COLUMNASJorge Herrera ValenzuelaRáfaga

Ráfaga| Cuídemos El Agua Potable, Hagámoslo ¡Ya!

223 Vistas

Jorge Herrera Valenzuela

SemMéxico, Cd. de México, 31 de marzo, 2022.- ¿En algún momento del día nos hemos detenido para meditar que estamos acabando con el agua para consumo humano y las generaciones, a partir de nuestros nietos y los hijos de ellos, pueden sufrir por la falta del líquido? Este es uno de los principales elementos naturales, vitales, para que haya vida.

Es ahora cuando el gobierno, en sus tres niveles y toda la sociedad, deben realizar una permanente difusión y crear conciencia de que no debe desperdiciarse el agua potable.

Oigo en el medio oficial una frase que pretende ser la justificación: “no llueve, las presas y los lagos están por debajo de su nivel”. Ningún gobierno en el pasado y tampoco los de este Siglo XXI han establecido una política hidráulica. Los expertos en la materia los hay, muy capaces y experimentados, seguramente contratados por las embotelladoras de cerveza, de refrescos y otras ramas industriales.

La tecnología permite en la actualidad una comunicación directa con toda la humanidad. Usen las redes sociales para una labor humanitaria. No una campaña temporalera, ni de frases huecas Convocar en primer término a los niños de 5 a 12 años, porque ellos nos enseñan a no tirar basura en la calle, ponen el ejemplo al ceder el paso a las damas y a los ancianos. En fin, recuerdo que el gobierno del Distrito Federal promovió un video donde aparecía un chiquitín que al tiempo de decir: “¡Ciérrale!”, él maniobraba para cerrar la llave de una toma.

OBRA TÉCNICA, NO POLÍTICA

En una entrevista periodística con el ingeniero Leandro Rovirosa Wade, un técnico en materia hidráulica y político tabasqueño, después de su acuerdo presidencial en Los Pinos, me dijo convencido y contundente: “Mire Jorge, en el acuerdo con el Señor Presidente (Luis Echeverría Álvarez) al presentarle el proyecto de obras para resolver el abastecimiento de agua para consumo humano, le dije enfáticamente que las obras hidráulicas, no son obras políticas sino técnicas”.

Las palabras del ingeniero Rovirosa Wade encierran una verdad irrefutable y de validez permanente. Las presas son un ejemplo, por ser imprescindibles en el desarrollo y progreso nacional. Las aguas que se almacenan en esas presas están destinadas para diversos usos. Son indispensables para la producción agraria, para apoyo de la ganadería, para la creación de los Distritos de Riego, pero, además, para la producción de electricidad.

En la actualidad en el país se cuenta con 210 presas de diferentes dimensiones, pero, el pero que nunca falta, poco o nada se ha hecho en política hidráulica. Muchas de nuestras presas requieren mantenimiento, así como los afluentes que las alimentan

El campo está abandonado desde hace 50 años y en la actualidad “la austeridad republicana” nos tiene al borde de ser totalmente importadores de verduras, frutas, granos, cuando en los años sesentas, los del PRIismo, fuimos exportadores y autosuficientes en la producción agropecuaria. 

ES PROBLEMA NACIONAL

Comento, lo que hemos vivido en los dos últimos años, por la pandemia del COVID 19, nos deja una lección que podemos poner en práctica, ahora, frente al problema de la escasez de agua potable, del líquido para uso y consumo humano. Se nos indicaron medidas sanitarias aplicables para evitar el contagio del virus. Casi todos los mexicanos, de todas las edades, sin distinción de sexo, seguimos rígidamente las medidas, por bien nuestro, para cuidar nuestra salud. El gobierno federal, encabezado, “por ya saben quién”, siempre tuvo otros datos, no uso el cubrebocas ni permitió la vacunación para los menores de 12 años. Bueno, pero ya casi vamos saliendo y alrededor de 500 mil hogares enlutados.

La escasez de agua ya llegó en este 2022.

 Las noticias llegan de diversos puntos de nuestra República y de la Ciudad de México. Lo preocupante es que en ninguno de los tres niveles de gobierno sabemos que se hable del problema. No es un tema del programa de televisión “Las Mañaneras”. Ante todo, no se trata de emprender una campaña política, no es simplemente referirse a la situación que se vive en Tijuana, Baja California; en Monterrey, Nuevo León; en municipios de Coahuila o en Alcaldías de la Capital Mexicana. Se trata de formular acciones para evitar estragos.

También la reducción del abastecimiento y la suspensión, se da en municipios del Valle de México. Lo grave es que hay presidentes municipales, como el de Ecatepec de Morelos (el morenista Fernando Vilchis Contreras), en lugar de buscar soluciones lanza cargos contra el gobernador Alfredo del Mazo Maza, señalando que él es responsable de la falta de agua. En Ciudad Netzahualcóyotl, la de mayor población en la entidad, la gente sufre doblemente. No hay agua y “los piperos” cobran lo que les da la gana, por la nula acción gubernamental.

RESPONSABILIDAD DE TODOS

Recordemos que a finales de marzo del 2020 el gobierno dio a conocer las medidas para cuidarnos del contagio. Pues hoy, hago una invitación, a través de este medio digital, para que entendamos la nueva responsabilidad que afrontaremos mujeres, hombres, adultos, jóvenes e infantes: ¡AHORRAR AGUA Y NO DESPERDICIARLA!

Es una tarea en que participaremos desde que despertamos hasta que nos acostemos. Comenzamos con el baño matutino –aunque se haga en otro horario–. Procuremos no desperdiciar agua, no gastemos más allá de lo necesario. Hay sugerencia de que pongamos una cubeta para recolectar agua para regar el jardín, lavar el piso del patio o la banqueta frente a la casa.

No utilizar agua potable, de ser posible, para limpiar el automóvil o la camioneta. En las mansiones de zonas residenciales (Lomas de Chapultepec, Bosques de las Lomas, Jardines de la Montaña, en la Ciudad de México) reciclar el agua para regar los amplios jardines y mantener sus piscinas con líquidos tratantes.

La responsabilidad, insisto, es de todos. No hay excusa alguna. Detalles como ahorrar agua al lavarnos los dientes, es otra medida. Por supuesto que el ahorro no justifica el no lavarse, frecuentemente, las manos.

Estoy seguro que en las Alcaldías que enviaban a sus trabajadores a regar los prados públicos, lo hagan con aguas tratadas al igual que los bomberos al cumplir con su muy noble y peligrosa acción. En Iztacalco no hay problema de esa naturaleza, porque los prados de los Andadores en la Colonia Militar Marte rara vez son trgados.

¡CIÉRRELE A LA LLAVE!

EVITEMOS QUE MUERAN HUMANOS Y LA SEQUÍA NOS DEJE SIN ALIMENTOS.

ESTAMOS A TIEMPO DE COOPERAR POR EL BIEN GENERALjherrerav@live.com.mx

Comment here

Accesibilidad