Congreso

Piden frenar embates desde el gobierno a instituciones educativas y centros de investigación que afectan a la comunidad científica

481 Vistas
  • Tras sistemático hostigamiento el Golpe mortal en el proyecto de Ley General de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación
  • Banca Naranja organiza foro donde Mauricio Merino pide al senado frenar esa ley, ya que el pensamiento crítico, seguirá vivo en muchos espacios incluso, tras las rejas

Libertad López

SemMéxico, Cd. de México, 29 de marzo, 2022.-En el Senado de la República está la responsabilidad de frenar una ley hecha por el Conacyt y que busca hundir más al pensamiento crítico; la exrectora de la Universidad Veracruzana pide a legisladores escucharla; denuncian el intento de hacer ley lo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha hecho con las y los científicos, pretendiendo que actúen con una postura político partidaria y no científica.

Así lo debatieron integrantes de la comunidad académica y científica del país, periodistas y analistas, legisladoras y legisladores federales de distintos partidos políticos, incluyendo la Bancada Naranja, al examinar el contenido de un proyecto de Ley General de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación de Morena, que se elaboró de la mano que ha pretendido impedir la autonomía de pensamiento en las instituciones.

Ahora esta ley busca eliminar a la comunidad científica – con el 33 por ciento de mujeres- para los destinos de una política de fomento al conocimiento, que estaría en manos de quienes han golpeado sistemáticamente, en los últimos tres años a las instituciones de Educación superior.

Quienes participaron en el Foro, coincidieron en la necesidad de poner un freno a los embates del Gobierno de México hacia las instituciones educativas y centros de investigación públicos del país para garantizar la pluralidad del pensamiento y la libertad de cátedra.

Al participar este lunes en el foro “Ciencia y Educación Superior en México: Momento Crítico”, realizado en el Senado de la República, convocado por el senador suplente y presidente de la comisión de Vinculación Universitaria y Tecnológica de Movimiento Ciudadano, José Alberto Galarza, dijo que gran parte de las universidades públicas del país están prácticamente en quiebra técnica, lo que se suma a la persecución de la Fiscalía General de la República (FGR) a  integrantes de la comunidad científica.

Agregó que, aunque la UNESCO recomienda una inversión mínima de 8 por ciento del PIB a la educación y del 1 por ciento a ciencia y tecnología, actualmente el gobierno mexicano destina menos del 6 por ciento en el primer caso y menos del .30 por ciento en el segundo.

En su participación, el senador Dante Delgado consideró que actualmente México vive un momento crítico por el agravio permanente en contra de las instituciones de educación superior y a los promotores de la vida académica, científica y cultural del país. “Esto a todas luces es intolerable. Nosotros vamos a estar del lado de la razón, y nada mejor que escuchar voces autorizadas para que podamos tomar una posición firme frente al flagelo que en este momento está recibiendo, no nada más la comunidad universitaria, científica y tecnológica de este país, sino la sociedad en su conjunto”, comentó.

Durante la ceremonia de inauguración del foro, el director del Instituto de Investigación en Rendición de Cuentas de la Universidad de Guadalajara, Mauricio Merino, lanzó tres peticiones a las y los legisladores del país:

  1. Que no permitan que el trabajo académico se juzgue por la afiliación política de quien lo hace, sino que se juzgue el trabajo intelectual por su calidad, sus aportaciones al conocimiento, su evidencia o su método.
  2. Que no se imponga un sistema de subordinación y control político ideológico sobre las agendas de investigación y que no se permita que haya una agenda única dictada por la obediencia al poder.
  3. Que no convaliden la consolidación de un régimen excluyente y vertical que anule la pluralidad del pensamiento en las instituciones públicas.

En ese sentido, Merino consideró que desde que Andrés Manuel López Obrador asumió la Presidencia se ha menospreciado y estigmatizado el trabajo de la comunidad académica de México. Además, dijo que el Conacyt confunde lo público con lo gubernamental y por ello cree que las y los investigadores deben obedecer la agenda que les dicta el gobierno.

De la misma manera, pidió detener el proyecto de Ley General de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación, el cual pretende establecer que sea el Estado quien fije la agenda para toda investigación científica en México y que el Conacyt fije los criterios de investigación, docencia y evaluación en cada uno de los centros, dejando fuera de la toma de decisiones a la comunidad académica.

 “Nadie puede nulificar el pensamiento crítico, nadie. La fantasía descrita por Orwell en 1984 no tiene cabida en 2022. Esta comunidad es tenaz, es persistente, no es libre, es libérrima, podrán decir ustedes que es desobediente y terca, pero al final quien quiera establecer estos mecanismos de control, no habrá logrado sino expulsar la inteligencia de las universidades públicas y de los centros públicos de investigación”, puntualizó y finalmente recordó que el pensamiento crítico, seguirá vivo en muchos espacios incluso, dijo, tras las rejas.

A su vez, el coordinador de la Bancada Naranja en la Cámara de Diputados, diputado Jorge Álvarez Máynez, lamentó que el actual Presidente de México, quien en el pasado fue la voz de los agraviados, ahora sea incapaz de convertirse en un Jefe de Estado, pues ahora gobierna desde el agravio y el extravío político-moral. En ese sentido, consideró que las comunidades estudiantiles, académica y científica del país están transformando el desasosiego y el agravio en esperanza, por lo que han hecho posible imaginar un Estado distinto con bienestar, política educativa y mejores condiciones para las personas investigadoras.

En la mesa denominada “La autonomía en entredicho”, la ex Rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, dijo que ella y la comunidad académica también quisieran ser escuchados y escuchadas por las y los legisladores de Morena, pues consideró que actualmente las instituciones educativas, el desarrollo profesional de los jóvenes y el desarrollo del país están en situación de vulnerabilidad.

En tanto, en la mesa “La autonomía universidad, la libertad académica y el sometimiento de los Centros Públicos de Investigación”, la profesora-investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Lorena Ruano, consideró que la asfixia presupuestal y la austeridad han hecho que la remuneración en esta institución educativa ya no sea competitiva frente a otras universidades del país. Además, afirmó que están detenidos casi todos los programas de educación continua, los proyectos de financiamiento externo y los estímulos por publicaciones. Asimismo, alertó que desde diciembre a la fecha al menos 20 integrantes de la comunidad académica se han ido, jubilado, pedido licencia o buscado refugio en otras instituciones, por lo que el CIDE está perdiendo talento de calidad en un ritmo acelerado.

En su intervención, el senador del Grupo Plural, Emilio Álvarez Icaza, consideró que el gobierno de llamada Cuarta Transformación engañó y traicionó a la comunidad científica, académica y estudiantil que le otorgó el beneficio de la duda, pues se prometió que la ciencia y la tecnología tendría un momento de gran auge, pero no ha sido así.

 “Una enorme cantidad de personas de la comunidad científica, académica y estudiantil se volcaron a ese proyecto y pienso que aquí hay una traición, aquí hay un engaño, pienso que todas aquellos y aquellas que depositaron, llámale beneficio de la duda o el voto de confianza, han vivido una traición junto con el país.  Se dijo que vendría un momento en donde la ciencia y tecnología tendría un momento de gran auge; lo que hemos visto de manera gradual es que no solo hubo engaño, una traición, una falta a la palabra, pero más preocupante, una peligrosísima erosión de la capacidad y del pacto democrático del Estado en materia de ciencias y educación”.

En el foro de este lunes también participaron Teresa García Gasca, de la Universidad Autónoma de Querétaro; Mara Robles, Ricardo Villanueva y Carlos Iván Moreno Arellano, de la Universidad de Guadalajara; Violeta Gleaves López, secretaria del interior del Sindicato Único del Personal Técnico y Administrativo del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Suptacibnor); Leonardo Curzio, José Luis Solleiro y Héctor Vera, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Ximena Millán, Edgar Guerra y Jean Meyer, del CIDE; Marco Fernández, del Instituto Tecnológico de Monterrey, así como la comunicadora Gabriela Warketin y los comunicadores Daniel Moreno Chávez y Salvador Camarena.

Video: https://www.facebook.com/watch/live/?ref=watch_permalink&v=1030339897565161

Flickr: https://flic.kr/s/aHBqjzHuCN

Comment here

Accesibilidad