Opinión desde CLADEM

Opinión CLADEM| Roe vs Wade y sus implicaciones en México

249 Vistas

Sandy G. Torrez Chávez*

SemMéxico, Guadalajara, Jalisco, 20 de mayo, 2022.- En 1973 la Suprema Corte de Estados Unidos (SCOTUS) emitió, con 7 votos a favor y 2 en contra, una sentencia en la que, por el derecho constitucional a la privacidad, concedía a las mujeres el DERECHO a decidir sobre cuándo y en qué situaciones abortar.  Esto pasó en Texas, uno de los estados más conservadores en esta nación, tras 4 años de juicio.

Hace dos semanas se filtró al público, un borrador de una propuesta de sentencia en donde uno de los magistrados conservadores, Samuel Alito, quien está en cargo desde 2006, sugiere la revocación de la sentencia dictada por SCOTUS de hace 50 años, por no alinearse tradicionalmente a los derechos constitucionales de EEUU. Esta filtración ha causado gran indignación y revuelo en el país, y en muchas de las principales y más grandes ciudades ha habido manifestaciones masivas donde se exige a SCOTUS que dicho borrador no pase a sentencia final.

En 20 estados de este país el aborto es severamente restringido, prácticamente ilegal; en 9 estados tiene ciertas permisiones que van desde, por ser víctimas de violencia sexual, malformación del feto y peligro en la vida de la madre, entre otras variantes, pero aun con ciertas restricciones; y en 21 estados tiene muy pocas limitaciones y es sumamente accesible, básicamente legal.

El tradicionalismo y conservadurismo de este país está a punto de enviar a las mujeres a 50 años de retroceso en todos los sentidos. Las mujeres hemos dado lucha incansable por nuestro reconocimiento como personas sujetas de derechos, con autonomía e independencia para tomar decisiones, sobre todo aquellas que tienen que ver con nuestro futuro, y, sobre todo, con nuestro cuerpo. Es inimaginable las consecuencias jurídicas, políticas, económicas y sociales que un acontecimiento como éste, nos puede traer. Pero ¿por qué esto es importante para México?

Bueno, en primera instancia, México tiende a seguirle los pasos a EEUU de muchas maneras, y el posicionamiento de la derecha, no es la excepción. Esto es algo alarmante, algo a lo que las mujeres mexicanas debemos poner atención y no dejar que un precedente como éste llegue a suceder en nuestro país. Las mexicanas tenemos decenas de años luchando por nuestros derechos, y el pasado septiembre del 2021, tuvimos un gran logro cuando la Suprema Corte de la Nación emitió una maravillosa sentencia en donde se reconoce la autonomía de la mujer en territorio mexicano para tomar decisiones sobre su cuerpo y su futuro, pero ¿qué nos enseña este suceso en nuestro país vecino, por qué nos alarmamos? Bueno, aparte de que esta resolución impactaría en su mayoría a las mujeres de color, entre ellas las mexicanas en este país, es también que esto es un claro precedente de que los derechos de las mujeres siempre han estado bajo la disposición y decisión de los grandes grupos de poder y el patriarcado, quienes creen que pueden disponer libremente de nuestros futuros, al quitar derechos que han sido previamente otorgados, y es aquí donde radica la preocupación ¿qué nos garantiza que nuestros derechos seguirán siendo válidos cuando la más grande autoridad puede recovarlos en un instante? LA LUCHA CONTÌNUA.

La movilización de masas es sumamente importante, las manifestaciones, hacerle saber al Estado que no estamos calladas, ni tranquilas con los que nos hacen, que no dejaremos que violenten nuestros derechos solo porque ciertas personas y su ceguez moral no les permitan ver más allá de la problemática, que no tiene que ver con religión, que la religión no es parte del sistema jurídico de nuestro país, que nuestros cuerpos y nuestros futuros, son nuestros y de nadie más. Que somos capaces de pelear por lo que legalmente nos corresponde, y que, si no hay una ley que nos otorgue lo que es nuestro, entonces habremos de crearla.

En México esta semana celebramos la legalización del aborto en el Estado de Guerrero, pero no nos olvidemos de las mujeres mexicanas que vivimos en EEUU, quienes también en algún momento podemos necesitar del acceso al aborto libre y legal, al final del día somos hermanas que salimos de México por la falta de acciones del gobierno mexicano, muchas veces buscando refugio y asilo por violencia de género. Mujeres que no dejamos de ser mexicanas por el hecho de vivir fuera del país. Por eso, hoy más que nunca, las mujeres mexicanas debemos mostrarle, no solo al estado, sino a los grupos de poder, al patriarcado, que las mujeres estamos unidas, que nuestra lucha es más grande que las fronteras, y que nos sumamos a su lucha, porque como mujeres que han sido oprimidas por un sistema injusto, tenemos el entendimiento, la compasión y la sororidad de unirnos a ellas, a su lucha y hacer que sus voces no sean silenciadas.

Roe vs Wade, va mucho más allá del derecho a decidir en el aborto, afecta críticamente el avance en los derechos de equidad, de educación, de independencia económica y política, Roe vs Wade dio voz, libertad, autonomía, derecho a matrimonio igualitario, a utilizar métodos anticonceptivos, todo esto, sin la necesidad de ser juzgadas. La revocación de una sentencia tan emblemática como ésta, es el foco rojo que necesitábamos ver, para darnos cuenta de que la lucha en México, un país con un sistema jurídico tan pobre, no está ganada.

*Maestra en DDHH, Coordinadora CLADEM Jalisco

Comment here

Accesibilidad