Mujeres

Por la participación política de las mujeres, México avanza en el Índice Global de la Brecha de Género, pero persiste la desigualdad

284 Vistas
  • 132 años para alcanzar la paridad total en el mundo, informe del Foro Económico Mundial
  • En otras esferas como la economía, la educación y la salud las desigualdades persisten.

Elda Montiel

SemMéxico, Ciudad de México, 20 de julio del 2022.- A la par de que México redujo su brecha de género en 2022 en un 76.4 por ciento, al colocarse en el lugar 31 de las sociedades más equitativas, el feminicidio sigue en aumento con 10 mujeres asesinadas diariamente, reconocidas por el gobierno, mientras las colectivas y organizaciones sociales estiman en más de 20 mujeres asesinadas.

De acuerdo al Índice Global de la Brecha de género 2022 el avance en tres posiciones en el ranking mundial de sociedades más equitativas que coloca a México en la cuarta posición en la región de América Latina y el Caribe se debe principalmente a la participación política de las mujeres, pero en otras esferas como la economía, la educación y la salud las desigualdades persisten.

El Global Gender Gap Report,  es un Índice Global de la Brecha de Género que, desde 2006, mide en diversos países las diferencias que entre el género femenino y el masculino existen a partir de cuatro grandes rubros: participación política, oportunidades económicas, educación y salud.

La publicación de los resultados de este informe en su edición 2022, dado a conocer recientemente en el Foro Económico Mundial, se basa en el análisis de la información de 146 países, y evidencia que ninguno de ellos alcanzó a su plenitud la paridad de género en los ámbitos referidos.

La brecha sigue abierta en participación política sin una presidenta y paridad en el gabinete

México en participación política y empoderamiento de las mujeres se ubica en el número 15, lo que se relaciona a las reformas legislativas de “paridad de género en todo” en el 2019 que tiene que ver con garantizar la paridad de género en instancias como Congresos federales y locales, Cámara de Senadores, ayuntamientos, entre otros. Sin embargo, la brecha sigue abierta debido a la ausencia de una mujer como presidenta de la República y a la falta de paridad entre quienes encabezan las Secretarías de Estado.

Además, los partidos políticos han sido obligados a postular mujeres a cargos de elección popular y por primera vez, nueve mujeres gobiernan sus Estados.

También han sido obligados a destinar recursos a promover la participación política de las mujeres lo que hacen en apariencia como el Partido Acción Nacional (PAN) o el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) que han destinado sumas millonarias.

Sin embargo, al interior persisten las resistencias y la violencia a grado tal que se dan casos como el de Sergio Augusto López, ex dirigente del Partido Ecologista vinculado a proceso por violencia política en razón de género. Y como el diputado del Partido del Trabajo Baltazar Gaona García, que promueve iniciativas contra los derechos de las mujeres en el Congreso de Michoacán, que pide criminalizar con cárcel a quienes dan acompañamiento a las mujeres en el aborto.  

Brecha salarial y cuidados el desafió para las mujeres mexicanas

El mayor desafío para las mujeres en México es la igualdad de oportunidades y su participación económica. Esto responde principalmente a la brecha salarial, pues en promedio, por cada 100 pesos que percibe mensualmente un hombre, una mujer gana 86 pesos. Desde el 2017 el INEGI ya reportaba que los hombres reciben un ingreso un 34.2 por ciento mayor que las mujeres.

México ocupa el lugar 114 en el ranking de participación económica de las mujeres. La disminución de los ingresos para hombres fue del 10.3 por ciento mientras que para las mujeres fue del 8.1 por ciento.

También la crisis económica provocada por covid-19 fue un golpe duro para las mujeres y aunque muchas han retomado sus empleos remunerados, la mayoría ha regresado a empleos informales, con jornadas cortas y bajos ingresos.

Las mujeres además de acumular un 65 por ciento de menos riqueza que los hombres le tienen que sumar el tiempo dedicado a los cuidados, un 55 por ciento de las mujeres con niñas o niños menores de seis años dedican su tiempo al cuidado mientras que los hombres solo destinan el 15 por ciento a tareas de cuidado no remunerado.

Si México quisiera reducir el tiempo estimado para cerrar la brecha de género entre mujeres y hombres, necesita impulsar una mayor participación y crecimiento de las mujeres en el mercado laboral.

Para ello, se requiere la incorporación de trabajadoras en el sector formal donde prevalezcan las condiciones de empleo dignas y equitativas. 

Además, el contar con una política nacional de cuidados en México se contribuirá a garantizar servicios de accesibilidad, calidad y suficiencia. Sería un generador de empleo que transformará la realidad de personas y mujeres.

Sin embargo, mientras el derecho al cuidado aprobado por la Cámara de Diputados en el 2020, la reglamentación y creación del Sistema Nacional de Cuidados está ausente en los temas de la actual LXV Legislatura.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) que participa como socio local en los resultados del índice Global de Brecha de Género ha estimado que para 2030, el PIB de México podría ser 15 por ciento mayor que el de 2020 si el gobierno y el sector privado implementan acciones para sumar a 8.2 millones de mujeres a la economía.

Estancados en Educación y Salud

El índice de brecha de género nacional no ha dejado de caer en el tema de Educación desde 2016. Actualmente, se encuentra en la posición 60 a nivel global.

En el caso de la educación de acuerdo al documento sobre desigualdad del 2021 del Comité Oxford de Ayuda contra el Hambre (Oxfam), 20 millones de niñas dejaron la escuela durante la pandemia y lo más probable es que nunca regresen a las aulas.

De acuerdo con el índice de brecha de género de este año, México está estancado en esferas como el acceso a la salud.

Mientras tanto, la violencia feminicida sigue en aumento, las cerca de 66 millones de mujeresque son el 51 por ciento de la población total del país, son atravesadas por diferentes violencias. Según el Índice Global de la Brecha de Género 2022, el 14 por ciento de las mujeres experimenta violencia de género en algún momento.

132 años para alcanzar la paridad total y 151 años en participación económica

La desigualdad de género persiste en todo el mundo e impide aprovechar el talento de las mujeres, lo que frena el crecimiento económico y el desarrollo de la sociedad.

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) pronostica que faltan 132 años para alcanzar la paridad total al cerrar este año la brecha global de género en un 68.1 por ciento. Solo Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia han cerrado su brecha de género por alrededor del 90 por ciento.

De los 146 países resalta que la brecha de género en salud y supervivencia se ha cerrado en un 96.8 por ciento. Respecto al rubro de logro educativo en un 94.4 por ciento. En la participación y oportunidades económicas en un 60.3 por ciento, pero en materia de empoderamiento político, se mantuvo igual, en un 22 por ciento.

En el campo de la participación política esto se traduce que la presencia de hombres en puestos ejecutivos es casi cuatro veces mayor que la de las mujeres esto es un problema porque al ritmo actual  (22 por ciento) tardaría 155 años en solventarse la brecha en la paridad total, refiere el Informe.

En participación económica el Foro Económico mundial calcula que faltan 151 años para conseguir la paridad. En el campo educativo se está más cerca de la paridad el Informe pronostica que faltan 22 años. 

Por regiones, América del Norte encabeza a todas las demás regiones habiendo cerrado la brecha en género en un casi 77 por ciento, seguido de Europa con un 76.6 por ciento; América Latina y el Caribe con un 72.6 por ciento; Asia Central junto con Asia Oriental y el Pacífico con alrededor del 69 por ciento; África con un 63.4 por ciento y Asia con un 62.4 por ciento.

Comment here

Accesibilidad