La OpiniónLa Opinión

Qatar y los ensueños

242 Vistas

Mujeres cataríes.En Qatar el poder lo ostenta una persona con sus 45 miembros de la Asamblea ConsultivaCréditos: Especial – GettyImages

En algunas familias, las mujeres viven bajo el “tutelaje masculino” y sus decisiones tienen que estar acompañadas de un permiso escrito por “un guardián” hombre; vulneración de los derechos humanos

Por NORMA G. ESCAMILLA BARRIENTOS

Escrito en LA CADERA DE EVA el 2/12/2022 · 12:56 hs

Comparta este artículo

SemMéxico/La Cadera de Eva, 10 de diciembre, 2022.- Qatar conocido ahora por la Copa mundial de fútbol 2022 es un país de medio oriente, al oeste de Asia, ubicado en una península cobijada por el golfo pérsico y la cual sólo tiene una frontera terrestre con Arabia Saudita. En 1971 se independizó de Inglaterra. Actualmente tiene una monarquía absoluta a cargo de un jefe de estado y gobierno, nombrado Jeque, término con el cual se nombra al jefe de un territorio en algunos países musulmanes.

Su gobierno literal, se sustenta en una Asamblea Consultiva de 45 miembros y su Constitución, en la cual no se considera la creación de partidos políticos, reconoce el derecho a la libertad de expresión y asociación, el derecho a un juicio justo y a la libertad de culto. Su sistema legal es la sharia (ley islámica) sustentada en su Constitución, dentro de la cual se penalizan diversos delitos, sin embargo, cuando la infracción tiene que ver con los Tribunales de familia los testimonios de las mujeres valen menos que los realizados por los hombres y en algunos casos no son aceptados. De igual forma, cuando las mujeres son violadas son condenadas por adulterio, lo cual nos habla de una revictimización.

MUNDIAL QATAR 2022

¿Cuántos trabajadores murieron en preparación del Mundial Qatar 2022?

El total de su población estimada según el Ministerio de Planificación y Estadística de Qatar hasta abril de 2022 se tenía un registro de 2,7 millones de habitantes de los cuales 2,42 millones son extranjeros principalmente de Asia, África, India, Nepal, Bangladesh y Pakistán. Su distribución por género es de 2.008.241 hombres (72,4%) y 765.357 mujeres (27,6%). Teniendo un mayor número de población en el intervalo etario de 25 a 64 años con un total de 70,64%.

Qatar cuenta con un índice de desarrollo humano alto dentro del mundo árabe, ya que su economía es buena y reconocida por el Banco Mundial, es considerado a nivel internacional como uno de los países más ricos del mundo, ya que cuenta con la tercera reserva mundial de gas natural y petróleo, en 2021 reabrieron sus fronteras después de tomar acuerdos con Kuwait, Catar, Arabia Saudita y Estados Unidos, realizando una inversión principalmente en mejoras de su infraestructura para la realización tanto de la Copa Mundial de Fútbol 2022, como también, una estrategia para promover el turismo. Sin embargo, datos obtenidos por la BBC News Mundo, Human Rights Watch (HRW), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), El Guardian y Amnistía Internacional, entre otros, han visibilizado la pobreza y vulneración de derechos humanos en la que viven una gran parte de sus pobladores en Qatar, de la cual no se permite hablar mucho.

Por otro lado, si bien en su constitución y en su sistema legal se plantea la libertad de expresión y juicios justos, los registros nos muestran otra realidad, en donde los derechos no son para todas y todos, además de una serie de violaciones a los derechos humanos tanto para sus población de origen como para la población trabajadora migrante la cual tiene pocas alternativas de un empleo digno y al cual trasgreden permanentemente sus derechos laborales y humanos, según lo registrado por la BBC News Mundo en el ámbito laboral “los exponen a palizas, retención de pagos, les quitan sus pasaportes, los amenazan, y les agreden sexualmente, aun cuando ya no es vigente el Kafala, el sistema de empleo por patrocinio que “exclaviza” a los trabajadores ”. De igual forma, la organización HRW registró “que los trabajadores extranjeros todavía sufren deducciones salariales punitivas e ilegales y enfrentan meses de salarios impagos por largas horas de trabajo agotador” la población en general tiene restricciones para la libertad de expresión, de movimientos y de culto, entre otras. 

Las mujeres en tal sentido, una vez más son doblemente vulneradas por el hecho de ser mujeres, algunas se cubren de negro y otras utilizan el velo a color solo en la cabeza y el cuello, siendo que “hay libertad de culto”. En el caso de las familias más conservadoras las mujeres se viven bajo el “tutelaje masculino”, y sus decisiones tienen que estar acompañadas de un permiso escrito por “un guardián” hombre, a fin de ser aceptadas, lo cual nos habla de la vulneración de sus derechos humanos y que no es vista como sujeta social y de derechos. Cuando las mujeres más jóvenes cuestionan este tutelaje se les reprende bajo el discurso de que “los derechos humanos son una idea occidental que se contrapone a los valores islámicos” y si bien, el monarca quatarín menciona que el empoderamiento de las mujeres tiene un gran avance ya que se incluyen en la toma de decisiones del país, que tienen buenos indicadores de igualdad de género, que tienen una alta tasa de participación de mujeres en el ámbito laboral, que tienen igualdad de salarios y que su matricula universitaria es alto, podemos observar que estos argumentos se contraponen cuando la mujer tiene que ser tutelada, cuando cuestionan un sistema, cuando es coaccionada, cuando en una denuncia su voz no es válida, cuando es difícil su acceso al divorcio y si lo obtiene no puede tener la tutela de sus hijos e hijas, cuando las mujeres que son violadas son acusadas de adulterio y cuando existe la pena de muerte si se asume como parte de la población LGBTI+.

Finalmente, podemos decir que el hecho de ser un país rico y con un alto índice de desarrollo humano no necesariamente garantiza la distribución equitativa del ingreso en su población, tampoco impacta en el ejercicio de los derechos humanos y se sigue visibilizando una doble violación de derechos hacia las mujeres, donde no se garantiza su libre expresión, su libertad de culto y se le coacciona a través de un sistema monárquico donde el poder lo ostenta una persona con sus 45 miembros de la Asamblea Consultiva. 

TEMAS

Mundial de QatarDerechos de las mujeres

Comment here

Accesibilidad