AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

¡Palo! a “el pueblo manda”

926 Vistas

Cambalache de 5 diputados por programa para niños enfermos, ¡de párvulos!

Exhiben la mentira del rector: quiere mil 50 mdp y solo requiere 600 mdp

Martha Elba Torres

SemMéxico, 6 septiembre 2018.- Con perdón de la editora y del apreciable lector y lectora: como no tiene la misma fuerza “palo al pueblo manda”, que “putazo al pueblo manda”, me quedo con la segunda expresión. Y es que ya son varias, y eso que todavía no toma posesión de la Presidencia.

Comenzó reviviendo cadáveres del viejo sistema priísta; intervino en la liberación de Elba Esther y en la ya próxima de Javier Duarte, quien financió a Morena en Veracruz; no congela los precios de la gasolina y seguirá la Reforma Energética; los foros de pacificación son un fiasco gigantesco y el Nuevo Aeropuerto está en el lugar correcto. La libra por lo menos con los recortes al gasto en el Congreso de la Unión, pero hasta no ver no creer que desaparecerán las partidas secretas.

Me dio pena ajena, ver a la “pejechairiza” en las redes que no tenía ni cómo defender lo indefendible de la licencia al senador del Verde, Manuel Velasco, para que regrese como gobernador a Chiapas. ¿Le preguntaron a “el pueblo manda” chiapaneco si lo querían de vuelta estos tres meses?

La respuesta estuvo en las calles y frente al Congreso local, de acuerdo a la crónica de Ángeles Mariscal de ChiapasParalelo. Maestros, normalistas, desplazados de zonas indígenas, empresarios, artistas plásticos, activistas y defensores de los derechos humanos, “pueblo”, pues, lo repudiaron con justa razón: fue un pésimo y frívolo gobernante.

Entonces, cabe la pregunta ¿dónde está el cambio prometido, si los mismos morenos se lo regresaron nada más para que cobre tres meses más como gobernador, el aguinaldo y el bono extra de fin de sexenio?

Como dicen los chiapanecos, es el mayor acto de corrupción que han presenciado. Y miren que son un montonal.

El reconocido artista plástico Robertoni Gómez improvisó un busto con la imagen de Manuel Velasco, con piedras alrededor y con leyendas como “corrupto” y “traidor”. Mientras que empresarios le exigieron que pague la enorme deuda que tiene con ellos en contrato de obra y servicios.

Y es que no se trata de que sea ilegal, porque hay reformas locales a modo para garantizar su retorno como gobernador, sino que es una inmoralidad política, totalmente avalada por el honesto y moralista López Obrador.

Hay que ser muy ingenuo para creer que el líder espiritual, político y material –por que Amlo es Morena mismo-, no levantó el dedo pulgar para el cochupo de la segunda votación en el Senado, operado por su empleado Ricardo Monreal.

Festejo que por los senadores michoacanos, haya sido la mujer, la maestra Blanca Piña, quien haya votado en contra de la licencia. Fue una muestra de congruencia a su consciencia, y es bueno.

Pero el catorrazo en palabras mayores para no repetir la palabra que la editora vetó, no solo fue para los morenos. También fue para quienes votaron por candidatos del Partido Verde, que ya se tiñeron de guinda. Todo por el pragmatismo político que abone a la gobernabilidad, justificó en breve conversación, el dirigente estatal, Ernesto Núñez, quien tiene la decencia de aceptar que fue políticamente incorrecto lo que hizo el senador/gobernador chiapaneco, porque no pidió la reacción que provocaría.

Y tampoco López Obrador.

«No voy a hablar de eso, corazoncito. Voy a la reunión ahora con los legisladores, corazones, corazoncitos», respondió el mandatario a la pregunta de Noemí Gutiérrez Ramírez, reportera de Reporte Índigo, que buscó arrancarle algún comentario sobre el escándalo de anteayer.

Es que se la mancharon con las justificaciones de retrasados mentales.

Que la licencia a Velasco nada tiene que ver con el cambalache de cinco diputados verdes, por el programa para niños enfermos, según Ricardo Monreal.

A riesgo otra vez de que la editora me censure la expresión ¡que no mamen! ¿qué bancada podría oponerse a destinar recursos a tan noble causa. Ese es el tema, que nos quieran seguir viendo la cara de idiotas con estupideces como esas.

Entiendo lo que dijo Monreal Ávila, que harán política con todos. Esa es la idea, para que al país le vaya bien, pero para cosas trascendentes, de beneficio colectivo, y no para que un senador pueda cobrar tres meses como gobernador. Porque en términos prácticos, ¿de qué le sirve Manuel Velasco al pueblo chiapaneco en este tiempo más? Para nada.

No voté por Amlo, porque pese al tamaño de sus promesas, nunca aterrizó convincentemente los cómos. Aun así, en el fondo de mi corazoncito de pollo, abrigaba la esperanza que las cosas cambiarían. Por lo que se ve ahora, no…

***

LA COMIDILLA

Ya no solo se trata de distanciamiento, sino de confrontación por parte del rector nicolaita Medardo Serna, con el gobierno del estado. Lo convencieron que a “marchazos” se consigue dinero y mentiras y ayer, sacó a los estudiantes de las aulas y los acarreó por la avenida Madero. Qué bajeza.

Y todo, porque no hay lana que le alcance. No transparenta el gasto y se niega a avanzar con la Reforma Universitaria que ya esta mandatada desde el Congreso local.

El gobernador Silvano Aureoles dijo algo interesante en la entrevista que concedió a medios: la Secretaría de Educación Pública ya no le quiere dar ni un centavo, porque no rinde cuentas claras del manejo de los recursos públicos.

No le dijo mentiroso a Serna González, que actúa más como sindicalista que como rector, por decente. Pero exige mil 50 millones de pesos para cerrar el año, cuando la SEP ya le tiene detectado que es únicamente el faltante, 600 millones de pesos.

También habrán convencido al nicolaita, que a sombrerazos y tumbadero de puertas a patadas, es como hay que tratar al Gobierno Federal saliente. Por eso el comentario de Aureoles de que en la SEP “se sienten muy agredidos; dicen que en la forma de pedir está el dar”.

Entonces se entiende el porqué de la petición del gobernador a Serna, de que se deje de politiquerías y partidizar el tema: hay mano monera.

Serna González es rector de la Universidad Michoacana y tiene que actuar y conducirse como tal; si simpatiza con Morena, se afilia y viste de guinda, está bien. Si ya le pidió a López Obrador en directo, a través de cartas y embajadores que le de lo que pide, pues que se espere a diciembre que asuma la Presidencia de la República y en una de esas se saca la lotería.

El rector nicolaita ya perdió la cabeza… (a)

Comment here

Accesibilidad