La OpiniónLa Opinión

Meditaciones

1.653 Vistas

Miradas en torno a Leona Vicario

En el mes de agosto, durante la celebración del 177 aniversario luctuoso de esta heroína de la Independencia, se anunció que el 2020 será nombrado “Año de Leona Vicario en la Ciudad de México”, como un reconocimiento a la memoria histórica de las mujeres.

Elvira Hernández Carballido

SemMéxico. 10 de octubre 2019.- Queremos que 2020 sea nombrado el año de Leona Vicario. Y nada mejor que septiembre, el mes de la patria, para hacer un recorrido de los estudios y escritos que esta mujer tan significativa en la historia de México, ha inspirado:

Una de las investigadoras que con mayor profundidad abordó la importancia de esta mujer es Anne Staples, doctora en Historia e investigadora de El Colegio de México. En su libro titulado Leona Vicario y publicado en 1976, la autora advirtió que la poca documentación existente dificultó mucho explorar su infancia y hasta sus sentimientos. Y pregunta: “¿Hasta dónde puede el historiador imaginar cuáles hayan sido las circunstancias de su vida que la orillaron a actuar? Por ello, propone reflexionar más sobre lo que no sabemos de Leona que lo que se sabe de ella, interpretar sus silencios y su posible significación” (Staples, 2009:1).

Uno de los trabajos pioneros muy significativo es el de Genaro García, calificado como un historiador feminista. Así, este intelectual mexicano del siglo XIX en Leona Vicario, heroína insurgente (reeditado en 1980) permite advertir que desde una perspectiva emancipadora se puede escribir una biografía que dibuja a una mujer inteligente, tenaz y decidida. La obsesión de este investigador por recuperar documentos originales de la época colonial, permitió que hasta la fecha se conozcan las expresiones directas, originales y revolucionarias en una mujer de su tiempo.

Otro investigador que la recuperó en el ámbito periodístico fue Fortino Ibarra de Anda, en su libro Las mexicanas en el periodismo (1934), afirma que Leona es la primera mujer periodista en el país. Hace una semblanza, donde celebra la gran iniciativa y bravura de esta mujer al escapar de sus perseguidores, disfrazarse para no ser atrapada y parir a su primera hija en una cueva.

En Leona Vicario: la mujer fuerte de la Independencia, Echánove Trujillo confirma el importante papel que ella desempeñó en los años más agitados del movimiento independiente. Expone la manera en que financió a los insurgentes, las estrategias para enviarles correspondencia, su astucia para disfrazarse y escapar de sus raptores, el juicio que enfrentó y sus días tranquilos en los últimos años de su vida.

Un recorrido de los estudios y escritos que esta mujer tan significativa en la historia de México, ha inspirado.

En 1979 la revista Fem dedicó un número especial a la presencia femenina en la historia de México, denunciado que las mujeres no han sido incluidas en la memoria histórica del país. Se rechazaba el olvido y menosprecio de que son (o somos) víctimas las mujeres con la excusa de que su lugar está en el mundo “privado de la penumbra”. Se reivindicaba las distintas formas de participación de las mujeres en la historia nacional. Es así como Elena Urrutia presentó un perfil completo y afirmó que “convendría hacer un poco de historia para recordar la participación valiente y decidida de Leona en las luchas de la independencia” (Urrutia, 1979:43).

En 2010 Carlos Pascual obtuvo el premio Bicentenario Grijalbo de Novela Histórica con su obra La insurgenta. El escritor aseguró: “Me parece importante escribir acerca de Leona Vicario, porque la historia en México está hecha por héroes y por villanos, porque la historia presenta hechos, cosas; difícilmente presenta ideas y Leona Vicario es ante todo ideas: no dio de gritos en ningún lado, no dio de taconazos en otra parte, no levantó una lápida ni quemó una puerta. Leona Vicario escribía ideas, fue una de las grandes ideólogas de la Independencia, junto con su marido, Andrés Quintana Roo, y eso me parece muy importante resaltarlo y escribir sobre las ideas que gestaron el movimiento independentista” (Montaño, 2009:1).

Una de las razones para que esta novela fuera la ganadora fue que destacó las cualidades humanas de la personaje pero sin idealizarla. Sin embargo, aunque toca todos los aspectos de la vida de Leona Vicario solamente le da voz a los personajes que la conocieron y que tienen diferentes miradas en torno a ella, pero Leona Vicario nunca se expresa, queda nuevamente inmóvil, silenciada, estatua, estampita.

Uno de los trabajos más recientes es el de Celia del Palacio, destacada investigadora y pionera en los estudios de historia de la prensa en los estados. Ella, de una manera ágil y sensible recrea y le da voz a esa joven insurgente que participa decidida en la Independencia. Su novela, titulada simplemente Leona, es resultado de una gran investigación, en lo que Celia del Palacio es toda una experta pero también está escrita con el verdadero compromiso y pasión de darle vida y sentido humano a Vicario.

Es así como a lo largo de los años, Leona Vicario sigue conquistando espacios y reconocimientos, pero sobre todo el interés serio y comprometido por recuperarla con todo su orgullo femenino y toda su historia de mujer mexicana que creyó y luchó por un país independiente.

Sí, que 2020 sea el año de Leona Vicario.

Referencias:

Montaño Garfias, Érika (2010). “Carlos Pascual gana el premio bicentenario de novela histórica”, en La Jornada, México, 17 de febrero de 2010, p.1

Staples, Anne (2009). “El reto de biografiar a una mujer: Leona Vicario y sus escapadas independentistas”, ponencia presentada en el Congreso Internacional de Americanistas, Ciudad de México, junio de 2009

Urrutia, Elena (1979). “Leona Vicario”, en revista FEM, México, noviembre-diciembre 1979, pp.43 –45

Comment here

Accesibilidad