Ejecutivo

«Por primera vez habrá recursos para prevención de embarazo adolescente», 88 millones que eran los de Proequidad

498 Vistas
  • Se esperan 21 mil nacimientos en niñas por violencia y confinamiento este año
  • Los recursos se etiquetaron en el presupuesto 2022 y son los que se habían canalizado a los institutos o secretarías estatales

Sara Lovera

SemMéxico, Cd. de México, 30 de septiembre, 2021.-Los 88 millones de pesos que recortó la Secretaría de Hacienda en 2019 al Proequidad, operado por el Instituto Nacional de las Mujeres Inmujeres, destinado a organizaciones sociales y que fue canalizado de los institutos estatales para atender el embarazo en adolescentes, se etiquetó en el presupuesto 2022 a la operación de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA).

Así lo anuncio la presidenta del Inmujeres Nadine Gasman Zylbermann, en el marco de las celebraciones de los 20 años de ese instituto y dijo que los administrará el Fondo para el Bienestar y Avance de las Mujeres, Fobam.

Serán recursos para acciones que prevengan el embarazo adolescente y erradiquen el embarazo infantil en las 32 entidades federativas.

Según el Consejo Nacional de Población (Conapo) estima que podrían registrarse 21 mil embarazos entre adolescentes derivado de la pandemia y como colofón a una problemática que ha colocado a México como el primer país de embarazos en niñas.

Hasta 2019 habitaban en México 22 millones 204 mil 46 adolescentes de 10 a 19 años lo que representa cerca del 17.5% del total de la población. En 2015 se registró una tasa de fecundidad adolescente de 74.3 nacimientos por cada mil.

La ENAPEA tiene como metas para 2030 disminuir 50% la tasa de fecundidad en mujeres de 15 a 19 años y erradicar el embarazo infantil, y fue implementado en 2015, pero desde entonces no se le dieron recursos directos, sino que involucró a 11 dependencias, para que con sus propios recursos operarán la estrategia.

En este gobierno, desde 2019, en la primera reunión de las dependencias involucradas con la ENAPEA, se habló de hacer una evaluación.

Paralelamente el Inmujeres, por la circular del gobierno de Amlo de febrero de 2019 para retirar todos los recursos federales la sociedad civil, cerró para éstas el conocido Proequidad, -poco más de 87 millones-, que meses después se destinó a los institutos o secretarías de las mujeres precisamente para emprender acciones en favor de disminuir el embarazo en adolescentes, con montos entre 7 y 9 millones.

Las organizaciones sociales protestaron, argumentaron que la Convocatoria del ProEquidad 2019 vulneraba el principio de progresividad y no regresividad de los derechos. Y como derecho vulnerado la libertad de asociación. Protestaron por la aplicación de la Circular No. 1 que implica un acto de discriminación indirecta y vulnera el derecho a la igualdad; por lo que es necesario realizar una evaluación externa de la ENAPEA para conocer el alcance de las acciones emprendidas y mejorar los mecanismos implementados en búsqueda de lograr los objetivos planteados. Nada se informó desde entonces.

En la coyuntura de la pandemia, CONAPO, indicó que se estima un posible aumento del 30 por ciento de embarazos adolescentes no intencionados, que implicarían poco más de 29,000 nacimientos adicionales a los proyectados para el año 2021, que son más de mil cada día, según se informó el 12 de julio de este año.

 Se institucionalizan los fondos que eran de la sociedad civil

El anuncio sobre estos fondos, que estarían etiquetados en el presupuesto 2022, son los primeros que se destinarán a abatir el embarazo adolescente una problemática identificada en 2014, cuando se aprobó el ENPEA, y ahora se institucionaliza el destino de los fondos. La presidenta de Inmujeres confirmó que esta es la primera vez que la estrategia tendrá recursos etiquetados.

También relacionó el embarazo entre adolescente con las situaciones de violencia e inseguridad que persisten día a día en contra de las mujeres y niñas de este país y reducirlas representa “el mayor reto” de este gobierno, aseguró.

En el marco de la conmemoración de los 20 años de la creación del Instituto Nacional de las Mujeres, la funcionaria dijo que la agenda de las mujeres es la agenda del gobierno de México y que “luchamos todos los días” por ello.

Esto, afirmó, “se traduce en acciones puntuales todas dirigidas a las mujeres para no dejar a ninguna afuera ni a ninguna atrás¨.

Sin recordar el conflicto del Proequidad afirmó, que a tres años del gobierno de presidente Andrés Manuel López Obrador “construimos una nueva narrativa y forma de actuar” con respecto a las mujeres.

Se tiene, precisó, el Fondo para el Bienestar y Avance de las mujeres, Fobam, que ha destinado 88 millones de pesos para acciones que prevengan el embarazo adolescente y erradiquen el embarazo infantil en las 32 entidades federativas. Esta es la primera vez, explicó, que se etiquetan recursos para esta causa.

Para la campaña de comunicación

Apenas el 12 de julio aseguró al poner en marcha la campaña ‘Yo Decido’ y ‘Yo Exijo Respeto’ que «necesitamos trabajar muy estratégica y coordinadamente, para garantizar a la población de adolescentes su derecho a la salud y al ejercicio pleno de sus derechos sexuales y reproductivos» ya que, «son ellas y ellos nuestro presente y nuestra prioridad para lograr la profunda transformación que se ha propuesto este gobierno».

Por su parte Gabriela Rodríguez, de CONAPO, en relación con las violencias ejercidas contra a niñas y mujeres durante la contingencia, mencionó que, 5.8 por ciento de las mujeres de 20 años y más reportó haber sufrido algún tipo de violencia doméstica; en el 81.2 por ciento de los casos, las víctimas fueron niñas y adolescentes menores de edad. Además, la atención a mujeres que viven violencia aumentó 22.6 por ciento y la canalización a refugios pasó de 420 a 2 mil 720 atenciones.

El Conapo estima 21,000 embarazos en adolescentes debido al confinamiento dijo Gabriela Rodríguez quien reiteró que el Conapo trabaja en la implementación de la segunda fase de la Enapea, que busca fortalecer la educación integral en sexualidad en todos los niveles educativos y en la población no escolarizada, la territorialización de servicios interinstitucionales en las entidades y municipios del país y la atención especial para las niñas madres menores de 14 años.

Y dijo que la campaña de comunicación ‘Yo Decido’ y ‘Yo Exijo Respeto’, este año tienen como objetivo fortalecer la autonomía de niñas y adolescentes de comunidades indígenas y afromexicanas.

Comment here

Accesibilidad