Opinión desde CLADEM

Opinión CLADEM| La violencia contra las mujeres traspasa culturas, idiomas, costumbres y países

246 Vistas

*Sandy Guadalupe Torrez Chávez

¿Qué está pasando en Irán?

SemMéxico, Guadalajara, Jalisco, 30 de septiembre del 2022.- Los usos y las costumbres son una fuente general del derecho, y de esas fuentes emana la creación de leyes y políticas públicas que gobiernan un país. ¿Pero qué sucede cuando estos usos y costumbres están arraigados en el patriarcado? Se dan de manera simultánea violaciones de derechos humanos; violaciones que son consentidas, apoyadas y condonadas por la ciudadanía y su gobierno.

Los países musulmanes y sus legislaciones han sido cuestionados por sus prácticas radicales que muchas veces llegan a ser violatorias de derechos humanos. Y es que, no es que se pretenda occidentalizar ni democratizar a los países del Oriente; sin embargo, es sumamente necesario cuestionar sus legislaciones y sus usos y costumbres cuando se pone en juego los derechos humanos de su ciudadanía, especialmente los de las mujeres.

En días pasados hemos observado como Irán se ha llenado de fuertes manifestaciones en todo su territorio. Las personas iraníes que viven fuera de su país, junto con mujeres de todo el mundo, han mostrado su empatía y se han unido a manifestarse contras las acciones del gobierno en sus embajadas; pero, ¿qué orilló a que se dieran estas turbulentas manifestaciones?

Hace aproximadamente dos semanas, Mahsa Amini falleció en un hospital tras haber sido detenida por la policía moral en Teherán, la capital de Irán. Tras ser detenida por “no seguir las normas estatales sobre el Hiyab”, pues no lo traía “bien acomodado”, y la llevaron a un “centro de reeducación”. Días más tarde, Mahsa fue entregada a su familia, muerta, completamente cubierta del cuerpo, pero con señales de tortura. Causa de muerte, según el gobierno iraní: “paro respiratorio”. Sin embargo, grupos defensores de DDHH en Irán, aseguran que los resultados arrojan una fractura de cráneo causado por trauma severo. Según el hospital donde murió la joven, el tejido cerebral de Mahsa fue aplastado después de múltiples golpes en la cabeza.

¿Te suena familiar? Muy probablemente, y es que, desafortunadamente la violencia contra las mujeres no es solo en una región del mundo, ésta traspasa fronteras, idiomas y culturas. Alrededor del mundo podemos ver como las decisiones del cuerpo de la mujer están supeditadas a lo que dicte el patriarcado. El uso del Hiyab en la cultura musulmana, “representa la protección de las mujeres contra la agresividad sexual de los hombres, para mantener intactos el orden social y la moral”. De nuevo, ¿te suena familiar? imagino que sí, pues en México, de acuerdo a nuestra cultura social y legal, la violación sexual hacia mujeres y niñas, proviene y/o se previene de acuerdo a la forma de vestir de la mujer y las horas en las que anda en la calle.

Las mujeres debemos ser libres de tomar nuestras decisiones, todas, especialmente aquellas que nos afectan directamente. Elegir la ropa que queramos en el momento y lugar que lo deseamos, ni siquiera es algo que deberíamos pedir, es absurdo, humillante y degradante. Pero que te violen y te maten por la sola elección de tu vestimenta, es una violación gravísima a los derechos humanos. Y no debería ser consentida ni condonada, JAMÁS. 

Todos los días me pregunto, ¿hasta cuándo las mujeres tendremos que pedir permiso para hacer nuestras vidas libremente? ¿Hasta cuándo dejaremos de ser asesinadas por no complacer al hombre? ¿Hasta cuándo se nos reconocerá que somos sujetas de derechos, incluyendo el derecho a elegir? ¿Hasta cuándo se erradicaran legislaciones y prácticas violatorias de derechos humanos contra nosotras?

El uso del Hiyab no debería ser obligatorio; debería ser una elección propia. La agresividad sexual de los hombres no depende de que la mujer se cubra o no el cabello y el cuerpo; depende del hombre mismo. El uso incorrecto de un Hiyab no debería ser castigado, nunca; la agresividad del hombre sí.  La mujer por sí misma no induce al hombre a ser agresivo; la agresión del hombre proviene de él mismo, del sistema patriarcal, de la condonación a agresiones pasadas, de la falta de reconocimiento a la mujer como sujeta de derechos; proviene de una cultura legal obsoleta que sigue poniendo en las mujeres la culpabilidad de los crímenes realizados contra ellas por el hombre. Y es eso lo que nos está matando.

Son estas leyes violatorias a derechos humanos y un gobierno corrupto y patriarcal lo que está matando a las mujeres, lo que nos está obstruyendo tener un futuro libre de violencia.  Y es esto, lo que nos orilla a marchar, a gritar, a defender lo que es nuestro, a levantar nuestras voces y hacerle saber al gobierno que no nos quedaremos calladas, ni consentiremos más violencia, porque SI SE METEN CON UNA, SE METEN CON TODAS.

EN SORORIDAD CON NUESTRAS HERMANAS DE IRÁN

*Co-Coordinadora CLADEM Jalisco clademjalsc@gmail.com www.cladem.org/mexico

Comment here

Accesibilidad