Botella al MarMartha Canseco

Botella al Mar

1.277 Vistas

Pina

Martha Canseco González

SemMéxico. Hidalgo. 17 de septiembre de 2019.- “Cuando Pina Bausch entra en tu vida se queda para siempre, cada espectáculo suyo es un estremecimiento, un revulsivo, también un festín para la inteligencia y los sentidos del que rara vez se sale indemne” Teresa Sesé, periodista española.

“La vida actual no puede ser bailada a la manera tradicional. No me interesa la estética del gesto por el gesto. Tuve que sacrificar mi propia danza para encontrar la forma de incluir en el movimiento los problemas de nuestro mundo”  Pina Bausch.

Desde el primer movimiento que hizo Marina Urrutia en el espectáculo “Conságrame la Primavera”, del Colectivo Medias de Cabaret, supe que estaba ante una obra que no me dejaría indemne y además al estilo Bausch.

El espacio donde se presentó dejó de ser Casa Encantada para convertirse en el mismísimo Café Muller, no sólo Marina miró la violencia de género aferrada a las patas de una silla yo también, sólo que ya no somos unas niñas.

La violencia contra las mujeres detona todas esas emociones que las bailarinas actrices de Conságrame la Primavera, Alejandra Luna, Rosana López, Cinthia Navarrete, Jazmín Velázquez, Nancy Nieto y Marina Urrutia logran transmitir de manera impecable. La dirección de Charly Castellanos y la escenografía de Artemisa Valtierra no dejaron pasar ni un detalle, ahí estuvieron presentes los fetiches de Pina, los altísimos zapatos de tacón y la tierra en forma natural y de manera simbólica en los brazos de Rosana.

Angustia, miedo, ira, zozobra, desesperanza, eso detona en la sociedad la violencia de género, eso sentí durante ésta representación de Conságrame la Primavera,  y lo reconozco muy bien, porque después de capacitar a 14 mil mujeres en autodefensa feminista y preguntarles que sienten cuando entra en acción “El Pinche Juan”, así lo describen.

¡No!, no es una moda que ahora estemos hablando tanto de violencia de género, cómo alguien trató de sugerir en una conferencia de prensa que recientemente encabezó el Secretario de Cultura José Olaf Hernández Sánchez, estamos hablando de una realidad que lacera a las mujeres mexicanas.

No es casualidad que de los 714 materiales que recibieron las compañeras de Dulcísimo Ovario para la Tercera Edición del Festival de Video y Cine Femenino el 85% hable de feminicidio, violencia sexual y hostigamiento.

Estamos hablando de lo que nos sucede y estamos gritando así que esto tiene que terminar, que las mujeres ya no podemos seguir siendo la carne de cañón para que tantos hombres afirmen su frágil masculinidad.

De verdad, reflexionando sobre la pregunta que hacía en una columna anterior: ¿porqué tantos hombres en éste país están tan enojados con las mujeres?, una de las conclusiones que llego es qué les provoca ira éste vano intento de independencia extrema. Que les da rabia depender de las mujeres para llenar ésta necesidad humana de afecto y reconocimiento. Ésta dependencia de las mujeres incluso para demostrar su abuso de poder.

Que se han tragado como pastilla de limón la imposición del sistema patriarcal de que hombres y mujeres somos diferentes, pero sobre todo opuestos y resulta que no,  ¡que ambos somos humanos!, que Superman es pura fantasía masculina.

Al termino de la presentación de Conságrame la Primavera, junto a Fernando Pérez Romero, nos preguntábamos sí a los hombres que asistieron al espectáculo les habría provocado alguna reflexión. Espero que sí y que no sólo ellos sino todos, decidan de una vez por todas reparar ése hoyo negro que se han provocado en la mitad del pecho y no renuncien nunca a su parte humana.

Al Colectivo Medias de Cabaret, gracias por haber traído de vuelta a Pina Bausch, hace 25 años que no la veía.

botellalmar2017@gmail.com

Comment here

Accesibilidad