CoordenadaLupita Ramos Ponce

Coordenada

731 Vistas

INMUJERES y COVID-19

 Por: Lupita Ramos Ponce

SemMéxico. 27 de marzo 2020.- Ante el llamado público que diversas organizaciones feministas en el país han realizado para que las medidas destinadas a contener la pandemia del COVID-19, tanto por el gobierno federal como por los gobiernos estatales sean con perspectiva de género; el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) en rueda de prensa en compañía del Dr. López Gatell y diversas funcionarias del gobierno federal (me llamó la atención la ausencia de la responsable de CONAVIM), reconoció que la pandemia del COVID19 tiene impactos diferenciados para las mujeres y las niñas, que pueden incidir en mayores índices de violencia.

Hizo el llamado para que las instituciones dedicadas a prevenir, atender y sancionar la violencia contra las mujeres refuercen sus medidas de información y actuación en el marco de sus competencias para mitigar la violencia de género.

El Inmujeres recuerda que el número 911 es una de las vías de llamadas para atender emergencias relacionadas con distintos tipos de violencia hacia las mujeres, abuso sexual, acoso u hostigamiento sexual, violación, violencia de pareja y violencia familiar. El equipo humano de la línea tiene la responsabilidad de brindar la respuesta inmediata y activar las rutas necesarias para atender y canalizar cada caso.

Atendiendo también lo que el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI), que advirtió que muchas de las medidas que se están tomando para mitigar las consecuencias del Covid-19 pueden tener un efecto desproporcionado para mujeres y niñas, y que en algunos casos, puede exacerbar la violencia en su contra. El pronunciamiento del MESECVI abarca los tres temas de la prevención de la violencia, el trabajo del cuidado, y el acceso a la salud. Relacionado al primero, destacaron que “un porcentaje muy alto de las mujeres y niñas en la región son violentadas por sus parejas, sus familiares o por las personas con las que conviven cotidianamente. En este sentido, el aislamiento forzoso que conllevan las cuarentenas enfrenta a las mujeres a un riesgo muy alto de que se extreme la violencia en su contra al convivir tiempo completo con sus victimarios.” Las acciones promovidas son el establecimiento de albergues y refugios; campañas de publicidad para dar a conocer los medios a través de los cuales las mujeres pueden denunciar, tomando en cuenta establecimientos a los que sí se puede acceder en caso de cuarentena, como supermercados y farmacias; crear “células de reacción inmediata” para atender eficazmente las denuncias y los casos de violencia de género; fortalecer las medidas de protección; mantener activas las medidas para prevenir, atender, juzgar y sancionar la violencia contra las mujeres y las niñas; así como evitar la venta de alcohol, drogas, armas  y cualquier otro detonante de la violencia de género durante los periodos de aislamiento. En México, el INMUJERES publicó “recomendaciones para la sana convivencia durante la fase 2 del Covid-19” y el número de emergencia para mujeres violentadas, sin embargo, esta no opera las 24h y mujeres en situación de violencia deben llamar al 911. Hasta el momento, no se han distribuido materiales en supermercados y farmacias. Siguen abiertos los casos penales y se emiten medidas de protección, pero se han reducido los horarios de atención en los tribunales. Sin duda, es un gran desafío el que enfrentan los gobiernos federal y estatal, no solo para atender la pandemia del COVID19, sino, sobre todo, para erradicar definitivamente la pandemia de la violencia de género y el feminicidio en nuestro país.

lupitaramosponcde@gmail.com

@lupitaramosp

Comment here

Accesibilidad