COLUMNASDulce María Sauri Riancho

Pendientes opositores|Nueva Legislatura

545 Vistas

Dulce María Sauri Riancho*

SemMéxico, Cd. de México, 25 de agosto, 2021.- Han transcurrido tres años desde que comenzó la LXIV Legislatura con la mayoría absoluta de Morena, que en siete días más llegará a su fin.


Con tácticas políticas dudosas, el partido que sería gobierno a partir del 1º de diciembre de 2018 logró conformar un grupo parlamentario que por sí mismo representaba el 52% del total de diputado/as, lo que le permitió mantener la presidencia de la Junta de Coordinación Política (JuCoPo) toda la legislatura.


Además, la Mesa Directiva, las comisiones y los grupos de trabajo se conformaron manteniendo la misma proporción, lo que para efectos prácticos significaba que podían decidir y votar cualquier ley o su reforma sin tomar en consideración a las otras fuerzas políticas, incluyendo sus aliados de “Juntos haremos Historia”: Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) y más recientemente, del Partido Verde (PVEM).


Sólo las reformas constitucionales que exigen mayoría calificada de dos tercios de los votos, es decir 334, motivaron diálogo y negociación con las oposiciones que, incluidos los cuatro partidos (PAN, PRI, PRD y MC) y l@s diputad@s independientes, alcanzaban la precaria cifra de 166, el borde del número necesario para bloquearlas.


Los resultados de la elección del 6 de junio pasado modificaron el panorama en la Cámara de Diputados. Morena continuará en la LXV Legislatura como mayoría, con 198 legislador@s, en vez de los actuales 253; sus aliados de “Juntos haciendo Historia” del PT y Verde, tendrán 37 y 43 integrantes respectivamente, un total de 278, cifra lejana de los dos tercios de diputados necesarios para una reforma constitucional, que sí tuvieron en la actual
Legislatura.


El PAN y el PRI, con 114 y 70 diputad@s cada uno, junto con el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y sus 15 legisladores hacen un total de 199 provenientes de la Alianza “Va por México”. Con los 23 integrantes de Movimiento Ciudadano (MC), las oposiciones a Morena suman 222 legislador@s, cantidad superior a los magros 166 de la legislatura a punto de concluir.


Esta cascada de números sirve para ilustrar que el panorama de la nueva legislatura parece ser menos complicado para las oposiciones que lo vivido hasta la fecha.


Sin embargo, el fruto de la tentación será de 56 diputad@s, número que le falta a Morena y sus aliados para las reformas constitucionales. Sólo podrían surgir del PAN o del PRI, ni siquiera de la bancada completa de MC. De ahí la tensión permanente a la que estarán sometidos los grupos parlamentarios de la Alianza “Va por México”.


La buena noticia es que la coalición electoral opositora se ha transformado en alianza legislativa, con un listado de 20 compromisos puntuales que se presentaron en julio pasado. Más cerca del inicio de la LXV Legislatura, el sábado pasado los presidentes nacionales del PAN, PRI y PRD manifestaron su voluntad de constituirse en una gran “fuerza de contención” ante pretensiones de reformas constitucionales que lastimen la democracia.


Bajo este tamiz habrán de revisar las iniciativas de reforma en materia electoral, tanto la anunciada por el presidente López Obrador como la del senador Ricardo Monreal.
De igual manera, la coalición opositora demostró su voluntad de fortalecer los contrapesos al poder, que radican en los órganos constitucionales autónomos. Es el caso del Banco de México, el INEGI, el INAI, entre otros, seriamente amenazados por una actitud de confrontación del presidente de la república.


Los coordinadores legislativos de las bancadas opositoras también han planteado la necesidad de trabajar en un presupuesto alternativo al que presentará próximamente (el 8 de septiembre) el presidente López Obrador como parte del denominado “paquete económico”, junto con la iniciativa de Ley de Ingresos y la llamada “miscelánea” fiscal.
Como el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) es un decreto que requiere solamente mayoría simple para su aprobación, es muy probable que Morena defienda a capa y espada la iniciativa presidencial. No estoy tan segura de sus aliados del PT y el Verde que, sabiéndose indispensables, negociarán una a una las asignaciones presupuestales, a diferencia de estos tres últimos años en que la “santa voluntad” de la mayoría prevaleció por encima de razones y argumentos. Ya veremos el resultado antes del 15 de noviembre, fecha límite para la aprobación del PEF 2022.


Al iniciarse la LXV Legislatura votará para elegir a su primera Mesa Directiva y se conformará la JuCoPo. La propuesta para presidir la Mesa provendrá de Morena, primera fuerza política. Pero tiene que ser votada por las dos terceras partes de los 500 nuev@s diputad@s. La Mesa de Decanos (las y los legisladores con mayor antigüedad) tendrá a su cargo la instalación del 29 de agosto próximo, bajo la presidencia de Augusto Gómez Villanueva, quien fuera diputado en la XLVI (46) Legislatura, 1970-1973.


Si ese mismo día se elige la Mesa, el 1º de septiembre comenzará a ejercer su encargo; si no hubiera acuerdo, la presidencia de don Augusto se puede alargar hasta el 5 de septiembre. Pronostico que habrá negociación conjunta de Mesa y Junta, a diferencia de hace tres años que, días después de elegir a Porfirio Muñoz Ledo como presidente de Mesa, definió la mayoría absoluta del grupo parlamentario de Morena quedarse también con la presidencia de la JuCoPo, de tres años.


Frente a los anuncios previos sobre los presidentes de ambos órganos de gobierno, aún confío que sean de distinto género: hombre a la Junta y mujer a la presidencia de la Mesa. En casa de las leyes, es la Cámara de Diputados la principal comprometida a hacer efectiva la paridad consagrada en la Constitución.


Legislatura de enmiendas y remiendos, sí. Pero la 65 puede ser también la del inicio de rectificación del rumbo del país hacia una efectiva seguridad social para tod@s, crecimiento económico y empleo de calidad y combate a la violencia que asuela a buena parte de las familias mexicanas. ¡Buena Suerte¡
dulcesauri@gmail.com


*Licenciada en Sociología con doctorado en Historia. Exgobernadora de Yucatán y presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Comment here

Accesibilidad