COLUMNASJorge Herrera ValenzuelaRáfaga

Ráfaga| Claudia Sheinbaum Pardo, En Campaña. Sus “Negritos”

185 Vistas

Jorge Herrera Valenzuela

LA PANDEMIA NO TERMINA Y LA ESCASEZ DE AGUA, LATENTE

SemMéxico, Cd. de México, 12 de mayo, 2022.-Desde hace más de un siglo la mujer mexicana lucha por la igualdad y equidad de derechos ciudadanos. En los albores de la pasada centuria se abrió paso ejerciendo el periodismo revolucionario clandestino.  Para exigir dieran el voto a La mujer, una joven duranguense tomó por asalto la tribuna del Congreso Constituyente de Querétaro. A la mitad de los años veinte, tres yucatecas ganaron, electoralmente, ser diputadas estatales, pero el machismo las acosó e hizo que renunciaran, pero no abandonar la trinchera. 

Los presidentes Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines aprobaron que, municipalmente, en los finales de los 40 y después federal, en 1954, las mujeres participarían en las elecciones y podían ser candidatas. La primera diputada federal solo ejerció de agosto de 1954 a septiembre de 1955. Terminaba la legislatura.

Con Adolfo López Mateos se abrieron las puertas del Senado de la República, de la Suprema Corte de Justicia, de las agencias investigadoras del Ministerio Público en el D.F. e inclusive una dama asumió la subsecretaria de Educación, en el gabinete presidencial. Don Jaime Torres Bodet era el titular.

Un poco más de aburrida historia. En el régimen de José López Portillo y Pacheco, la primera mujer en el gabinete presidencial como titular de una secretaría. A partir de 1982, seis mujeres fueron postuladas como candidatas presidenciales. El Partido Revolucionario Institucional, PRI, ni cuando era invencible dio oportunidad a una mujer. En el gabinete presidencial, es el que mayor número de mujeres ha ocupado la silla principal en diversas secretarías.

POSIBLE SÉPTIMA CANDIDATA

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México es la primera en llegar al cargo, por votación popular, porque María del Rosario Robles Berlanga fue interina al salir el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas. Claudia nacida en el Distrito Federal el 24 de junio de 1962, desde hace más de un año cuenta, abierta y sin discreción alguna, con el apoyo del Presidente de México, pues él de hecho «la destapó» en junio de 2019 en un evento celebrado en la Alcaldía Gustavo A. Madero. Tras de elogiarla le alzó el brazo derecho, en clara señal de triunfadora.

Nada es cierto, hasta que está consumado. Conociendo cómo se las gasta el tabasqueño, no hay seguridad y abre el juego a todos o va poniendo “corcholata” por “corcholata”. En Palacio Nacional, el de Macuspana, durante una reunión “morenista”, provocó que, al secretario de Gobernación, lo aplaudieran y le gritarán: “¡Presidente!… ¡Presidente!”.  El tercer “nominado” es el discreto titular de Relaciones Exteriores. Ya en campaña como los otros dos.

Claudia la tomó en serio. Algo debe de saber, por la confianza que demuestra. Tal vez le reconfirmaron que será la candidata presidencial de Morena. A ella le tocó en Quintana Roo escuchar el grito de “¡Presidenta!… ¡Presidenta!”. El pasado domingo anduvo en tierras hidalguenses para apoyar al candidato a gobernador. En la Península Yucateca asistió al mitin de la morenista Mara Lezama, que dicen es “apoyada” por el Cartel Jalisco Nueva Generación.

Además, la licenciada en Física y doctora en ingeniería ambiental participó en la promoción nacional, visitando capitales y municipios, para invitar a la gente a votar por la revocación de mandato. En total lleva 8 permisos para andar del tingo al tango, buscando ser la séptima mexicana que pretenda la Presidencia de la República.

No puede dudarse de su capacidad política, de conocer el manejo administrativo de su oficina, pero no tiene experiencia en el campo federal y eso indica que la problemática nacional no es su fuerte. No faltará quien diga que aprenderá en el camino, sí, pero eso pasa desde 1994 a la fecha con presidentes impreparados como el mexiquense que se da vida de rey, rey de la corrupción.  

¿Quiénes son las seis que buscaron llegar a despachar en Palacio Nacional o en la entonces residencia presidencial de Los Pinos? Una de ellas, Margarita Zavala Gómez del Campo en 2018 figuró como candidata independiente, renunciando el 18 de mayo de ese mismo año. Hoy es diputada federal, por segunda vez.

La saltillense Rosario Ibarra de Piedra, luchadora social, fue dos veces aspirante, en 1982 y en 1988. Le siguieron, años después, la licenciada en Física Cecilia Soto González, originaria de Hermosillo, Sonora. Su paisana, de Ciudad Obregón, Dora Patricia Mercado Castro. La hija del gran Vicente Lombardo Toledano, la profesora defeña Marcela Lombardo Otero y la PANista teziutleca Josefina Vázquez Mota, quien obtuvo en 2012 más de 12 millones de votos y ocupó el tercer lugar. Doña Marcela no logró ni el 1% de votos en los comicios de 1994.

SON MUCHOS “LOS NEGRITOS”

En el ambiente mexicano es común que cuando algo se desdibuja en la vida de las personas y se dice que “hay negritos en el arroz”, es igual a señalar errores que se cometen. Muchas veces esos “negritos” perjudican en extremo, máxime tratándose de política. En la actualidad es menos, porque la democracia moderna ampara a quienes llegan al poder, hasta con antecedentes penales, procesados y sentenciados.

Bueno, en el caso de la política, científica, activista, académica, investigadora y escritora, hoy posible candidata presidencial, lo que está pesando es la tragedia de la Línea 12, ocurrida hace un año. En el tercer dictamen elaborado por peritos de la empresa noruega DNV se cita presuntas responsabilidades de los tres últimos jefes de Gobierno. Desde la construcción hasta el funcionamiento y el mantenimiento.

No comentaré más que otros dos puntos que no dejan bien parada a la señora Sheinbaum Pardo. Cuando fue Delegada Política en su natal Tlalpan, se registró el derrumbe (por el sismo) de las instalaciones del Colegio Enrique Rebsamen. Murieron niños- alumnos y personal del plantel. La delegada se lavó las manos y descargaron toda la responsabilidad en la dueña y directora del Colegio.  La “Miss Mónica”, Mónica García Villegas, tiene como sentencia, penal, alrededor de 30 años de prisión.

En el cargo de secretaria de Medio Ambiente en el Distrito Federal, con su jefe, el hoy inquilino de Palacio Nacional, fue responsable de la construcción del Segundo Piso del Periférico. El costo de la obra y toda la inversión de millones de pesos siguen sin ser conocidos por los contribuyentes, los que con sus impuestos pagaron. La reserva de información era por 14 años que se cumplieron y como dijo el Monje Loco, nadie sabe, nadie supo, nadie sabrá. 

En las elecciones intermedias, el dúo Claudia-Morena perdió nueve Alcaldías.

jherrerav@live.com.mx  

Comment here

Accesibilidad