiones sobre el amor, las discriminaciones y los derechos, esta vez mediante una obra teatral estrenada recientemente en la sala Argos Teatro, en la capital cubana.

El trabajo conjunto de Liliana Lam, actriz y guionista, y Alberto Corona, director y coescritor, dio vida al monólogo Favez, basado en el libro Por andar vestida de hombre (Editorial de la Mujer, 2012), del escritor y antropólogo Julio César González Pagés.

“Desde que leí el libro, en 2012, la historia me cautivó, y en 2014 pude comentárselo al autor, hasta que en 2019 tomé impulso para decirle que queríamos llevarla al teatro”, comentó Lam.

La joven actriz mencionó que llegó a tener cinco bocetos de la obra, todos inconclusos, hasta que junto a Corona trabajó para concluir la actual versión, que estuvo lista en 2020. “De conjunto con Alberto en solo 20 días terminamos de escribir, se la leímos a Julio y le encantó”, dijo.

Lam resaltó que el monólogo contiene mucho de la información investigada durante años por González Pagés, quien desarrolló “un estudio arqueológico para reconstruir la vida de una mujer transgresora y polémica en el siglo XIX, pero que en la actualidad aún nos conmueve”.

También hizo referencia al apoyo recibido por el autor de Por andar vestida… y el equipo de trabajo de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades. “Han estado muy presentes en este viaje con Favez, pero además en la búsqueda de nuevas ideas que ya se transforman en otros proyectos”, subrayó.

Sobre la interpretación del personaje afirmó que ha sido hermoso, pero también un reto regresar a las tablas tras varios años. “Es una experiencia fuerte e intensa, porque no actuaba frente al público, en algo tan íntimo como es el teatro, desde el 2017, con la obra Carta de amor a Stalin, del dramaturgo español Juan Mayorga y dirigida en Cuba por Abel González Melo.”.

Primeras veces

Para Corona, la obra Favez constituye su primera experiencia en la dirección y además coincidió con el estreno de Lam como actriz en un monólogo de larga duración.

“El proceso ha sido fuerte, porque al ser primeras veces para ambos en estos roles, queremos hacerlo bien”, apuntó.

El también actor relató que en el proceso creativo “surgieron discusiones fuertes, tras las cuales hubo grandes silencios, y solo al día siguiente durante el ensayo, en medio de la magia del teatro, se conciliaban intereses y seguíamos en la ruta de Favez y de nuestra vida, que incluye 11 años de matrimonio y proyectos profesionales juntos”.

De igual modo, resaltó el apoyo del dramaturgo Carlos Celdrán, director de Argos Teatro, quien les ofreció consejos y la sala teatral, donde desde 2020 habían “concretado avances de la obra, aunque con varias pausas debido a la pandemia”.

Transgresiones de Favez

Corona afirmó ver a Enriqueta Favez como una transgresora y a su vez como un ejemplo de luchadora. “Nos interesaba mucho contar la vida de alguien que desde niña sufrió muchas tragedias, desde pérdidas familiares hasta múltiples manifestaciones de violencia, y, sin embargo, nunca perdió el deseo de amar, de ir en busca de su felicidad”, dijo.

A juicio del artista “es inspirador ver cómo a pesar de su vida turbulenta, siempre la impulsó el amor y el deseo de superación, tanto que rompió con las convenciones sociales para cumplir su sueño de ejercer la medicina e intentar ser feliz junto a la mujer que amaba”.

De acuerdo con Corona, Favez fue capaz de superar las costumbres pragmáticas, machistas y clasistas en las que fue educada con una profunda calidad humana, que se evidencia en su entrega a la vocación de servir a otras personas, incluso a las más humildes y pobres.

Con ello coincide González Pagés, quien considera que “el teatro muestra la dimensión más humana de todo el drama que vivió Favez, cómo la discriminaron, vejaron y violaron sus derechos”.

El autor de textos como Historias de Mujeres en Cuba y Macho, varón, masculinoEstudios de Masculinidades en Cuba también refirió el valor del arte para hacer llegar el contenido de su obra escrita a un público más amplio.

“Cuando reinterpretan el libro y lo transforman en una obra teatral le dan un matiz más contemporáneo a una historia que 200 años después puede suscitar reflexiones interesantes”.

Para el escritor y catedrático, “la historia de Enriqueta Favez muestra a una mujer que fue expulsada del país y ahora regresa a dialogar con el presente de disímiles formas, desde la investigación académica, la literatura, el teatro, el cine, la música y las artes plásticas”.

La puesta en escena del monólogo Favez agrega otro capítulo a las propuestas inspiradas en la vida de Enriqueta, entre las que figuran la obra teatral Escándalo en la trapa, original del dramaturgo José Ramón Brene (1927-1990) y llevada a las tablas por Tony Díaz (1944 – 2014), la película Insumisas, de Fernando Pérez y Laura Cazador, el documental Enriqueta y Adela, de Rolando Almirante, así como de la canción Libertad disfrazada, de Tanya; y una escultura del artista José Villa Soberón. (2021)

Comment here

Accesibilidad