Gloria AnalcoUncategorized

Salinas de Gortari abrió el debate con AMLO. ¿Le entrará el tabasqueño?

829 Vistas

Escaramuzas políticas

López Obrador puede aprovechar para dejar en claro que sus propuestas son viables

Gloria Analco

SemMéxico, 31 enero 2018.- Carlos Salinas de Gortari, en su última aparición pública, ha tratado de dejar el listón muy alto a los aspirantes presidenciales, pero con clara dedicatoria a Andrés Manuel López Obrador.


No en vano ha señalado -en un artículo publicado en el diario español El País- la exigencia que tienen los aspirantes de cumplir “un perfil muy completo”, pero con especial tendencia a favorecer a los tecnócratas.


A AMLO se le ha presentado ahora la oportunidad que había estado demandando, desde tiempo atrás, de sostener un debate con Salinas de Gortari, más recientemente el 15 de diciembre de 2016, cuando se negó a debatir con los presidentes del PRI y del PAN, Enrique Ochoa y Ricardo Anaya, respectivamente.


El precandidato de MORENA insistió en esa ocasión, en entrevista con Joaquín López-Dóriga, que sólo debatiría con Carlos Salinas de Gortari por ser “el jefe de la mafia en el poder”, calificando a los dirigentes partidistas, incluso a Alejandra Barrales, dirigente del PRD, como “correas de transmisión, por decirlo amablemente”.


En esa oportunidad, López Obrador dijo que Salinas de Gortari era “el padre de la desigualdad moderna” que padece el país, y que por esa razón “sería histórico debatir con él”.


Ahora que el expresidente ha vuelto a salir al ruedo para tratar de asestar algún fuerte golpe a sus enemigos –luego de prolongados silencios- se le ha presentado la oportunidad a AMLO de entrar a un debate con él que haría verdadera historia.


En sus meteóricas apariciones públicas, Salinas de Gortari se ha pronunciado en contra del populismo, del que es acusado AMLO, pero también contra el neoliberalismo, del cual el expresidente ha dicho que “no ha solucionado nada”.

Antes de terminar su artículo, Salinas de Gortari carga la mano a AMLO, a quien, sin mencionarlo, acusa de “inventar soluciones falsas o simples”, sumándose a la campaña montada en contra del líder de MORENA, con la cual se pretende poner en duda la viabilidad de sus propuestas.


¿Se achicará AMLO porque ve que el peligro es grande? Por lo pronto, al ser abordado sobre el tema, a botepronto ha dicho que prefiere no responder las preguntas de Salinas para “no engancharse con una publicación que será olvidada mañana”.


No por ello la invitación deja de ser tentadora, a la vez que la oportunidad para que AMLO, de manera muy amplificada, pueda dejar en claro que sus propuestas son viables y responden a los retos de transformación de los que habla Salinas de Gortari en su escrito.


Tampoco deja de ser un gran riesgo tomarle la palabra por la manipulación que de las respuestas de AMLO seguramente harían los grandes medios de comunicación, más viendo el manejo maniqueo que esconden las preguntas del expresidente.


Tal vez hace bien AMLO en concretarse a llamar “fanfarrón” a Salinas de Gortari y señalarlo como ávido de protagonismo político, cosa que a nadie le resulta alejado de la realidad.


Lo más sorprendente de los comentarios que emite, vía preguntas, es que Salinas de Gortari está demandando un estadista de la talla de Vladimir Putin, quien ha sabido hacer paros de muy alto nivel al Imperio estadounidense.


Los asuntos que el expresidente plantea invariablemente remiten a su sexenio, del cual entregó muy malas cuentas, pero su actuación como político no llegó solamente hasta ahí. Él ha tenido una poderosa influencia en los acontecimientos políticos y económicos que se han sucedido hasta nuestros días, sin que el país haya podido hasta la fecha levantar cabeza.

Salinas de Gortari se equivoca muy gravemente cuando asegura que México está inmerso en la geopolítica, pues nuestro país no pinta ni como líder de América Latina, donde juega un papel muy secundario y es identificado como el más ferviente seguidor de las políticas neoliberales de Estados Unidos.

Implícitamente sacraliza al tecnócrata, personificándose como tal por el contenido de las preguntas que formula y que indirectamente se las quiere achacar “al menos a un sector de lectores informados”, porque podrían estar en su boca, según él, para disfrazar que se está entrometiendo en la política nacional.

Presume grandes cambios del Poder en EE.UU., divisiones en los dos grandes partidos de ese país y un galopante proteccionismo que lo caracterizará en el futuro, con repercusiones en México, dando lugar a que sólo un tecnócrata podría lidiar con eso.

Entresacando de aquí y de allá de sus preguntas, cuesta trabajo inferir cuál es la propuesta suya, pero sí proyecta la amplia visión que debe poseer un estadista de estos tiempos, ¿de la talla de Enrique Peña Nieto?, uno se pregunta.

Salinas de Gortari, sin pudor, le ofrece ese marco al asegurar que la economía mexicana tiene perspectivas de crecimiento alto y sostenido “gracias a las grandes reformas emprendidas por el actual gobierno de México”, concediéndole un gran peso al neoliberalismo, modelo en el cual están inspiradas.

Habla como una realidad de un Estado mexicano “fuerte y respetado en el ámbito internacional”, deslizando la enorme responsabilidad en el futuro presidente de mantenerlo en esa condición, lo cual invita a la sorna.


Reconoce que el neoliberalismo deja a la ciudadanía desarticulada y a merced de los abusos del mercado, sólo eso sobre el gran mal moderno, y advierte sobre los peligros de una especie de socialismo de Estado, montándose en la campaña contra AMLO de que busca secundar el modelo venezolano, algo muy lejano a la realidad.

Salinas de Gortari dice apoyar el liberalismo social, y habla de dar paso a una nueva hegemonía de justicia y soberanía, pero sin plantear las ideas centrales que podrían dar lugar a eso.

También se expresa a favor de trazar una nueva ruta, sin delinearla, se la deja a los aspirantes, a quienes invita a instrumentar innovaciones ante los nuevos retos.

Claramente se ve que escribió el artículo para fastidiar la candidatura de Andrés Manuel López Obrador en el entorno internacional, donde ha visto reacciones muy favorables a su posible investidura.

gloriaanalco@gmail.com

Comment here

Accesibilidad