La OpiniónLa Opinión

Opinión| Pobreza: el desafío 2030

92 Vistas
  • Cumplir el objetivo de reducir esta problemática parece difícil en un país con millones de habitantes con necesidades extremas.

*Vanessa Medina Armienta

SemMéxico, Ciudad de México, 23 de septiembre del 2022.- El mundo enfrentará siempre diferentes desafíos. Las naciones se comprometen a realizar acciones para superar adversidades y problemas comunes a nivel global. Se busca alcanzar un mayor equilibrio a nivel mundial en los servicios básicos: salud, alimentación, educación, vivienda; en materia de seguridad y de corrupción. Naciones y empresas se comprometen a tomar acciones a favor del medio ambiente y el cambio climático, la equidad, la inclusión. Hay avances, pausas y retrocesos.

Queda claro que el mundo sigue cambiando y los retos seguirán aumentando. Fenómenos como el Brexit que han dado pie a hablar de desglobalización. La pandemia del Covid 19, que además de hacernos más conscientes de lo vulnerables que somos, generó la mayor inflación económica conocida en este milenio. Además, el conflicto armado entre Rusia y Ucrania genera secuelas en forma de crisis energética en Europa y seguramente alterará los equilibrios geopolíticos que conocíamos a fines del siglo pasado. El Banco Mundial hablando de una inminente recesión económica global, dado el rápido deterioro de las perspectivas de crecimiento junto con el aumento de la inflación y el endurecimiento de las condiciones de financiación desde principios de 2022(¹).

¿Podrán los procesos que alteraron su curso alinearse a las nuevas realidades para aspirar a alcanzar sus metas? El cuestionamiento se antoja ya complicado. Los compromisos de los 193 Estados miembros con la Agenda 2030 de la ONU de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) será uno de los temas a seguir, pero al parecer, el camino para alcanzarlos en las fechas límite se ve difícil y complejo. El tema de la pobreza contaba ya de por sí con sus retos particulares: con el objetivo de reducir la pobreza extrema a menos del 3 por ciento para 2030, los países más pobres del mundo deberán crecer a una tasa que supere ampliamente su experiencia histórica.

En este tenor, el progreso económico de los países más rezagados en la materia es primordial. Además, los más pobres viven en países de ingreso mediano, en donde investigaciones indican que el tema de la pobreza suele ser más complejo. ¿Cómo pinta México en los desafíos presentes y latentes? En los últimos treinta años el PIB de México ha crecido un promedio de 2 por ciento interanual, y para muchos economistas ese 2 por ciento es el PIB potencial de México, es decir, el tope al que el país puede aspirar año con año, en ausencia de reformas que expandan nuestras capacidades productivas(²).

Como es ampliamente reconocido, la pobreza no implica únicamente una carencia de ingresos y de consumo, sino que debe medirse de forma multidimensional, en donde se incluyan también niveles educativos bajos, de resultados insatisfactorios en materia de salud y nutrición, de falta de acceso a servicios básicos y hasta de un entorno peligroso. En la última medición de la pobreza en México que elabora el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) a partir de datos de la Encuesta de Ingresos y Gastos en los Hogares (ENIGH) que realiza el INEGI cada dos años, las cifras de pobreza arrojaron un incremento en todos sus niveles de medición.

Así, en 2020, 43.9% de la población en México se midió en situación de pobreza, es decir, 55.7 millones de personas, lo que representó un incremento de dos puntos porcentuales en comparación con 2018 (41.9 %), equivalente a un aumento de 3.8 millones de personas en dos años (³). Además, se sumaron 2.1 millones a la pobreza extrema, que de acuerdo a esta medición, son aquellos/as que tienen tres o más de las seis carencias sociales posibles y un ingreso tan bajo que, incluso si gastara todos sus ingresos en alimentos, no obtendría los nutrientes necesarios para una vida saludable. De tal forma que entre 2018 y 2020 la población en esta situación de pobreza extrema aumentó de 7.0 % a 8.5 %. Es decir, el número de mexicanas y mexicanos en pobreza extrema pasó de 8.7 a 10.8 millones de personas, de nuevo, en solo dos años (⁴).

Los resultados del incremento son preocupantes en sí mismos, pero además, porque el monto destinado a programas sociales de 2018 a 2020 aumentó 13 por ciento en términos reales. Esto es un ejemplo de la complejidad del tema de la pobreza en México, ya que a pesar de que se cuente con recursos, éstos no se están concentrando en la población ubicada en los niveles más bajos o en la base de la pirámide y en donde los esfuerzos sí generarían un efecto más efectivo a corto, mediano y/o largo plazo entre ese grupo de la población, además de un rendimiento en las mediciones oficiales. O en su defecto, no hay una coordinación adecuada para que el beneficiario tenga acceso al recurso. Un ejemplo muy claro de esto último es el de los programas enfocados a los servicios de salud y el caso del INSABI cuando sustituye al Seguro Popular: en 2018 el 42.1 % de los encuestados/as reportaron estar afiliados al Seguro Popular, pero en la encuesta de 2020, sólo el 26.9 % reportó estar afiliado/a al INSABI, esto a pesar también de que en ese período hubo un incremento del 11 por ciento real en su gasto público (⁵).

El levantamiento de esta medición se encuentra actualmente en curso. La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2022 tiene un periodo de captación del 1 de agosto al 28 de noviembre de 2022. Objetivo: Proporcionar un panorama estadístico del comportamiento de los ingresos y gastos de los hogares en cuanto a su monto, procedencia y distribución, así como de las 8 dimensiones necesarias para estimar la pobreza multidimensional. 1. Ingreso Corriente per cápita. 2. Rezago educativo promedio en el hogar. 3. Acceso a los servicios de salud. 4. Acceso a la seguridad social. 5. Calidad y espacio de la vivienda. 6. Acceso a los servicios básicos en la vivienda. 7. Acceso a la alimentación. 8. Grado de cohesión social (⁶).

Sus resultados se publicarán a mediados de 2023 y nos darán un panorama más claro de la situación en México en este terreno, así como de los retos y desafíos que se deberán enfrentar. Sin embargo, ya hay predicciones que invitan a la reflexión. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) proyectó que la pobreza en México aumentará 2.3 puntos porcentuales este 2022(⁷); es decir, habrá 2.5 millones más de mexicanos/as viviendo en condiciones de pobreza, debido no únicamente a los altos niveles de inflación y al deterioro del crecimiento económico, sino también a la complejidad en las prioridades y programas destinados hacia este sector de la población. Y sí, hablando de pobreza, los desafíos son muchos, complejos y preocupantes.

*Especialista en la elaboración e instrumentación de políticas públicas. Licenciada en Relaciones Internacionales por la UNAM. Maestría en relaciones internacionales por la Universidad de Nottingham, Reino Unido.

Comment here

Accesibilidad