Botella al MarMartha Canseco

Botella al Mar

925 Vistas

Cero Acoso 2ª parte

* Neoliberalismo y consumismo salvaje

Martha Canseco González.

SemMéxico, 20 de enero 2020.- Estuve leyendo y analizando con mucha atención los datos que ha obtenido el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sobre la violencia que sufren las mujeres en el transporte y la vía pública en distintas ciudades latinoamericanas.

Como recuerdan Hidalgo estará participando en el Laboratorio de Género y Transporte una iniciativa del BID. Los resultados de la encuesta Origen-Destino aplicada en Quito, Buenos Aires, Ciudad de Guatemala, Santiago, Bogotá y la Ciudad de México, me llevan a asegurar que la idea misógina y machista de que las mujeres deben permanecer en su casa, increíblemente sigue muy vigente, en todo el mundo.

Las mujeres la tenemos de la fregada por donde se quiera ver.

El neoliberalismo, hijo putativo del patriarcado, ha impuesto un consumismo salvaje, por eso no hay dinero que alcance esto ha provocado dos fenómenos.

Es cada día mayor el número de mujeres que están teniendo que salir al ámbito público a trabajar y ganar dinero no sólo para enfrentar las cuestiones básicas en casa sino también para alimentar tanto a su propio monstruo de consumo, como al de los demás, ¡la nueva cara del machismo es el consumismo!

Por otra parte, la mayoría de los hombres no ganan lo suficiente para satisfacer el apetito voraz del neoliberalismo, por lo tanto, ya no son los proveedores ideales y eso les puede, el problema es que se enojan con quién no se deben enojar ¡las mujeres!

¡Enójense con el sistema, no sean mensos! ¡El problema es sistémico!

Por eso, es muy claro el mensaje que los agresores machistas nos mandan cuando salimos a la vía pública y al transporte: ¡Las calles son de nosotros, si salen lo hacen bajo su propio riesgo y con nuestras condiciones!

El riesgo es que nos puede pasar lo que sea, que los violentos pueden hacernos lo que quieran y la condición es que nos tenemos que quedar calladitas porque estiman que nosotras nos lo buscamos.

Ese fue el argumento que dieron los seis hombres que violaron en 2012 a una joven estudiante de medicina en Nueva Delhi a bordo de un autobús – ¿Qué hacía en la calle?, ¡Las mujeres deben estar en su casa! – Este miércoles cuatro de los violadores serán ahorcados públicamente.

Pues sí, resulta que tanto hombres como mujeres tenemos derecho al libre tránsito y a nuestro propio desarrollo personal, sí eso implica salir a la vía pública y hacer uso del transporte, que así sea.

No es pues casualidad que el Banco Interamericano de Desarrollo a través de su Laboratorio de Género y Transporte esté empeñado en lograr que las calles, los sistemas de transporte metropolitano, los taxis y los paraderos sean seguros para ellos y sobre todo para nosotras en toda la región.

Esto por supuesto implica un profundo cambio socio-cultural.

Se lo hacíamos notar al personal del BID que estuvo en Pachuca, el reto es inmenso, pero no imposible, ya se está haciendo en otros lugares no veo porqué no lo podamos hacer aquí.

Les pusimos como ejemplo lo que dicen las canciones y lo que se ve en la televisión sobre lo que pasa en el transporte público y con quienes transportan, esto último coto masculino, por cierto.

Un trozo del programa cómico de Televisa del famoso “Vítor” un hombre que maneja una micro y que manosea a las mujeres que suben al vehículo, ellas que no hacen nada, ni siquiera reclaman, mas canciones como “me lo paro…el taxi”, dejaron muy claro lo que la caverna mediática promueve en Latinoamérica y que en consecuencia se queda en el imaginario colectivo.

Lo he dicho en varias ocasiones, los medios de comunicación son la caja de resonancia de los roles y los estereotipos de género, no únicamente los reflejan, sino que los magnifican, los trastocan. Tienen en consecuencia una enorme responsabilidad en la violencia que sufren las mujeres y por supuesto tienen mucho que hacer para prevenirla y evitarla, ¡es momento de que asuman su compromiso!

Un dato que recién dio el Instituto Nacional de las Mujeres, el 81% de las mexicanas se sienten inseguras en este país.

¿De las ciudades que están participando en el Laboratorio de Género y Transporte, dónde cree usted que se dan más casos de acoso? Esas cifras las comentaré en la tercera parte de este tema.

Nos leemos la próxima semana.

botellalmar2017@gmail.com

Comment here

Accesibilidad