Internacional

Reformulación de la atención e inclusión a personas vulnerables en desplazamientos forzosos

146 Vistas
  • El proyecto RAISD presenta los resultados y la película documental, fruto de un trabajo de más de tres años, sobre las estrategias para afrontar la vulnerabilidad interseccional de las personas solicitantes de asilo.

Iván Fernández de Rojas

SemMéxico/AmecoPress, Madrid, España, 8 de noviembre del 2022.- Tras “tres años de trabajo en difíciles condiciones”, el proyecto RASID presentó, este 7 de noviembre, los resultados del estudio sobre las personas solicitantes de asilo de manera forzosa, con el objetivo de plantear “una reformulación de estrategias efectivas para la atención e inclusión de las mismas”, expone Rubén Fuentes; investigador y coordinador del trabajo. Además, se proyecta la película documental ‘Espejismos’; fruto de la investigación realizada, un cortometraje que ya ha sido reconocido nacional e internacionalmente con diversos galardones. Este proyecto aúna, mediante un consorcio internacional, Instituciones de investigación y educación, ONGs, Administraciones Políticas, empresas y, sobre todo, un gran conjunto de personas migrantes de manera forzosas que ofrecen su testimonio.

Metodología

El equipo coordinador, encabezado por un grupo multidisciplinar de profesorado, investigadores e investigadoras, expone en la Facultad de Ciencias de la Información, de la Universidad Complutense de Madrid, la idiosincrasia del proyecto llevado a cabo. Según cuenta Rubén Fuentes, profesor en la Facultad de Informática, han sido “casi tres años de trabajo en difíciles condiciones” en el que han tenido que realizar, “además de un trabajo de campo, la adaptación a un mundo cambiante con la pandemia, la guerra, el seguimiento en línea, etc”.

Es importante destacar que, además del equipo coordinador, ha sido un trabajo conjunto de ONGs, representantes políticos de toda Europa, una amplia comunidad de investigación, empresas y, más importante, todas aquellas personas que han aportado su relato y experiencia personal. En definitiva de eso trata el proyecto, de una personalización de las migraciones forzosas mediante “una triangulación de tres métodos de investigación”.

La Investigación e Innovación Responsables (RRI) enmarca el estudio, proponiendo una participación conjunta, transversal, con perspectiva de género y en pro de la sostenibilidad. La ‘investigación-acción’, como modelo estratégico, consiste en un desglose de los puntos detallados y las cuestiones que permitan analiza el Contexto de Vulnerabilidad: un parámetro, a su vez, desglosado en tres niveles atendiendo a la individualidad de cada caso. El objetivo de esta estrategia es “la acción participativa que empodere a los colectivos estudiados, basada en los derechos humanos y los modelos socio-ecológicos”. Este trabajo conjunto y transversal de aprendizaje, puesta en común y datamining aportará el contenido del informe.

Por último, los resultados de esta metodología de innovación pasan irremediablemente por las Prácticas de Atención e Inclusión Adaptadas, o TAIS por sus siglas en inglés. Esta práctica consiste en un amplio despliegue de iniciativas adaptadas al contexto socio-político de cada país, mediante un trabajo de campo directamente con los grupos poblacionales en Contexto de Vulnerabilidad. Por ejemplo, en Italia la iniciativa “Todo lo que puedes Aprender” involucra a migrantes femeninas que viven en condiciones de exclusión, en su mayoría víctimas de trata. En Líbano se pusieron en marcha campañas de concienciación sobre salud entre las y los refugiados que viven en campamentos. O en Finlandia, las TAIS habilitaron un foro en línea multilingüe para hombres solicitantes de asilo, además de asistencia infantil en los centros de recepción.

Resultados

Las conclusiones del análisis realizado, en líneas generales, nos muestran una clara diferenciación de regiones en lo respectivo a las migraciones y las Personas Solicitantes de Asilo. En el norte y este de Europa hay un reducido índice de PSA, principalmente hombres jóvenes en busca de buenas condiciones y capacidades para su adaptabilidad, también hay riesgo de marginación y explotación, y un incremento de la violencia por parte de las autoridades. Por otra parte, tanto en las regiones de oriente medio y el sur de Europa el número de PSA es muy elevado y diverso, las condiciones de vida están bastante deterioradas e, incluso, el peligro de muerte en los casos de la frontera mediterránea es elevado. Además, se suma la condición de posible desnutrición, intereses económicos de mafias y otras organizaciones de explotación, y diversas incapacidades de las Administraciones junto a violencias y acciones policiales que incumplen con los Derechos Humanos.

A través de una visión con perspectiva de género y DD.HH., el proyecto RAISD también hace diversas propuestas y denuncias específicas. Como defiende Tamara Bueno; profesora de Ciencias de la Información y coordinadora del equipo, “el Contexto de Vulnerabilidad tiene una perspectiva de interseccionalidad -racismo, LGTBIfobia, machismo-, ya que no es lo mismo ser una mujer, que ser una mujer con discapacidad” y recalca: “tiene mucho más peligro de sufrir abusos o exclusión y hay que reducir este peligro”.

Por eso, a nivel individual, el proyecto cree obligatorio cubrir un mínimo de necesidades básicas psicológicas de atención a las PSA, sobre todo en casos de estructuras y problemáticas intrafamiliares que dan lugar a violencias forzadas y casos en los que la víctima no tiene la capacidad de abandonar este contexto. En cuanto a instituciones, se requiere de mayor inversión de recursos económicos y personales para atender al mayor número de personas posible, además de campañas de información y facilidad del acceso a la misma. En cuanto a contexto social y laboral, sería óptimo implementar formaciones básicas de adaptación para estas personas como, por ejemplo, la Tarjeta Roja. En conclusión, facilitar por parte de las Administraciones la información, acceso a la sanidad, educación y vivienda con medidas concretas como reserva de alquileres sociales.

En cuanto a una perspectiva de género, concretamente, el proyecto demanda una modificación urgente del acuerdo establecido en la Convención de Ginebra para que las mujeres puedan “salir de la protección ligada a la razón 5”. Además, demanda a ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) que implemente en todas las materias una perspectiva de género y, así, realice formaciones e informaciones especializadas y en un ámbito interseccional.

“Espejismos”

Como forma de materializar el complejo trabajo realizado en estos tres años por el proyecto RAISD y, de alguna manera, mostrar con casos personales las conclusiones y los datos recabados, lanzan a la gran pantalla Espejismos. Este cortometraje documental, como no podía ser de otra forma, cuenta diversas experiencias -todas ellas admirables- de cómo una persona se enfrenta a las migraciones forzosas con todo lo que eso conlleva, y lo hace directamente de la mano de sus protagonistas. El director, Alfonso Palazón, reconoce que «la cámara va al final», refiriéndose a la importancia de los relatos y sobre todo de las personas que aquí se muestran.

Además de todas las vidas que aquí se relatan, esta producción cuenta con una “webdoc” en la que se encuentran todas las informaciones complementarias que, quizá no pudieron entrar en el shortfilm, pero que merecen ser contadas de la misma manera.

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad