Impunidad

Piden remover a la Fiscal de Feminicidios del estado de Puebla, Celia Segreste Acevedo por omisa e indolente

282 Vistas

En el cuarto aniversario del feminicidio de Zyanya Estefanía Figuera Becerril, la funcionaria revictimiza a la familia

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio denuncia 4 homicidios contra mujeres cada semana y 2 desapariciones diarias

Advierten que es necesario acudir a las instancias internacionales y denuncian que no se cumple con el mandato de iniciar todos los asesinatos como feminicidio

Redacción

SemMéxico, Cd.  de México 15 de mayo de 2022.- En el cuarto aniversario del feminicidio de Zyanaya Estefanía Figuera Becerril, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio denunció ayer que, tras más de mil días, no hay justicia en el estado de Puebla. Exigieron a las autoridades presenten su plan de investigación, informen a la familia y desechen la hipótesis un suicidio; explican los hechos y las incogruencias del sistema de justicia. Piden explicaciones.

Hasta ahora la Fiscalía de la entidad actúa con displicencia, revictimiza a la familia, sin plan de investigación, no ha dado señas de acciones eficaces para dar con él o los responsables.

El Observatorio denuncia que, en Puebla, las autoridades deben responder urgentemente, en este caso, pero también por las 122 asesinadas el año pasado y que las autoridades investigan como homicidios 84 casos, reconociendo sólo 38 feminicidios. Hasta marzo de 2022 fueron asesinadas 37 mujeres y niñas, 31 considerados homicidios y 6 feminicidios. Este año 4 homicidios cada semana, uno cada tercer día y la autoridad no reconoce el mandato de la Suprema Corte de Justicia que en todos los casos se debe investigar como feminicidios.

De acuerdo a cifras proporcionadas al OCNF por la Fiscalía estatal, en el 2020 desaparecieron alrededor de 800 mujeres y niñas, de las cuales la mayoría no han sido localizadas.

Los Hechos

El 15 de mayo de 2018, la luz para la familia Figueroa Becerril se apagó. Los sueños de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril se vieron truncados cuando tenía tan solo 26 años.  Nacida el 11 de noviembre de 1991 en la Ciudad de México, Zyanya estudió medicina en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Era médica residente en el Hospital del Niño Poblano, en la ciudad de Puebla, donde hacía su especialidad en pediatría. La medicina era su pasión, quería curar a niñas y niños. También era la mayor de tres hermanos. Para su mamá y su papá, Zyanya era la punta de lanza, una mujer emprendedora, excelente hija y hermana. 

El 15 de mayo de 2018, María Patricia Becerril, madre de Zyanya, recibió la llamada en la que le informaban de la muerte de su hija. A partir de ese momento, además del dolor por la ausencia de Zyanya, su familia ha vivido un peregrinar constante para saber qué sucedió con la joven. 

A pesar de tratarse de una muerte violenta, las autoridades de procuración de justicia iniciaron la investigación como un suicidio y no como un probable feminicidio, incumpliendo con su obligación de investigarlo como tal desde un inicio, transgrediendo incluso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual en la sentencia Mariana Lima Buendía, establece que “toda muerte violenta de mujeres, deber ser investigada como feminicidio”. 

Aunado a ello, no se hicieron las búsquedas necesarias en el lugar del hallazgo, el reporte sobre la causa de la muerte presentaba múltiples omisiones y deficiencias, asimismo la investigación inicial no se realizó con la debida diligencia ni con perspectiva de género. 

El 28 de septiembre de 2021, un Juez de Control, en cumplimiento de un amparo otorgado por un Tribunal Colegiado, ordenó a la Fiscalía del Estado de Puebla, que realice una investigación con perspectiva de género con la línea de investigación de feminicidio.

Han pasado mil 461 días desde esa tragedia, han sido 4 años de dolor para su madre María Patricia, para su padre Martín y para sus hermanos Martín y José Francisco; pese a todo lo que ha implicado este daño irreparable, su familia continúa su lucha para conocer la verdad y la justicia, evidenciando las omisiones de las autoridades y exigiendo garantías de no repetición para que las autoridades del estado, impulsen acciones estructurales y efectivas para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. De lo contrario se acudirá a las instancias internacionales

Desde el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) acompañamos su legítima lucha. Estamos convencidas que el acceso a la justicia es la única respuesta que no solo dará paz a su familia, sino una respuesta eficaz que podría contribuir a poner un alto a la violencia feminicida pues mientras la respuesta siga siendo la impunidad, eso será un aliciente para perpetuar la violencia contra las mujeres.

En ese sentido, desde el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, articulación ciudadana conformada por 42 organizaciones de la sociedad civil, ubicadas en 23 estados de la República, hicieron un llamado para que la justicia no se postergue aún más.

  • Exigimos al Gobierno del Estado de Puebla que de manera pública e inmediata dé a conocer cuáles son las acciones prioritarias que está realizando para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres poblanas.
  • A la Fiscalía General del Estado de Puebla, presente a la familia de la joven, el plan de investigación con perspectiva de género ordenado por el Juez de Control en septiembre de 2021.
  • Remueva a Fiscal de Feminicidios del estado Celia Segreste Acevedo y a Raquel Avendaño Fernández, Encargada de Despacho de la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Violencia de Género en el estado, y las sancione a través del órgano de control interno por sus omisiones en la investigación del caso, así como en los actos que derivan en revictimización a las víctimas indirectas.

El contexto de Puebla hace necesaria una respuesta urgente de las autoridades. En 2021 fueron asesinadas 122 mujeres y niñas, de las cuales 84 se investigan como homicidios y 38 feminicidios. Hasta marzo de 2022 fueron asesinadas 37 mujeres y niñas, 31 homicidios y 6 feminicidios.

De acuerdo a cifras proporcionadas al OCNF por la Fiscalía estatal, en el 2020 desaparecieron alrededor de 800 mujeres y niñas, de las cuales la mayoría no han sido localizadas.

A 4 años de que el proyecto de vida de Zyanya fuese truncado, desde el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio junto con su familia, seguimos alzando la voz en exigencia de #JusticiaParaZyanya. Estaremos atentas de las acciones que la Fiscalía del Estado realice a fin de subsanar la revictimización y la falta de acceso a la justicia que prevalece hasta la fecha.  A su familia reiteramos nuestro compromiso para acompañarles hasta lograr el acceso a la justicia, incluso si es necesario acudir a las instancias internacionales.

Comment here

Accesibilidad