Congreso

Retraso alarmante la impartición de justicia que hace urgente desterrar la discriminación y respetar los derechos humanos: Ricardo Monreal Ávila

402 Vistas

En el aniversario del Holocausto, Senado de la República recibe embajadores y hace ceremonia 

A 77 años homenaje al mexicano Gilberto Bosques Tistler, quien   a riesgo de su vida sirvió a la dignidad humana

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 27 de enero, 2022.- En México la justicia se ha caracterizado por presentar retrasos alarmantes y “este escenario recurrente está socavando nuestro Estado de derecho”, dijo Ricardo Monreal Ávila en ocasión del aniversario sobre el Holocausto que segó la vida de miles de hombres y mujeres judías durante la Segunda Guerra Mundial, por el nazismo criminal y discriminatorio.

Esta fecha, destacó el morenista, es un recordatorio para los senadores y las senadoras, también una exigencia para seguir construyendo un cuerpo normativo que combata la discriminación de cualquier tipo, que proteja los derechos humanos, que resguarde la diversidad y que lo haga con celeridad, agregó. Al advertir que estas ideologías están regresando, en muchas partes del mundo. Dijo un discurso claramente inclusivo en este momento.

Cada año, en torno al 27 de enero, la UNESCO rinde tributo a la memoria de las víctimas del Holocausto y ratifica su compromiso de luchar contra el antisemitismo, el racismo y toda otra forma de intolerancia que pueda conducir a actos violentos contra determinados grupos humanos. 

La ceremonia oficial en el Senado de la República se hizo con un homenaje a don Gilberto Bosques Tistler, quien aun a costa de estar en riesgo su integridad física, puso sus servicios a favor de la vida y la dignidad humanas.

Ese ejemplo nos impulsa a coincidir en la diversidad, para seguir construyendo el marco jurídico que brinde certeza y justicia a quienes la reclaman, dijo en la ceremonia el senador Ricardo Monreal Ávila.

Este día se conmemora la liberación en 1945 por las tropas soviéticas del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau. Por ello la Asamblea General de las Naciones Unida proclamó esa fecha Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

El Holocausto no solo afectó profundamente a los países donde se cometieron crímenes nazis, sino que también repercutió en muchos otros lugares del mundo. Siete decenios después de los hechos, los Estados Miembros comparten la responsabilidad colectiva de abordar los traumas remanentes, mantener medidas que permitan una conmemoración eficaz, cuidar de los lugares históricos y promover la educación, la documentación y la investigación. Esta responsabilidad obliga a educar sobre las causas, las consecuencias y la dinámica de tales delitos, así como a fortalecer la resiliencia de los jóvenes contra las ideologías de odio. Debido a que los genocidios y otros crímenes atroces siguen ocurriendo en varias regiones del mundo, y como estamos presenciando un aumento mundial del antisemitismo y de los discursos de odio, esto nunca ha sido tan relevante.

Por ello el jefe de la bancada morenista y jefe político del Senado destacó que, a 77 años de la liberación de Auschwitz, quienes sobrevivieron el Holocausto y fueron la memoria viviente de la ahí acontecido, en su mayoría ya no están con nosotros, para seguir estimulando nuestras consciencias.

Y agregó, frente a los familiares de Gilberto Bosques Tistler, las conmemoraciones del Holocausto son fundamentales y las instituciones como el Senado de la República en México, deben ser portadoras de la llama de la memoria.  Y corresponde a instancias, como la Cámara Alta, asegurar que crímenes como los del Holocausto, nunca más se repitan.

De este día la directora general de la UNESCO, Audrey Azula, dijo: “Con cada cuestionamiento de esta historia, con cada ataque a la memoria de las víctimas, se alimenta el auge del antisemitismo y del discurso de odio, lacra cotidiana para las comunidades judías de todo el mundo. Por tanto, debemos estar más alerta que nunca. Es nuestra responsabilidad común proteger la verdad y mantener viva la memoria de todas las personas que sufrieron a causa del régimen nazi; apoyar la investigación y la documentación, para responder con la realidad de la historia a las fantasías de los fanáticos; estudiar y enseñar el Holocausto, para que la educación prevenga el antisemitismo y toda forma de racismo.

El l líder del grupo de mayoría en el Senado dijo que si construimos un Estado de Derecho sólido podremos cambiar el futuro de México, y que la justica no debe ser solo para unos cuantos, sino que debe erigirse como una auténtica necesidad y un legítimo derecho de todas y de todos.

Estuvieron en la ceremonia, la presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, el Marco Chabot, presidente del Comité Central de la Comunidad Judía en México y los embajadores, Maciej Zietara, de Polonia, Peter Tempel, de Alemania, Zvi Tal, de Israel, Jean-Pierre Asvazadourian, de Francia, y Gilberto Bosques Tistler y la familia de Gilberto Bosques Saldívar y el conductor de televisión Leo Zuckermann La memoria es algo frágil.

Monreal Ávila, en esta fecha que recuerda a hombres y mujeres víctimas del Holocausto que ese tremendo evento esto que no se perpetró en la oscuridad de la Edad Media o en un Continente salvaje; sino en el corazón mismo de Europa, en la Alemania de Goethe, de Schiller, de Beethoven.

Dijo que el Holocausto no fue liderado por las masas, sino que fueron las élites, las élites de todas partes: las académicas, que encendieron el fuego; la de los doctores más prominentes; las filósofas, filósofos mal renombrados; muchas de las mentes más preclaras se sumaron con entusiasmo al Partido Nazi.

Recordó que en la Conferencia de Wannsee, donde se decidió la solución final, la mitad de quienes se sentaron alrededor de la mesa eran médicos; y ellos determinaron que había que exterminar a los 11 millones de personas judías de Europa.

Dijo que entre más lee sobre el Holocausto, más constata la necesidad de contar con leyes que defiendan los derechos humanos de todas las personas. Las atrocidades del Holocausto son un recordatorio para los senadores y las senadoras; pero también una exigencia para seguir construyendo un cuerpo normativo que combata la discriminación de cualquier tipo; que proteja los derechos humanos, que resguarde la diversidad y que lo haga con celeridad.

De Gilberto Bosques Tistler dijo que es un ejemplo que “nos impulsa a coincidir en la diversidad, para seguir construyendo el marco jurídico que brinde certeza y justicia a quienes la reclaman. 

E insistió: “La realidad es que en México en muchas ocasiones parece que la justicia se olvida o ha sido la gran olvidada, ya sea por falta de medios materiales o de recursos económicos, o por una cuestión de organización dentro del aparato jurisdiccional, o por el aumento de la interposición de procedimientos; y lo más grave, por la enorme corrupción que permea en los tribunales locales, las fiscalías y los ministerios públicos.

Lo cierto es que nuestra justicia se ha caracterizado por presentar retrasos alarmantes. 

Este escenario recurrente está socavando nuestro Estado de derecho, menguando los derechos y las libertades de la población y reduciendo los estándares de la competitividad en nuestro país.

Agregó que la justicia no debe ser para unas cuantas personas sin erigirse como una auténtica necesidad y un legítimo derecho de todas y de todos.

Luego habló de democracia, donde urge construir un Estado de derecho robusto, firme, en el que las leyes sean eficaces, observadas y aplicadas; que den certeza jurídica en el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las responsabilidades, en el marco de una auténtica división de poderes, en el que cada uno de éstos goce de independencia. 

Resulta difícil aceptar que a 77 años del holocausto el antisemitismo y otras ideologías xenófobas estén reviviendo en el mundo. Frente a las injusticias y a las tropelías, no podemos actuar con neutralidad ni con tibieza; tampoco de manera tardía. 

Reflexiono al señalar que el filósofo Karl Popper, se pregunta si debemos tolerar la intolerancia; su respuesta fue un no contundente. Y aseguró que, si extendemos la tolerancia ilimitada, aún aquellos que son intolerantes, si no nos hallamos preparados para defender una sociedad tolerante contra las tropelías de los intolerantes, el resultado será la destrucción de todos, y junto con ellos de la tolerancia. 

Antecedentes 

El Holocausto no solo afectó profundamente a los países donde se cometieron crímenes nazis, sino que también repercutió en muchos otros lugares del mundo. Siete decenios después de los hechos, los Estados Miembros comparten la responsabilidad colectiva de abordar los traumas remanentes, mantener medidas que permitan una conmemoración eficaz, cuidar de los lugares históricos y promover la educación, la documentación y la investigación. Esta responsabilidad obliga a educar sobre las causas, las consecuencias y la dinámica de tales delitos, así como a fortalecer la resiliencia de los jóvenes contra las ideologías de odio. Debido a que los genocidios y otros crímenes atroces siguen ocurriendo en varias regiones del mundo, y como estamos presenciando un aumento mundial del antisemitismo y de los discursos de odio, esto nunca ha sido tan relevante

Para conmemorar el 77° aniversario de la liberación del campo de concentración y exterminio de la Alemania Nazi de Auschwitz-Birkenau, la UNESCO organizará una serie de eventos. Debido a las restricciones sanitarias, y para llegar a un público mundial, la mayoría de los eventos tendrán lugar en línea. 

La ceremonia conmemorativa de UNESCO,  se llevará esta tarde de 6 a 7 p. m.;  incluirá declaraciones de alto nivel del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, S.E. Sr. Olaf Scholz, Canciller Federal de la República Federal de Alemania, y S.E. el Sr. Isaac Herzog, Presidente del Estado de Israel, y el Sr. Piotr Cywiński, Director del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, música desde la Sede de la UNESCO de Renaud Capuçon, violinista de renombre internacional y Artista por la Paz de la UNESCO, acompañado por el pianista Guillaume Bellom, y oraciones tradicionales de la cantora y mezzosoprano Sofia Falkovitch del Mémorial de la Shoah.

Comment here

Accesibilidad